domingo, 24 octubre 2021
06:40
, última actualización

Hijos del sol: es obligatorio proteger la dignidad y los derechos de niños y niñas

15 may 2021 / 11:42 h - Actualizado: 15 may 2021 / 11:44 h.
"Cine","Historia","Derechos Humanos","Pobreza","Política","Infancia","Pandemia"
  • Hijos del sol: es obligatorio proteger la dignidad y los derechos de niños y niñas

La Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamada en 1948 en Paris supuso un hito en la historia de los derechos humanos. Tuvo que suceder la Segunda Guerra Mundial para que pueblos y naciones se unieran para proteger la dignidad intrínseca y los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana en un único documento.

La DUDH es ampliamente reconocida por haber inspirado y allanado el camino para la adopción de más de setenta tratados de derechos humanos, que se aplican hoy en día de manera permanente a nivel mundial y regional.

Así ocurre con la Convención sobre los Derechos del Niño, tratado internacional que reconoce los derechos humanos de los niños y niñas, aprobado el 20 de noviembre de 1989. En la actualidad, salvo Estados Unidos, la Convención ha sido aceptada por todos los países del mundo. Su cumplimiento es obligatorio para todos los países que lo ratifican. El texto se compone de 54 artículos y en ellos se recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de niños y niñas.

En septiembre de 2000, sobre la base de una década de conferencias y cumbres de las Naciones Unidas sin precedentes, los líderes del mundo se reunieron en la sede en Nueva York para adoptar la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas.

Gracias a esta, los países asumieron el compromiso en una nueva alianza mundial para reducir la pobreza extrema y se ​​estableció una serie de ocho objetivos conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). El primero consiste en erradicar la pobreza extrema y el hambre, el segundo, lograr la enseñanza primaria universal.

Sobra decir que a fecha del año 2020 tanto el primero como el segundo objetivo no se han cumplido. Importantes zonas del mundo siguen sufriendo estas situaciones límite. Con la llegada de la pandemia se han agudizado aún más. España, no se queda al margen.

Oxfam Intermón en su informe anual de desigualdad del año 2020 señala que: “Casi 800.000 personas en España podrían caer en la pobreza severa por el impacto del coronavirus, hasta alcanzar la cifra de 5,1 millones en nuestro país viviendo con menos de 16 euros al día. En el mundo serían más de 200 millones de personas. El virus se ha cebado con los más vulnerables, siendo las mujeres, los y las jóvenes, las personas racializadas o las migrantes las que han sufrido el impacto más fuerte”

Antes del coronavirus Ali, un niño de doce años, y sus tres amigos, andaban trabajando para sobrevivir y ayudar a sus familias en una gran urbe de Irán. Lo mismo que Ali es lo que están haciendo millones de niños y niñas en este planeta. Viven en un mundo que los ignora, explota y les niega sus derechos.

La película de Majidi es la denuncia de un sistema que olvida Derechos, Convenciones y Objetivos, España incluida. Sirva la triste aventura de la búsqueda del tesoro de la chavalería para situar a la infancia y a la adolescencia donde está, en el subsuelo, luchando por sobrevivir y buscándose la vida, en lugar de estar aprendiendo o jugando. Sirva también para reivindicarla en la agenda política durante un instante. Y ocurrirá así porque el público potencial de esta interesante película es el aburguesado de occidente, el mismo que la criminaliza o bien la olvida un rato más tarde frente a una cerveza o a un buen asado en la terraza de un bar.


Hijos del sol ***

Hijos del sol 2020 99 min.

Dirección Majid Majidi Intérpretes Roohollah Zamani, Shamila Shirzad, Ali Nassirian, Mohammad Jevad Ezzati, Tannaz Tabatabayi, Safar Mohammadi.

Drama


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla