Menú
In fraganti

Super-Mario Conde o el ángel caído

El ex banquero gallego frecuenta Sevilla, pero no jubila su ego. Merodea el populismo ultraconservador, salpica culpas propias y victimismos al ‘sistema’ que le enriqueció

Juan-Carlos Arias jcdetective /
12 nov 2022 / 05:31 h - Actualizado: 12 nov 2022 / 05:37 h.
"IU","Podemos","PP","PSOE","Libros","Arte","Historia","Ciudadanos","Finanzas","El tiempo","Corrupción","Vox","Historia","Formación","Hacienda","Refugiados","ERE","Abengoa","In fraganti","Guardia Civil","Abogacía"
  • Fotos: Andalucía Viva
    Fotos: Andalucía Viva

El poderoso bipartidismo español (PSOE y PP) nunca deja de afilar sus cuchillos. Quienes se mueven de esa foto, Arfonzo Guerra dixit, los ventilan al grupo mixto del Congreso.

Ahí van, derechitos, Ciudadanos (Cs), se postulan Podemos-IU-Verdes-Mareas-Compromis-Comunes-Adelante Andalucía (sic) y es bienvenido el disenso con acta parlamentaria de Vox. El tiempo dirá sobre nacionalismos vasco, catalán y gallego, localismos con partido o ex etarras.

En Andalucía el poder absoluto durante décadas al PSOE les hizo pensar que era vitalicio, como en Madrid o Galicia le ocurre al PP. La mayoría que arrasó en las urnas andaluzas este 2022 esperemos no hagan rodillo aunque el PP del arrase no reclama en sumarios de los ERE reembolsen lo malversado.

Aliados, antes, PP y Cs se maquilló la ‘administración paralela’ con auditoras norteamericanas evitando calambrazos de enchufes. Y tapó la pata negra de la RTVA-CSTV con más propaganda, jubilados buscando pareja o concursos pro-talento del show-business, no del arte y la cultura que hay de sobra en Andalucía.

Moncloa -nos tememos- indultará al dúo Chaves-Griñan y escoltas (Zarrías, Aguayo, Fernández, Barberá, Márquez, Rodríguez y Serrano).

Mientras, la Justicia prejubila a sus mejores juristas, se pasan a la abogacía, o diluye piezas de los ERE y Cursos de Formación entre tumbas, defensas cicateras, dilaciones buscadas o carpetazos escandalosos como el de ISOFOTÓN Ojito, ahí no se justifican muchos millones ‘perdidos’ de euros ni serán plantilla 57 altos cargos de la Junta de Andalucía (etapa socialista) de investigados, entre ellos tres ministros de Pedro Sánchez (Luis Planas, Mª Jesús Montero y Teresa Ribera).

Conde, abogado de pelotazos

Su despacho de Abogado del Estado a Mario Conde le quedó corto. Se aplicó al negocio privado y tuvo éxito. Y creyó, quizás, que dinero equivalía a poder. Por eso lideró BANESTO, aliado con la mayoría aportando ínfimo accionariado. Antes vendió un laboratorio, Abelló, a precio de pelotazo.

Desde BANESTO oteó la Moncloa. Y chocó con el ‘sistema’. El mismo que encarceló al fallecido Jesús Gil tras mayorías absolutas municipales en Marbella, Estepona y La Línea al exportarlas hasta Ceuta y Melilla. O al inolvidable roteño José Mª Ruiz Mateos, quien logró actas de diputados y europarlamentarios. Gangas bodegueras y ruinas ajenas pagaron su fiesta.

En libros y platós Conde repite una especie de Mantra: el ‘sistema’ -que le aupó y benefició- tuvo servidumbres con partidos políticos, royals y cloacas. Esto lo dice a sus casi 75 años paseándose con un yo-no-fui que cuesta creer. Nos preguntamos si el divo de las finanzas tiene autocrítica. ¿Conocerá el aserto de Unamuno?: ‘...cualquier español necesita cerca un guardia civil, no por lo que pudiera hacer; por lo que piensa..’.

Por eso el Conde-héroe social palpita entre quienes sueñan atracar un Banco arruinando a los accionistas y despidiendo a las plantillas. Las culpas siempre son ajenas, o las tiene algún socorrido muerto. El ‘caso Abengoa’ va por tal senda más silencios y complicidades. Los desvaríos, desde siempre, avalan robar a quien roba: ¿Eso es justicia social?. A los mejor Robin Hood tiene versión andaluza

Dicen que el poderío de Conde se deslizaba desde una logia masónica. Le retornarían el favor con cargos en la directiva y créditos blandos (los que no se devuelven) de BANESTO. Pero parece que el bien común y civismo que ansían los que dan bola negra viró hasta el beneficio particular. Conde, al parecer, acató a Margaret Thatcher cuando proclamó que ‘quien a los 40 años va al trabajo en autobús es un perdedor’. O al Solchaga de gauche divine: ‘...España es el mejor país para hacer millones fácilmente...’

Reivindicarse salpicando

Conde desde Los Carrizos, desde Castilblanco de los Arroyos, Conde intriga lanzando mensajes sobre su supervivencia de millonario. Añora la batuta que tuvo en BANESTO y con el hoy Emérito. Como ese Manolo Prado que se reivindica póstumamente en un libro y dejó el cenizo a su palacete sevillano o el Javier de la Rosa que relame heridas de los dineros huidos de su cartera.

Super-Mario Conde o el ángel caído
Mario Conde saliendo de la Cárcel


Semanas atrás Conde conferenció en el Rotary Club Corporate de Sevilla sobre éticas, del ganador y del perdedor. Le avaló, y consideró rotario honorario, el Presidente de dicho Club. Este es penalista, Luis Romero, Doctor en Derecho y éxito publicitario, provisionando minutas y dando venias. A Conde le arrimaron a Macarena Olona en un almuerzo posterior y en fotos que salpicaron a medios y redes. Olona causa interés sobre sus proyectos tras dimitir de Vox y desertar de sus electores andaluces.

Otros clubs rotarios sevillanos, pues hay 5 más, estrenaron una mayoría de presidentas por primera vez en la historia. Siguen, esos colectivos, con empeños pro comunidad y solidarios, sin dar cancha a bluff de políticos o ex presos. Poca didáctica añade Olona y Conde a la deontología, troncal en Rotary.

A Olona el bipartidismo la ’persigue’, creemos: ¿Hará lo que se intentó con José Enrique Rosendo, un socialista10 que se disfrazó de ultraderechista con jamones subvencionados?. De momento, Olona frecuenta Panamá, donde vivió y murió su padre. Allí ubicó la sede de Fundación Igualdad Iberoamericana, que estaría financiada por magnates que apuestan por una Hispanidad contra la ideología de género.

Pague Mr. Conde

Mario Conde tiene fans, pero difícilmente explica por qué debe más millones, casi 10, a Hacienda. Al respecto echa balones fuera. Una telaraña societaria es ubicua en Centroeuropa desde Castilblanco. Los dineros de Conde estarían refugiados.

Hoy Conde ya convence a poco. Su discurso tiene demasiadas grietas por las conductas ilícitas que registró su trayectoria, no por su palabrería pro víctima del ‘sistema’. Está casi empatado, en heridas que supuran, con el Juez Baltasar Garzón por las buenas. Por las malas con el Comisario Villarejo, el falso detective y Comisario policial que se creyó impune.

La impostura, el golferío financiero, el engaño, populismo de mitin o las medias verdades siguen omnipresentes en el cotidiano político. Los ángeles caídos, quienes tuvieron, mandaron o fueron intentan siempre recuperar su poltrona. Esto es legítimo y hasta aplaudido por minorías ansiosas de supuestas alternativas.

Pero lo que vemos en Vox, Podemos y Ciudadanos o localismos cargados de presente no convence. No es mal menor el bipartidismo, pero con paladines como el ex banquero sería hasta bueno. Nos quedamos con el Mario Conde de Leonardo Padura, menos mal que ni da conferencias, ni debe a Hacienda ni manda en un Banco.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos