Menú
miércoles, 28 septiembre 2022

Que nadie dé nunca por muerto al Sevilla (1-2)

El equipo de Montella da un gran paso hacia las semifinales de la Copa tras firmar su mejor partido del curso ganando al Atlético en el Metropolitano tras remontar un marcador adverso

17 ene 2018 / 20:10 h - Actualizado: 18 ene 2018 / 13:00 h.
"Crónica Sevilla"
  • Correa celebra el 1-2 en el Metropolitano. / Efe
    Correa celebra el 1-2 en el Metropolitano. / Efe

El Sevilla se levantó de la lona en la que estaba noqueado sin visos de reaccionar a corto plazo protagonizando su mejor partido de la temporada. Un partido en el que dio la cara de principio a fin y que terminó ganando demostrando coraje y orgullo ante un Atlético tan armado hasta los dientes como poco ambicioso. El tanto inicial de Diego Costa en el minuto 73 cuando las espadas estaban en todo lo alto tuvo réplica con dos zarpazos: el primero, de Jesús Navas con un centro envenenado que Moyá transformó en gol (80’); y el segundo, con otro de Correa. El joven argentino, que había desperdiciado una ocasión clarísima en la primera parte, aprovechó un pase de Ben Yedder para exprimir su velocidad, colarse entre los centrales y poner la eliminatoria al rojo vivo (88’).

El gol de Correa resumió lo que fue el equipo de Vincenzo Montella: persistir, creer y persistir hasta recoger el premio que este Sevilla sí mereció. Su victoria, en un campo donde sólo ha ganado el Chelsea, supone un golpe sobre la mesa y debe convertirse en ese punto de inflexión que la afición espera. El Sánchez-Pizjuán vivirá el próximo martes todo un partido con el pase a las semifinales de la Copa del Rey en juego. Casi nada. Y este Sevilla se ha ganado un voto de confianza cuando peor lo pasaba. Nunca se puede dar por muerto a un equipo al que no le queda lejos el sello de campeón que paseó; con otros jugadores, sí, pero en una entidad que debe imprimir ese espíritu.

El Sevilla salió con determinación, sin complejos y ganas y no sólo dio la cara sino que incluso tuvo ocasiones claras para poner en jaque al Atlético mucho antes del final. Hasta siete novedades introdujo Montella en su alineación respecto al pasado domingo, con Escudero, Corchia, Nzonzi, Correa, Franco Vázquez, Sarabia y Muriel tomando el testigo de jugadores como Jesús Navas, Nolito, Pizarro o Ben Yedder, hombres de peso que, sin embargo, se quedaron inicialmente en el banquillo.

No tardó el Sevilla en demostrar sus ganas. Bien plantado, triangulando y con velocidad, dispuso de hasta cinco ocasiones para marcar antes del descanso. Primero avisó Vázquez con un disparo desde la frontal del área que se marchó fuera (3’). Le siguió otro de Sarabia con la pelota desviada por poco (9’). Respondió el Atlético con un cabezazo a gol de Diego Costa anulado por falta de Griezmann a Sergio Rico (13’). Poco después, el hispano-brasileño firmaba otro cabezazo al que el portero respondía con un paradón (19’).

Parecía que el Sevilla había perdido el control, pero no fue así. Los nervionenses se sacudieron el susto y tuvieron ocasiones más claras si cabe. Correa, en un mano a mano con Moyá tras un contragolpe que no logró ganar (27’); una nueva jugada en velocidad en la que el argentino centró a las manos del portero con sus compañeros llegando (37’); y un disparo de Escudero que Moyá repelió con un paradón junto a la escuadra (41’) metieron el miedo en el cuerpo a un Atlético donde Vitolo no fue el Vitolo esperado y Griezmann fue anulado. Nadie salvo Diego Costa –lo intentó con un nuevo remate, por bajo, bien repelido por Sergio Rico (39’)– inquietó más de la cuenta a un Sevilla en el que todos arrimaban el hombro.

Volvió a aparecer el de Montequinto para despejar providencial un centro con todo a favor para Costa tras el descanso, sin Vitolo, sustituido por Correa. Tocaba seguir apretando los dientes, aunque la insistencia del hispano-brasileño tuvó premio tras la enésima jugaba a balón parado. Una falta lateral le permitió cazar un rechace y marcar de disparo cruzado (73’).

Lejos de hundirse, el Sevilla, con un gran Banega, tiró de orgullo y fuerzas. Escudero tuvo el empate con un disparo desviado (74’) pero fue Jesús Navas –entró por Vázquez– quien recogió la recompensa al trabajo del equipo. Lo hizo con un centro en el que la pelota rozó en Lucas y Moyá, en su intento de despejar, la introdujo en su propia portería (80’). Todo un zarpazo después de haber resoplado poco antes en un despeje de Lenglet al poste.

Y fue Correa quien dio el subidón al sevillismo con un gol de listo tras un pase de Ben Yedder, que había entrado al campo, para colarse entre los centrales y marcar el 1-2 (88’). Así es el Sevilla.

FICHA TÉCNICA.

1 - Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Savic, Godín, Lucas; Koke (Torres, m. 82), Gabi, Saúl, Vitolo (Correa, m. 46); Griezmann (Carrasco, m. 67) y Diego Costa.

2 - Sevilla FC: Sergio Rico; Corchia (Geis, m. 89), Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Banega; Sarabia, Franco Vázquez (Navas, m. 75), Correa; y Muriel (Ben Yedder, m. 84).

Goles: 1-0, m. 73: Diego Costa, con un zurdazo cruzado tras un rechace en el área. 1-1, m. 80: Moyá, en propia puerta tras un centro de Jesús Navas. 1-2, m. 88: Correa culmina un contragolpe.

Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Amonestó al local Saúl (m. 69) y al visitante Mercado (m. 58).

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 51.643 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de Rubén Panadero Díaz, exjugador del club rojiblanco entre 1973 y 1977 y fallecido el martes a los 72 años.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos