jueves, 17 octubre 2019

Del Nido: «No quiero que el Sevilla que construí quede destruido»

El Sevilla aprueba el reparto de dividendos entre sus accionistas. El expresidente se opone porque «el dinero, mejor para quedar cuarto, construir un estadio, innovar, devolver dinero a los abonados y regresar al modelo de fichajes que tanto nos dio»

11 dic 2017 / 20:57 h - Actualizado: 11 dic 2017 / 21:08 h.
  • Del Nido, en la Junta General. / Manuel Gómez
    Del Nido, en la Junta General. / Manuel Gómez

Otro de los puntos del orden del día era el reparto de dividendos, cuestión previa obligatoria al de fijar un sueldo para el presidente José Castro. El consejero Villanueva lo justificó así: «De los 23,4 millones de beneficios, una vez destinada una parte a reserva legal, se propone repartir 1.552.000€ como dividendos entre los accionistas. Según la ley los socios tienen derecho a separarse de la sociedad si no se distribuyen beneficios en un determinado plazo. El Sevilla nunca lo ha hecho y queremos otorgar a los accionistas el derecho a participar de los beneficios de la sociedad. Somos muchos accionistas, la inmensa mayoría, minoritarios: casi 10.000 con menos de diez títulos. Tenemos un accionariado de base muy extenso y hablamos de repartir sólo el 1% de los ingresos del club entre los accionistas».

Del Nido explicó los motivos por los que se opone: «Voto que no pese a ser el mayor perjudicado por ello. Sin demagogia: ese dinero lo dedicaría a construir un nuevo estadio con 60.000 asientos y de cinco estrellas. Cuando estaba yo el consejero de instalaciones era el señor Castro. Pero es que además sí me acordé de esto, pues se hizo un proyecto para ello y ahí está. Ese dinero se debe devolver a lo que los abonados han pagado de más con el precio de los abonos. Ese millón y medio debería destinarse a innovar, cosa que no han hecho en nada. Trasladaría las oficinas, por ejemplo, a la ciudad deportiva. Yo no presentaría 23,4 millones de beneficios cambiando el modelo de fichajes, que es lo que nos ha dado éxitos. Porque se ha cambiado, se ha apostado por fichar más viejos que jóvenes. Ese dinero se debe destinar íntegramente a luchar por la cuarta plaza, lo que no sería un éxito, sino una obligación por presupuesto. Que no lo vendan como un éxito. No a los dividendos y sí a tratar los temas profesionales, para que haya gente que entre en el vestuario con autoridad. Debemos ser pioneros en el fútbol español y a ello hay que dedicar todo. Hoy nos dirigen los mismos que a finales de los noventa nos descendieron dos veces y no quiero que se destruya lo que construí».

Agustín Martínez también volvió a la carga contra José Castro: «Repartir dividendos es para que usted se ponga un sueldo, y que usted se ponga un sueldo quizás sea para evitar que se haga transferencias a su empresa a cargo de las cuentas del Sevilla, como una de 50.000 euros, como así piensa el señor que usted tiene sentado a la derecha (en referencia a José María Cruz). Y todo esto que digo está grabado en varias conversaciones que usted ha mantenido, por ejemplo, con Carrión, al que le dijo que mejor un sueldo que no llevárselo por detrás. No tengo miedo a demandas».

LA RESPUESTA DE CASTRO Y LA APROBACIÓN.

Castro le respondió al expresidente que «el equipo se reforzará en todos los casos, que seremos sensibles a los abonados y a lo que pagan, que seguiré entrando en el vestuario, porque entro y salgo todos los días. Todo lo que hagamos estará mal sencillamente porque no lo hace usted».

El reparto de dividendos se aprobó con el siguiente resultado: 55.58% a favor y 44.25% en contra.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016