Menú
Política

Moreno deshoja la margarita electoral con junio en el horizonte

De las reuniones y conversaciones con representantes económicos que tiene previstas el presidente, Juanma Moreno, saldrá la fecha electoral

08 abr 2022 / 04:00 h - Actualizado: 08 abr 2022 / 04:00 h.
"Política"
  • El presidente andaluz, Juanma Moreno. EFE/ José Manuel Vidal
    El presidente andaluz, Juanma Moreno. EFE/ José Manuel Vidal

TAGS:

Las dos próximas semanas serán claves en el devenir político de Andalucía, ya que de las reuniones y conversaciones con representantes económicos que tiene previstas el presidente, Juanma Moreno, saldrá la fecha electoral, una margarita que ahora deshoja detenidamente con junio en el horizonte.

Si Moreno decide convocar elecciones en junio lo más probable es que se celebren el 12 o 19 de ese mes, por lo que tendría que firmar el decreto de disolución del Parlamento y convocatoria de comicios este mes, justo después de Semana Santa para el primer caso, o el lunes siguiente en el segundo, ya que la ley electoral marca un plazo de 54 días de forma obligatoria.

La ley electoral también fija que la publicación del decreto en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) siempre se producirá el día siguiente a la firma del decreto.

«Si nos vamos a elecciones, será para hacer los deberes», ha dicho este jueves en el Parlamento el presidente andaluz, que ya abrió ayer la espita en un acto en Huelva, donde por primera vez habló claramente de la posibilidad del adelanto a junio, más allá del «deseo» de culminar la legislatura al completo en octubre.

El argumento que ha expuesto Moreno para barajar el adelanto es meramente económico, por el alza de precios y la subida de prácticamente del 10 por ciento en la inflación, que dificultan el trabajo a una comunidad con los presupuestos prorrogados.

Cuando Moreno habla de «hacer los deberes», se refiere a las posibilidades de elaborar las cuentas de 2023 que le darían unas elecciones en junio. «Sin presupuestos sería malo para Andalucía», ha advertido este jueves a su llegada al salón de plenos.

Si los comicios se celebran en junio, se podría hacer todo el trámite parlamentario antes de septiembre, para elaborar en tres meses unas cuentas para el siguiente año.

De hecho, el consejero de Hacienda y ahora responsable del área económica del PP nacional, Juan Bravo, es uno de los miembros del Gobierno que prefiere las elecciones en junio.

La opinión del departamento económico del Gobierno andaluz será importante en la decisión de Moreno, pero también la reunión mantenida con el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Coz, y especialmente el encuentro que tendrá con el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, entre otros.

La convocatoria electoral llegaría en un momento en el que, según todas las encuestas, el PP ganaría holgadamente en Andalucía, pero siempre necesitaría el apoyo de Vox para gobernar, aunque desde este partido aseguran que eso no condicionará la fecha electoral.

La aspiración de los populares es recuperarse rápido de la crisis que ha vivido el partido gracias a la llegada de Alberto Núñez Feijóo, recuperar votantes de Vox y llevarse a otra parte del votante de centro-izquierda, aspirando a un voto útil.

La oposición, mientras tanto, no acepta el argumento del «adelanto técnico» y acusa a Moreno de buscar únicamente el interés electoral. Según el último barómetro del Centra, todos los partidos de izquierda sumarían menos escaños que el PP.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos