lunes, 11 noviembre 2019
17:11
, última actualización

«La mujer de la libreta roja»: El azar y el amor

Estupendo relato que quiere ser el retrato de una ciudad, de una forma de entender la vida, de un azar convertido en cupido

15 oct 2019 / 19:13 h - Actualizado: 15 oct 2019 / 19:27 h.
  • Antoine Laurain. / Fotografía: Felicien Delorme
    Antoine Laurain. / Fotografía: Felicien Delorme

Es este un relato, sobre todo, amable, sencillo y cercano. Si alguien quiere encontrar en «La mujer de la libreta roja» (La femme au carnet rouge) imágenes poderosas, un lirismo desenfrenado o recursos estilísticos deslumbrantes, está buscando en el lugar equivocado.

Antoine Laurain construye sus personajes por acumulación de gestos, de ideas o de rasgos. Pero no a modo de inventario. Porque cada pieza encaja en el momento justo, sin tirones, sin tener que justificar cada cosa para que aquello funcione.

«La mujer de la libreta roja» es una novela breve e intensa. Arranca con un incidente que debería pasar desapercibido para uno de los personajes protagonistas (son dos), pero el azar hace su trabajo y los universos de Laure y Laurent se desploman obligando a una reconstrucción de los pilares de forma urgente.

«La mujer de la libreta roja»: El azar y el amor

Los pequeños detalles hacen grande la narración. Y los recursos que aparecen hacen posible llegar hasta el final sin que un error técnico destroce la posibilidad. En este sentido, Antoine Laurain es habilidoso y usa sus armas técnicas con astucia. El último tramo de la novela se narra en forma de diario para que podamos tener acceso a algo que el narrador no identificado que se había usado hasta ese momento no podía ofrecernos sin que el relato perdiera fuerza y credibilidad.

Ediciones Salamandra publicó en 2016 está novela traducida del original por Palmira Feixas, una traducción francamente buena que se ajusta como un guante al espíritu y al estilo del parisino Laurain.

Calificación: Atractiva.

Tipo de lectura: Amable, rápida, divertida.

Tipo de lector: Cualquiera aunque es un libro que va muy bien para los jóvenes lectores (de 16 años en adelante, hasta los 110 o 115, se puede leer).

Argumento: Azar y necesidad son la misma cosa. Dicho de otra forma, las cosas pueden pasar necesariamente y lo llamamos azar porque no alcanzamos a entender cómo millones de factores interactuan para que suceda algo.

Personajes: Redondos.

¿Dónde puede leerse?: Cerca de una librería.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016