Menú
In fraganti

Dr. Javier Criado: psiquiatría soez y Sevilla rancia

Una sentencia venial contra un Psiquiatra sevillano destapa alfombras y abre armarios de la Sevilla más pudiente sobre una cuestionada praxis a la que la Justicia llegaría tarde

Juan-Carlos Arias jcdetective /
30 jul 2022 / 04:00 h - Actualizado: 30 jul 2022 / 04:00 h.
"In fraganti"
  • Javier Criado.
    Javier Criado.

Érase una vez la capital de La Giralda según la relató Santa Teresa a sus monjas castellanas. La describía como la ciudad de María Santísima donde habita el Diablo. Entre 1575 y 1576 la abulense sufrió el calor hispalense y la licencia del pecado.

La Sevilla más profunda-siglo XXI, la del cuchicheo y runrún del ‘sabías lo de...’ conmovió sus cimientos con el Psiquiatra de la pomada. Después, se infló la calumnia y se fragmentaron bandos. El diván de Criado parecía, de pronto, lecho del abuso y agresión sexual. Algo parecido a lo del Arny, caza de brujas, leyendas y listas infames incluidas

Un personaje singular

Javier Criado, de 72 años, sería sevillanista si acudimos al molde descriptivo de Chaves Nogales. Profesional de éxito, se hizo Médico en la hispalense y Psiquiatra en la complutense (Instituto de Investigaciones Neuro-psiquiátricas). En la reputada Clínica López-Ibor, donde los casos difíciles españoles y latinoamericanos tienen cuarto, cama, fármacos y ayuda si el bolsillo familiar es abultado, fue inclusive directivo.

Sabedor que Sevilla es barroca y piano con muchas teclas, Criado perfiló su labia y recursos. Habló en la radio, escribe artículos para la sevillanía DTV (de toda la vida) y un libro revelador (Sevilla en el diván, Almuzara). Se hace sevillista y hermano mayor de una cofradía pascual. Además, logra ser útil a los más pudientes y una Diócesis donde crujen armarios y expulsa con paradojas de traca Que se lo digan al ex párroco Jesús Donaire, también biógrafo del Beato y Cardenal Spínola, fundador de este periódico decano hispalense

Lo mejor de Criado, según refieren a quien les escribe, es que calcula con oficio el saber estar: dónde, cómo, con quién y para qué. De lo que ocurría en su afamada consulta de psiquiatría poco se sabía. Un leve runrún. Su efusividad con las mujeres iría al más allá. Lo normal, vaya, para un hombre casado, padre de familia numerosa, maduro, respetado y querido por la Sevilla DTV. La que calla ante ciertos escándalos de familias-bien y es muda ante el Caso Torreblanca, el Arny, Los Galindos o el crimen de las estanqueras, cuando el garrote vil mató a varios inocentes por ejemplaridad.

Denuncias mil

Varias sevillanas VIPs denuncian abusos sexuales ‘de lustros’ en la consulta del Dr. Criado. Principiaba el siglo XXI. Entonces, Matilde Solís [aristócrata afincada en Madrid, ex esposa del actual Duque de Alba] ‘...merendando con unas amigas en Sevilla....’ palpó ‘...lo que se dice estos días del Dr. Criado...’ Y publicó en Facebook que ella también, que se une al ‘me too’.

No parece discutible la credibilidad de mujeres vulnerables. Las que acuden al Psiquiatra ante la depresión, el luto patológico, la enfermedad incurable, los conflictos irresolubles, los divorcios traumáticos, las tentativas de suicidio o los despidos

Las denuncias contra Criado se amontonan en el bufete de Inmaculada Torres, ex jueza y fiscal sustituta (es decir, no aprobó las duras oposiciones para la magistratura). Habían graves acusaciones creíbles, pero databan de muchos años atrás. Ese totum revolutum adopta una estrategia de visibilidad y se organiza un colectivo-plataforma de afectadas (Véritas). Se dirigen, las denuncias, hasta al Colegio de Médicos y OMC (Comisión Deontológica) por mala praxis y al Palacio Arzobispal con vía del Vaticano.

La torpeza, ante –supuestos- hechos de Código Penal, acaba en Fiscalía. Pero llegan a la puerta trasera. El lento proceso judicial archivó o prescribió la mayoría de denuncias. Otras repetirían identidad. Mientras, el Dr. Criado, con calvario y todos sus avíos, denuncia una –socorrida- conspiración mientras asusta con querellas-vacuna en pro de su honra tras el escándalo.

La defensa del Psiquiatra esquivó el chaparrón con el paraguas del Bufete Baena Bocanegra. Es despacho donde no gastan nada en publicidad, patrocinios formativos o paga desayunos a oportunistas. Ni tiene web, ni logo ni ‘ficha’ a magistrados. Su clientela hace cola desde el trullo o acusada de lo peor. Sería, este Bufete, la UVI de los malos que tienen parné.

La sentencia

Tras superar obstáculos de toda índole, trucos procesales, tejemanejes de penalistas y el dije sobre el Diego el pasado diciembre el Juzgado Penal nº 6 de Sevilla acogió en el banquillo al Psiquiatra Criado. Su primer apellido sería virtual. Al ego no le gustan los amos.

Su Señoría necesitó ocho meses para elaborar la sentencia, tras lustros de impaciencia. La Jueza condenó al Psiquiatra a un año de cárcel más 5.000 euros y orden de alejamiento por dispensar a una sola ex paciente un trato ‘...inapropiado, soez y humillante...’. Fiscalía pedía el doble de cárcel, dos años, más 6.000 euros indemnizatorios; la acusación particular muchos más: 30 meses de cárcel sobre iniciales 14 años y medio de prisión más 40.000 euros por daños

Algunos hechos probados de la sentencia son perlas finas: desde la frase de Criado: ‘...esta loca no se cura...’ hasta invitar a su paciente a frecuentar partidos del Sevilla sobre los –para ella- terapéuticos del Betis. Señorío sobre criaturitas ‘histriónicas’. Obviamos citas en sentencia a los órganos sexuales nacidas de la boca del Psiquiatra. Serían impropias a la práctica médica de alguien que acató el Juramento de Hipócrates. Nos preguntamos, entonces: ¿de ahí viene la hipocresía?.

¿Qué pasará?

La realidad arrollará cualquier lógica. En cualquier país del mundo ‘civilizado’ a un Psiquiatra como Criado la licencia le duraría poco, de ser verdad sus palabras y su ‘heterodoxo’ proceder profesional, por usar un eufemismo. La epidérmica Justicia, las varas deontológicas del Colegio Médico [al Dr. Lara le suspendieron, fulminantemente, de ejercicio sólo por informaciones periodísticas y no tener amigos en la directiva de tan ‘Ilustre Colegio Oficial’, la Pasión vaticana del Palacio Arzobispal y la Sevilla DTV obraron todo un milagro.

Con 72 años, y sin antecedentes penales, el Dr. Criado no pisará la cárcel. Jamás pedirá perdón, nos tememos. Si además se recurre la sentencia, algo en lo que estaría el penalista Enrique del Río, pasarán años y años hasta su firmeza. Para que la Audiencia ratifique, amplíe o reduzca la condena sumamos 2/3 años. Si no gusta, siempre habrá algún motivo de casación en el Tribunal Supremo, cuya sentencia demoraría muchos más años, mínimo 4/5.

Item más. Si el Supremo no está a la altura de lo que interese al Dr. Criado para su mancillada honra profesional el Tribunal Constitucional amparará el pisoteo de algún artículo de la Carta Magna. Al final, siempre quedará Estrasburgo. Allí hay un Tribunal paneuropeo que, a veces, da alegrías a los buenos, más veces a los malos. O sea, el Dr. Criado poco debe temer de la Justicia. Una vez más, los humanos reprochamos muy mal a la Verdad. Ser trasgresor y tener dinero refuerza la libertad en España, donde es negocio y ahorra pagar penalistas de UVI, auditores ‘a la carta’ o comprar peritos.

De otro lado, la Sevilla rancia pudo, sin saberlo, a la DTV. Los rezos esquivan cárcel, el parné indulta en cielo y tierra. Descubrimos, además, que la psiquiatría soez tendría embajada hispalense según una Jueza. Quienes quisieron curarse en un diván se quedaron tiesas y mucho peor. Iban mal, o cuerdas, y salieron abusadas. Y su Psiquiatra de rositas. Eso sí ‘toda Sevilla sabe que Criado es un presunto abusador y al final ha caído’ según sentenció la abogada Inmaculada Torres. La frase pide mármol.

Hay, en la antigua Híspalis, muchísimos psiquiatras de diez, que curan y conducen las patologías de la azotea humana. Hay muchos más médicos, la inmensa mayoría, que avalan con su excelencia profesional al mejor Hipócrates. Hay abogados, según constatamos en el caso Dr. Criado, para cualquier entuerto. Las luces y sombras, al cabo, de la Psiquiatría es otra historia. La leerán en #Infraganti https://elcorreoweb.es/in-fraganti


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos