Menú

Movilización en las redes sociales por la luz del colegio Rafael Bravo

La AMPA anima a las familias a reclamar el suministro eléctrico definitivo, mencionando tanto a la Consejería de Educación como al Ayuntamiento como partes implicadas

09 mar 2022 / 12:28 h - Actualizado: 09 mar 2022 / 12:31 h.
$hmKeywords_Schema
  • Colegio Maestro Rafael Bravo Martín, de Alcalá del Río. (Foto: Francisco J. Domínguez)
    Colegio Maestro Rafael Bravo Martín, de Alcalá del Río. (Foto: Francisco J. Domínguez)

La reclamación sobre el suministro eléctrico presentada por la Asociación de Madres y Padres (AMPA) Asunción, del colegio Maestro Rafael Bravo de Alcalá del Río, tanto a la Consejería de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento alcalareño, no ha surtido efecto. A pesar de este trámite, previo a la interposición de un recurso contencioso-administrativo, desde la administración no se ha culminado la gestión y el centro continúa funcionando con luz provisional de obra. Es por ello que, además de la judicialización del asunto, la AMPA retoma las movilizaciones, empezando por las redes sociales.

En una campaña iniciada este miércoles, la asociación escolar pretende mostrar la problemática que la falta del contrato y el suministro definitivo supone para el centro. Para ello, desde la AMPA se invita a las familias a lanzar en las redes sociales sus peticiones para que las distintas administraciones competentes completen la tramitación para dotar de suministro eléctrico definitivo al colegio. “¿Y tú? ¿Cómo pedirías a los distintos organismos que den luz definitiva al cole?”, preguntan.

Piden mencionar a las partes implicadas para que les lleguen las reclamaciones

Del mismo modo, se pide que se compartan en las redes sociales las respuesta para darle visibilidad al tema, y que se etiquete tanto a la Consejería de Educación y Deportes como al Ayuntamiento de Alcalá del Río, al consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, y a Manuel Cortés, director general de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) – el ente de la administración autonómica para la gestión de las infraestructuras educativas –.

Según señalan desde la AMPA, “aquí somos de extremos, frío o calor”. Con el invierno ya en salida y la primavera en puertas, “con luz de obra no montarán las máquinas que tenemos compradas”, en referencia a los aparatos de aire acondicionado para refrigerar las aulas. “Han pasado mucho frío, y ahora van a pasar calor si no unimos nuestras fuerzas”.

Activación de las familias frente a la pasividad de la administración

Poniendo el foco en los alumnos, desde la asociación se apela a la protesta. “Alza tu voz y que oigan los que no quieren hacerlo”, expresan. Pretenden así mostrar que el problema afecta a toda la comunidad escolar y que es necesaria la unión de las familias. “Sube tu mensaje desde el sillón, desde la cola del súper o desde donde quieras, pero hazlo”, reclaman para conseguir la adhesión. “Por ellos – los escolares – que son los que pagan la pasividad de otros. ¡Qué no paguen la nuestra!”.

La falta de suministro eléctrico definitivo es un problema que arrastra el colegio desde su inauguración y que conlleva tanto que la climatización del centro – con el problema añadido del funcionamiento irregular de la caldera – no se pueda llevar a cabo de forma eficiente. Igualmente, otras infraestructuras necesarias no puedan ponerse en marcha, como el ascensor, quedando de este modo comprometida la accesibilidad del edificio.

El nuevo edificio del colegio Maestro Rafael Bravo Martín entró en funcionamiento en septiembre de 2020 como centro de tipología C2, con dos líneas por nivel, lo que no solucionaba los problemas de espacio del anterior edificio, aunque la ampliación con la tercera línea ya está incluida en el Plan de Infraestructuras de la Junta de Andalucía para el periodo 2020 – 2027.

Tras su construcción y ya funcionado, el colegio fue recepcionado en abril de 2021 haciéndose constar que el centro de transformación – necesario para el suministro eléctrico definitivo – aún no había sido legalizado. A pesar de los distintos contactos y gestiones realizados por la AMPA, las movilizaciones e incluso apelar al Defensor del Pueblo andaluz, el colegio sigue funcionando con luz de obra y una potencia insuficiente para las instalaciones.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos