martes, 29 septiembre 2020
19:11
, última actualización
Bienal de Flamenco

Una de cante con dosis extra de poesía

La Bienal de flamenco abre el ciclo de cante en el Teatro Lope de Vega con un espectáculo de José Valencia que homenajea la poesía de Bécquer

08 sep 2020 / 18:52 h - Actualizado: 09 sep 2020 / 18:09 h.
"Bienal de Flamenco"
  • Una de cante con dosis extra de poesía

La XXI Bienal de Flamenco de Sevilla abrió ayer su ciclo de cante con 'La alta torre', un espectáculo de José Valencia que homenajea al insigne poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, cuando se cumplen 150 años de su fallecimiento. Con un teatro lleno, aunque respetando las limitaciones de aforo, José Valencia hizo gala de sus amplias facultades vocales y su dominio del compás, lo que a estas alturas no sorprende a sus seguidores. Pero en esta ocasión fue más allá y se atrevió a entregarse al arriesgado ejercicio de cantar las rimas de Bécquer sin salirse del flamenco. Y es que la poesía flamenca, las llamadas “letras”, no sólo se definen por su carácter popular y sentencioso, sino porque su estructura se ciñe como un guante al esquema musical y rítmico de los diferentes palos, de manera que podría decirse que forman parte de dicho esquema.

De ahí la expectativa que había despertado esta obra entre los aficionados al cante del cantaor lebrijano. Y a juzgar por la respuesta del público, que se puso en pie nada más terminar dedicando al elenco una sentida ovación, se puede decir que José las superó con creces. Claro que no lo hizo solo, porque como buen artista supo rodearse de un cuadro de lujo: Juan Requena a la guitarra, Diego Villegas al saxofón y la armónica, sus hermanos Manuel y Juan Diego Valencia al compás, el actor Moncho Sánchez Diezma representando a Bécquer y Sandra Carrasco como artista invitada, con quien cantó a al alimón una de las más famosas y emotivas rimas de Bécquer, ‘Volverán las oscuras golondrinas’.

La poesía de Bécquer volverán a subir al escenario del Lope de Vega el próximo domingo 13 con ‘Poesia eres tú’, un espectáculo de María Terremoto, cantaora jerezana que hace los honores a su linaje con su cante. El martes 15 los aficionados al cante flamenco podrán disfrutar de una de las figuras más veteranas, auténticas y reconocidas dentro del universo flamenco, el cantaor cordobés El Pele. Presentará su obra, ‘A sangre’, un título que homenajea a Tía Anica la Piriñaca y su famosa frase: “ cuando canto la boca me sabe a sangre”.

El sábado 19 será Tomás de Perrate quien lleve al Lope de Vega su última obra, 'Tres golpes’. Será su segunda representación ya que se estrenó el pasado enero en el Festival Flamenco de Nîmes. Con la dirección artística de Pedro G. Romero y el guitarrista Alfredo Lagos, Perrate pone en escena el disco homónimo que ha creado junto a Raúl Refree, músico y productor de rock experimental. El resultado es un encuentro natural con una gama de cantes anclados en la tradición, como la soleá -que según él, es una bandera de su casa que todavía sigue buscando- pero abiertos a otras formas de inspiración que incluye los samples.

El 21 subirá a escena Pedro El Granaíno con ‘Maestros’, un recital que parte de las conversaciones del cantaor con uno de los grandes del cante: Fosforito, quien le animó a hacer suyos los cantes de Chocolate, Enrique Morente y el mismo Fosforito. Y dos días más tarde el 23 de septiembre, Rafael de Utrera se aliará con el Trío Arbós para poner en escena sus 'Travesías' una obra que se propone conectar el cante tradicional con la música de cámara de esa formación, Premio Nacional de Música 2013. Esta propuesta contará también con el baile de Fuensanta La Moneta.

Una de cante con dosis extra de poesía

El 25, Lebrija volverá al Lope de Vega con una de sus representantes más auténticas, Inés Bacán, que llevará a escena 'Memoria de una Superviviente', un recital basado en las vivencias de la cantaora en casa de su abuela, Fernanda de Funi. Así, Inés llevará a cabo una dedicatoria a la memoria de su familia y a ese flamenco profundo y clásico, que ha ganado solera con el paso del tiempo y las generaciones. Algo que también podremos comprobar con el recital del chiclanero Alonso Núñez–Rancapino Chico, que presentará el 27 septiembre 'Una Mirada al pasado'. Será la primera vez que presente una obra en solitario en la Bienal, aunque no estará solo. Le acompañarán Antonio Higuero y Paquito León a la guitarra, y José Rubichi y Manuel Cantarote al compás.

El 29 de septiembre le toca a Triana, de la mano de Rosario La Tremendita, una cantaora, compositora, letrista e instrumentista, que se caracteriza por su inquietud, su inconformismo y su continua búsqueda de nuevas formas musicales, siempre partiendo del respeto al conocimiento de los cantes que aprendió desde su más tierna infancia en su casa. Así, además de su personal voz, tendrán también un considerable protagonismo los instrumentos musicales, como la guitarra, el bajo eléctrico o la percusión. Este recital será, junto a otras propuestas de danza flamenca, retransmitido por streaming a través del Canal Youtube de la Bienal.

Y como cierre de este ciclo de cante y clausura de la XXI Bienal de Flamenco de Sevilla, el 4 de octubre subirá a escena Estrella Morente, una voz privilegiada que recoge la herencia flamenca de su padre, el maestro Enrique Morente.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016