martes, 22 octubre 2019

Casimiro y las costuras en un duelo desigual

El Real Betis Energía Plus visita al campeón de la Supercopa, ya lanzado tras su crisis del inicio de Liga. La rotación marca las diferencias.

05 nov 2016 / 22:50 h - Actualizado: 05 nov 2016 / 23:01 h.
  • Luis Casimiro, dirigiendo al Baloncesto Sevilla el año pasado en Las Palmas.
    Luis Casimiro, dirigiendo al Baloncesto Sevilla el año pasado en Las Palmas.
  • Casimiro y las costuras en un duelo desigual

Un equipo capaz de sumar 158 puntos de valoración sólo puede tener un plantillón. Si con dos victorias y cuatro derrotas su media es de 95, la sexta de la lista ACB pese a ocupar el puesto 11, es que se trata de un gran equipo. Herbalife Gran Canaria juega en otra liga diferente a la del Real Betis Energía Plus, que necesita de esto último y en cantidades industriales para poder tener opciones de victoria ante el equipo de Luis Casimiro, el entrenador que sacó a flote al Baloncesto Sevilla en las dos últimas temporadas, y que en la presente, apenas unos meses después de llegar a Las Palmas, hacía historia al lograr el primer título para el club amarillo, al estilo de aquel debut con el Manresa, al que hizo campeón de Liga en el 98.

Después de ese éxito descomunal, batiendo al FC Barcelona en la final y al Baskonia en semifinales, al Herbalife le costó entrar en la liga, donde acumuló cuatro derrotas consecutivas, racha que rompió infligiéndole toda una paliza al Fuenlabrada (111-60). Después ganó en una cancha muy complicada como la de UCAM Murcia (57-76) y el pasado miércoles superaba con mucha facilidad en la Eurocup al Lietkabelis Panevezys lituano (86-67, al que dobló en rebotes (42-21).

Así que ya ha tomado velocidad de crucero, y si el Real Betis Energía Plus no está despierto puede sufrir. Esa salida a pista de la semana pasada ante Obradoiro supondría que estaría con toda seguridad liquidado antes del descanso. Tabak tendrá que repartir mucho los minutos entre su corta rotación, con la excepción de Lockett, pilar fundamental dado que es un jugador con un nivel de intensidad superior a todos los demás. Los canarios tienen el tercer mejor ataque de la competición (85), así que gran parte de las posibilidades reposan sobre un ejercicio defensivo bueno y prolongado durante todo el partido. Y, evidentemente, no tener lagunas de muchos minutos en ataque. En definitiva, equilibrio y buen hacer los 40 minutos. Excelencia ante un gran equipo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016