martes, 18 febrero 2020
Real Betis

Rubi empieza a dar con la tecla

“Queda trabajo, pero estamos en el camino”, dijo el técnico bético sobre la evolución y la imagen de su equipo tras la victoria ante la Real Sociedad (3-0)

20 ene 2020 / 12:12 h - Actualizado: 20 ene 2020 / 12:25 h.
"Real Betis","Rubi"
  • Los jugadores del Real Betis celebran su tercer gol ante la Real Sociedad. / EFE
    Los jugadores del Real Betis celebran su tercer gol ante la Real Sociedad. / EFE

El Betis dejó con su triunfo ante la Real Sociedad (3-0) la tarjeta de visita de un fútbol asentado, solvente y brillante en muchas fases en la apuesta de Rubi, además de las personales del canterano Édgar González, Carles Aleñá en su debut como titular en el Benito Villamarín y Borja Iglesias cerca de su mejor versión, entre otras muchas.

Le ha costado a Rubi macerar su proyecto, con partidos en los que se ha entrevisto y otros en los que su puesto ha llegado a estar en juego, aunque el de Vilasar de Mar, por lo visto en los últimos encuentros, parece haber dado con la tecla del equilibrio y superado el lastre defensivo que tantos quebraderos de cabeza le ha dado desde que llegó al Betis.

Con 27 puntos en undécima posición, a cuatro de los puestos europeos que marca la Real Sociedad, a la que ayer le ganó el coeficiente particular, Rubi afronta un calendario exigente con una eliminatoria copera ante el Rayo Vallecano el jueves y dos salidas a Getafe y Éibar antes de volver al Villamarín el 9 de febrero ante el Barcelona de Quique Setién.

La sombra del cántabro ha planeado sobre la apuesta de Rubi hasta que éste ha logrado consolidar su modelo de juego, lo que ilustró con su lectura del triunfo ante el conjunto donostiarra y la imagen de solvencia dada por los suyos ante uno de los que se presumen rivales directo en la lucha por los puestos europeos.

"Queda trabajo, pero estamos en el camino", dijo sobre la evolución y la imagen de su equipo Rubi, quien apostó por "ir ganando terreno" en su convicción de que "el equipo tiene que ir para arriba sabiendo que es muy largo" y que, "aunque haya algún pinchazo", se está "a tiempo de todo".

En la mejora del juego bético han tenido mucho que ver nombres propios que han presentado sus cartas credenciales en esta fase de la temporada, como son los casos de Édgar González, Carles Aleñá, cedido por el barcelona hasta el final de temporada; y el 'Panda' Borja Iglesias en la versión más cercana a la que tuvo en el Espanyol.

A sus 22 años, Édgar, hijo del delantero del Espanyol de la década de los noventa Lluis González, ha dotado de consistencia el entramado defensivo del Betis desde el eje de la defensa o en el mediocentro, donde será alternativa o competencia del argentino Guido Rodríguez, última incorporación bética procedente del América de México.

El Betis ha ganado en todos los partidos en los que ha jugado el espigado (1,93 metros) centrocampista de San Joan Despí (Valencia, Athletic de Bilbao, Antoniano, Portugalete y Real Sociedad) y él, el margen para seguir contando para Rubi en la fase decisiva de la temporada.

Otro nombre propio es el de Borja Iglesias, uno de los fichajes estrella de la temporada y que ha tardado en adquirir el nivel que alcanzó en el Espanyol, lo que también ha coincidido con el buen momento de forma y acierto goleador del canterano Loren Morón (8).

Autor del tanto que abrió la lata en la victoria ante la Real, el 'Panda' lleva tres goles, aunque su aportación es creciente en el juego atacante, la presión alta que busca Rubi y en su alternancia silenciosa junto a Loren en el eje del ataque bético, no en balde el punta canterano fue el autor del pase kilométrico al hueco que dio origen al tercer gol al de los de Imanol Alguacil, que se fabricaron entre Andrés Guardado y Sergio Canales.

También, junto a la solvencia probada y aquilatada de los Joaquín -siete goles-, Guardado o Canales, presentó tarjeta de visita Carles Aleñá, llamado a jugar un papel determinante en la creación de juego y la mediapunta del Betis junto a nombres como Fekir o William Carvalho.

En la fase final de la recuperación de una operación de hernia discal que lo tiene en el dique seco desde octubre, Carvalho se liberará de corsés defensivos y desempeñará labores más adelantadas y de creación, las que hace en la selección de su país, a lo que contribuirá la aportación defensiva de Guido Rodríguez y del canterano Édgar González: el hueco por el que tanto se le ha ido al Betis de la primera vuelta.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016