Fútbol

Las dos caras de la moneda

La permanencia del Cádiz y el descenso del Granada fueron los eventos más destacados de la última jornada de Liga, que reflejó los sentimientos opuestos de cada afición

23 may 2022 / 09:52 h - Actualizado: 23 may 2022 / 09:58 h.
"Fútbol","La Liga"
  • Los jugadores del Cádiz CF celebra con los aficionados la permanencia en primera del equipo tras el encuentro que ha enfrentado al Alavés. EFE/Román Ríos.
    Los jugadores del Cádiz CF celebra con los aficionados la permanencia en primera del equipo tras el encuentro que ha enfrentado al Alavés. EFE/Román Ríos.

El fatídico desenlace de la última jornada de LaLiga ha tenido como protagonistas a los integrantes de la zona baja de la tabla. Los andaluces, el Granada y el Cádiz, han vivido sentimientos totalmente opuestos debido a la resolución de sus partidos. Euforia para los primeros, frustración para los segundos. Un único punto ha supuesto la línea que divide el ansiado objetivo: aferrarse a la categoría de Primera División.

Un horario establecido de forma aparentemente minuciosa situó los partidos de los clubes que se jugaban el descenso al mismo tiempo. Los tres equipos firmaron una primera parte en la que no asumieron demasiados riesgos; tanteándose, cual inicio de una pelea de boxeo. Ya superados los primeros 45 minutos de los encuentros, el Mallorca se desmarcó de esta tendencia pasiva y prácticamente firmó su permanencia. Quedaban los dos andaluces, cuyos equipos técnicos estaban más atentos a los marcadores del otro que nunca.

Las dos caras de la moneda
Los jugadores del Cádiz CF celebra con los aficionados la permanencia en primera del equipo. EFE/Román Ríos.

Sonaron las alarmas en Granada con el penalti errado de Jorge Molina. El veterano delantero, que ha dado más de una alegría a los nazaríes, falló en el clímax de la temporada. Así de injusto y cruel puede ser el fútbol. Un lanzamiento desde los once metros que no olvidará fácilmente. Escasos minutos después, en Mendizorroza, se obró el milagro. Lozano, quien había salido en la segunda mitad, volvió loca a la afición cadista con un tanto que encarriló la permanencia. Una alegría que frenó un posible penalti producido por un cuestionable salto del Pacha Espino, que tras su posterior revisión acabó en nada. Sin demasiados eventos posteriores, se dio a conocer el resultado final: el Cádiz continuaba otro año en Primera y el Granada era de Segunda.

Las dos caras de la moneda
Los jugadores del Granada al término del partido de Liga en Primera División ante el Espanyol disputado hoy domingo en el Nuevo Estadio Los Carmenes, en Granada. EFE/Pepe Torres

No fue suficiente la mano de un Aitor Karanka que había mejorado enormemente los resultados del Granada durante el último tramo liguero. Los rojiblancos, que únicamente encajaron una derrota durante su corta estancia en el banquillo, no han logrado el máximo objetivo, aunque no es necesario decir que son claros favoritos a ascender el año que viene. El submarino amarillo -el andaluz-, por su parte, ha logrado la permanencia con poco a su favor, y tiene tiempo para remodelar su limitada plantilla de cara a la próxima campaña en la máxima categoría. De esta forma cierra la zona del descenso de la temporada 2021/2022, con dos caras muy distintas de la moneda de los clubes del sur, a los que el fútbol -por fortuna o por desgracia- ha puesto en sus respectivos lugares.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla