Menú

El ganado es más eficiente contra el fuego que los bomberos

El pastoreo durante todo el año puede llegar a reducir hasta el 90% del “combustible forestal” en bosques, sotobosques y montes bajos, según recuerda COAG

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
15 jul 2022 / 16:37 h - Actualizado: 15 jul 2022 / 16:38 h.
"Agricultura","Ganadería","Incendios","Bomberos","Coag","Pastoreo"
  • El ganado es más eficiente contra el fuego que los bomberos

Ahora que el fuego arrasa tanta sierra desde Cáceres a Salamanca, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Andalucía (COAG) ha reivindicado la importante labor de los pastores y de la ganadería extensiva para la prevención de incendios en el medio rural. “Se trata de un cuerpo de élite rural que en nuestra región cuenta con tres millones de efectivos”, ha afirmado el responsable de Ganadería de la COAG andaluza, Antonio Rodríguez, en alusión al censo de ganado ovino y caprino de la región, que lleva a cabo una labor fundamental para prevenir los temidos incendios forestales causantes de desastres medioambientales y socioeconómicos de consecuencias incalculables.

En este sentido, COAG insiste en la importancia de poner en valor la labor del ganado que pastorea, una costumbre tan tradicional como extendida en nuestro ámbito rural y que, sin embargo, “se ha ido encontrando en las últimas décadas con innumerables obstáculos y perjuicios en vez de ser puesta en valor y potenciada”. Y es que con la ganadería que pastorea se produce una limpieza de la biomasa vegetal que, de no hacerse, con la llegada de la estación seca se convierte en una capa de combustible lista para arder y terminar devorando miles de hectáreas de montes y bosques. En este sentido, cada cabra adulta se alimentan con entre 1, 5 y 2, 5 kilos diarios de hierba seca, mientras que cada oveja puede consumir de 2 a 3 kilos de materia seca diaria.

Pastores vigilantes

Las labores de pastoreo, de paso, convierten a los ganaderos andaluces en vigilantes permanentes, al tiempo que contribuyen a limpiar el monte de material combustible, sobre todo en zonas de difícil acceso. Asimismo, la acción del ganado controlada por los pastores mantiene las áreas cortafuegos, provocando discontinuidades en las masas forestales que impiden la propagación de los incendios. Gracias al ganado, por tanto, no solo se previenen los incendios, sino que, cuando ocurren, son más pequeños y fáciles de controlar. Por otro lado, COAG Andalucía hace hincapié en que la presencia del ganado en el monte tiene muchos beneficios ambientales, pues favorece la biodiversidad, contribuye a la dispersión de semillas, mejora la estructura del suelo y reduce la erosión y la desertización, sin olvidar su contribución al desarrollo rural sostenible y a la fijación de población en el medio rural.

COAG insiste en que tanto el Gobierno como las comunidades autónomas no pueden reducir la gestión de incendios a una estrategia reactiva, circunscrita al verano y a extinguir los incendios que se produzcan, sino que es vital que durante todo el año se adopten medidas preventivas implicando a todos los segmentos de la sociedad, para lo que es necesario un apoyo decisivo a la ganadería extensiva y al pastoreo.

Red de Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía

La Red de Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía (Rapca), gestionada por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, es un servicio de mantenimiento de áreas y líneas cortafuegos mediante ganadería en montes públicos. Según los datos facilitados esta misma semana por la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, esta red cuenta actualmente con 181 ganaderos implicados, cuyos animales cubren alrededor de 5.700 hectáreas, ocho veces más que en sus inicios (700 hectáreas en 2005). Asimismo, de los 4.500 animales que comenzaron esta labor, se superan en la actualidad los 100.000. En cuanto al tipo de ganadería, el ovino y el caprino son las más representativas al concentrar el 95% del total.


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos