domingo, 19 enero 2020

Un museo como regalo por los 60 años del Sánchez-Pizjuán

El Sevilla recuerda la inauguración de su estadio con un emotivo acto. Castro: «Cuando digo que a los sevillistas nadie nos ha regalado nada lo digo por cosas como éstas». El presidente destaca la intención de convertir el estadio en «uno de los puntos turísticos de referencia de la ciudad»

07 sep 2018 / 13:10 h - Actualizado: 07 sep 2018 / 18:24 h.
"Sevilla FC"
  • José Castro, con Antonio García Guzmán (socio número 1 de la entidad), Marcelo Campanal y Jesús Navas. / Jesús Barrera
    José Castro, con Antonio García Guzmán (socio número 1 de la entidad), Marcelo Campanal y Jesús Navas. / Jesús Barrera

TAGS:

El Ramón Sánchez-Pizjuán celebra este 7 de septiembre de 2018 el 60º aniversario de su inauguración con una buena noticia: la puesta de largo de su museo. Se trata de un viejo sueño que ahora se hace realidad para disfrute de la afición y de todo aquel aficionado al deporte y al fútbol en particular que quiera conocer la historia del club.

El Sevilla recordó aquel día de 1958 con un emotivo acto al que acudieron, además de los integrantes del consejo de administración con el presidente José Castro a la cabeza, numerosas personalidades, entre las que se encontraban Marcelo Campanal, único superviviente del estreno del estadio hace seis décadas; Jesús Navas, capitán del Sevilla actual e historia viva también del club; Eduardo Herrera, presidente de la Real Federación Andaluza de Fútbol; Antonio García Guzmán, socio número 1 de la entidad; o Miguel Ángel Vázquez, consejero de Cultura de la Junta de Andalucía.

Marcelo Campanal, emocionado, recordó su llegada al Sevilla en barco por el Guadalquivir procedente de Avilés. Su paso por el club tras uno previo por el Coria le convirtió en leyenda del mismo y se ganó el cariño y el reconocimiento de la afición. «Estoy muy emocionado por recordar tantos tiempos aquí y saber que soy el único jugador vivo más antiguo del Sevilla. Me acuerdo mucho de Juanito Arza. Era un jugador extraordinario. Es un placer estar aquí. Soy sevillista hasta la muerte. Le estaba contando antes a Navas -sentado a su lado en primera fila- que fui antes capitán de la Selección que del Sevilla. Es un placer saludar a todos mis compañeros y amigos», decía a los presentes.

También tomó la palabra Jesús Navas. «Hoy se cumplen 60 años de la inauguración de nuestro estadio. Aquí se puede decir que he echado los dientes. Recuerdo cuando debuté en Nervión hace casi 15 años con Joaquín Caparrós. Ganamos 3-2. Aquel día me cambiaron en el descanso y comprendí que triunfar en este estadio no es fácil. Aquí he vivido momentos inolvidables e irrepetibles, como aquel día en el que Antonio abrió la puerta de la gloria con un zurdazo. Pegado a la cal de la banda derecha he luchado codo con codo y he crecido junto a un jugador como Dani Alves. Hoy, curiosamente, juego donde él. En esta temporada vamos a luchar y soñar con todas las fuerzas, que nadie lo dude. En este Sánchez-Pizjuán de mi corazón he aprendido que rendirse está prohibido, que nunca hay que dejar de luchar y que los sueños se cumplen, sobre todo si afición y jugadores soñamos juntos», dijo el palaciego.

Por su parte, José Castro destacó lo que representa el Sánchez-Pizjuán para el sevillismo. «El Ramón Sánchez-Pizjuán cumple hoy seis décadas. Y en la entidad celebramos esta importantísima efeméride inaugurando el nuevo museo del Sevilla. Nuestro estadio, como todos saben, es la consecuencia del empeño y la ambición de nuestro presidente eterno, Don Ramón Sánchez-Pizjuán. Don Ramón ideó un gran estadio para que el Sevilla estuviera a la altura de los grandes clubes nacionales e internacionales que construían grandes campos. Sin embargo, la fatalidad impidió que pudiera contemplar su gran obra, pero su gran proyecto se hizo realidad poco tiempo después de su muerte, tal y como prometió sobre su tumba su predecesor Ramón de Carranza. Lo mejor de la historia de este estadio es que los protagonistas, los verdaderos artífices, fueron los propios sevillistas. Muchísimos sevillistas suscribieron obligaciones para construir ese nuevo campo de forma absolutamente desinteresada. Y también muchísimos otros hicieron lo propio cuando en la década de los setenta se cerró todo el graderío. Así somos los sevillistas, exigentes, sí, pero fieles y generosos cuando hay que dar la cara por nuestro club. Cuando digo que a los sevillistas nadie nos ha regalado nada lo digo por cosas como éstas. Los sevillistas costeamos una parte de nuestra casa, los sevillistas siempre hemos estado ahí cuando nuestro club nos ha necesitado», decía.

«El Sánchez-Pizjuán es un templo del fútbol a nivel mundial y eso a los sevillistas nos debe hacer sentir tremendamente orgullosos. Hoy, siendo presidente de esta entidad, puedo decir con alegría que el Sánchez-Pizjuán está más vivo que nunca. Lo demostramos inaugurando este nuevo museo con el que pretendemos hacer del Sánchez-Pizjuán uno de los puntos turísticos de referencia de la ciudad. En este museo los aficionados al fútbol en general, además de los sevillistas, podrán encontrar e interactuar con nuestra historia, pero, sobre todo, podrán contemplar una cosa que sólo se puede disfrutar aquí: cinco copas de la UEFA Europa League juntas. Fíjense, si este sitio es especial», añadía el presidente.

Castro continuaba así su discurso: «En el consejo de administración que presido tenemos claro que el Ramón Sanchez-Pizjuán es y será nuestra casa por siempre, de ahí a que desde 2015 estemos inmersos en un ambicioso plan de reformas con el que pretendemos adecuar nuestro estadio a los tiempos que corren. Poco a poco se van viendo los resultados: nuevas puertas, nueva piel, nueva iluminación, nuevas gradas, nuevos marcadores, nuevos baños, adecentamiento de la cubierta, ascensores... Y ahora nuevo museo. El Sánchez-Pizjuán cumple, sin duda, 60 años en su mejor momento. Y no tengan duda de que cuando llegue a los 70 será un estadio de primerísimo nivel. Los años le sientan de maravilla a nuestro estadio. Y como presidente hoy estoy en el deber, y lo digo de corazón, de dar las gracias a todos aquellos aficionados y profesionales que pusieron su granito de arena para levantar nuestra casa. Muchos de ellos estarán tremendamente orgullosos viendo desde el tercer anillo la grandeza actual de nuestro estadio y el ambiente único que tenemos la fortuna de disfrutar los sevillistas cada vez que nuestro equipo juega en casa», concluía.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016