Menú

El gran espectáculo natural del otoño: la berrea

La berrea al inicio del otoño, que no es otra cosa que la época de celo del ciervo, es un verdadero espectáculo natural que pone sonido a un cambio de ciclo: el inicio de la época de lluvias y el resurgir de la vida tras el largo estío ibérico. En la Sierra de Andújar es posible disfrutar de este espectáculo gracias a guías especializados

05 sep 2016 / 11:55 h - Actualizado: 05 sep 2016 / 11:55 h.
"Medio ambiente"
  • En la berrea, los ciervos en celo tratan de hacerse oír por las hembras e incluso luchan entre sí. / El Correo
    En la berrea, los ciervos en celo tratan de hacerse oír por las hembras e incluso luchan entre sí. / El Correo

Suenan los primeros bramidos en la jiennense Sierra de Andújar. Es la banda sonora que la naturaleza le pone a la llegada del otoño. Los ciervos miden sus fuerzas con su garganta y pulmones emitiendo un bramido que puede oírse a kilómetros de distancia. Están peleando por dominar un harén de ciervas. La potencia sonora a veces no es suficientemente intimatoria y es habitual que algunos machos recurran al enfrentamiento físico chocando sus potentes cuernas o luchaderas.

«Para el espectador supone una inmersión en una vida pretérita donde el ser humano interaccionaba directamente con la naturaleza, estando hoy día muy alejados de los ciclos naturales en nuestra vida urbana y es una vuelta a lo salvaje», explica Paco Martín, biólogo, consultor ambiental y gerente de Iberus Medio Ambiente, una empresa que además de llevar a cabo tareas de gestión ambiental y realización de estudios, se ha especializado en el turismo de naturaleza, un segmento turístico respetuoso con el medio ambiente y en auge en Andalucía.

Iberus Medio Ambiente es una consultora ambiental con dos líneas de trabajo diferenciadas, por un lado de gestión ambiental y realización de estudios y por otro la relativa a turismo de naturaleza, haciendo rutas guiadas e interpretadas en Andalucía, especializadas en Fauna y Flora y turismo de conservación, donde realizamos actividades de conservación con los fondos obtenidos de la actividad turística.

Iberus Medio Ambiente, al igual que otras empresas en las que han encontrado su desarrollo profesional biólogos y amantes de la naturaleza, ofrece rutas interpretadas y guiadas por personal experto en especies ibéricas, de manera que crean conciencia sobre el rico patrimonio natural del que disponemos en Andalucía.

De hecho, acudir a conocer la berrea es una actividad que debe acometerse de la mano de empresas de expertos como ésta, ya que conocen el terreno y disponen de toda la información interesante sobre estos espectáculos naturales, pero también porque estas actividades no deben nunca alterar la naturaleza.

«Una de nuestras consignas es no intervenir en el normal desarrollo del comportamiento de la fauna, de modo que nuestro paso sea inadvertido al máximo, por lo que mantenemos distancias prudenciales acompañados con potentes telescopios y prismáticos que prestamos a nuestros clientes para que puedan observar este fenómeno natural sin molestar y siendo testigos de su normal comportamiento», aclaran desde Iberus Medio Ambiente. «Además dentro de la política de responsabilidad ambiental de la empresa, realizamos medidas compensa- torias, ejecutando actuaciones de conservación in situ con parte de los beneficios de nuestras actividades, como puede ser la repoblación de conejos para el lince, la instalación de nidos artificiales o la creación de puntos de agua».

La berrea puede disfrutarse en aquellos lugares donde hay poblaciones de ciervos, como por ejemplo las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas en Jaén, la Sierra Norte de Sevilla, Hornachuelos o Cardeña y Montero en Córdoba, o la Sierra de los Filabres en Almería. Sin embargo, Sierra de Andújar es tal vez el mejor de todos los destinos para conocer la berrea ya que es uno de los lugares con mayor biodiversidad de Europa, con una de las mayores extensiones de monte mediterráneo sin poblaciones en su interior, y en ella se encuentra, además la mayor población mundial del lince ibérico y de los mejores lugares para avistar fauna como nutria, águila imperial ibérica, buitre negro y otras rapaces.

Todo ello hace que la actividad de la berrea también sirva para iniciarse en la observación de fauna. En el caso de la berrea, explica Paco Martín «explicamos y vemos no solo ciervos, sino paisaje, aves, botánica... incluso podemos encontrarnos con el fugaz paso del lince ibérico, puesto que en todo momento estaremos en territorios linceros».

Además en la Sierra de Andújar está la mayor densidad de ciervos posiblemente de Europa por lo que el espectáculo sonoro y visual está asegurado. Como contrapunto, hasta hace poco estas poblaciones de ciervos estaban «equilibradas» por el lobo ibérico, pero su estado cercano a la extinción en Andalucía, ha hecho que las densidades de ciervos actuales no sean naturales y se ha disparado su número poniendo incluso en riesgo el equilibrio del ecosistema.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos