domingo, 17 noviembre 2019

El Sevilla ya pisa Europa (3-1)

Victoria del Sevilla a medio gas ante un Levante contestón

31 ene 2016 / 13:56 h - Actualizado: 31 ene 2016 / 18:05 h.
  • Gameiro y Konoplyanka celebran el primer gol, obra del francés. / Manuel Gómez
    Gameiro y Konoplyanka celebran el primer gol, obra del francés. / Manuel Gómez

El Sevilla ha logrado este domingo su décima victoria seguida en su estadio en la Liga tras doblegar a un incómodo Levante con goles de Gameiro, Iborra y Konoplyanka que hicieron inútil el tanto de Rossi en la segunda mitad. Pese al evidente agotamiento físico en los hombres de Unai Emery (en la grada castigado) y a las importantes bajas de Vitolo, Banega y Krychowiak, el Sevilla fue superior al Levante, mostrando una pegada en ataque que le consolida como uno de los mejores locales del campeonato. Dos goles en las primeras jugadas de cada parte noquearon a los de Rubí, que tuvieron ocasiones para haber inquietado más aun Sevilla dosificado.

El choque empezó eléctrico. Tanto, que en el primer minuto Gameiro fusiló a la red un balón muerto en el área levantinista. La defensa no despejó bien un centro de Tremoulinas y el francés no perdonó. Arrancaba bien la cosa para un Sevilla que encomendó la articulación de su juego ofensivo a Reyes. El utrerano disfrutó con espacios en cuanto el Sevilla se echó un poco atrás buscando las contras y su conexión con Gameiro podía resultar letal. No lo fue porque el francés falló un mano a mano con Mariño tras un magistral pase de Reyes que levantó al público de su asiento. Tanto disfrutaba el 10 sevillista que casi deja solo de nuevo a Gameiro en otro pase antológico que acertó a cortar el Levante y posteriormente a Iborra.

Sin embargo, esa claridad en el campo del rival, con entradas constantes por las bandas, se tornaba en dudas en campo propio. Mariano tuvo que aparecer providencialmente dos veces seguidas para cortar remates dentro del área pequeña de Lerma y Morales. Después fue Kolo quien metió la pierna a tiempo ante Ghilas y antes Sergio Rico despejó mal un centro y el balón golpeó en el palo. Las coberturas de Cristóforo y N’Zonzi algunas veces llegaban tarde, sobre todo en la banda de Mariano y eso facilitaba la labor de un Morales que llegó hasta la línea de fondo varias veces.

La buena labor de Cristóforo y N’Zonzi en la medular, apoyados por un intermitente Krohn-Dehli, facilitaba contragolpes francos, como otro que pasada la media hora acabó con Reyes dentro del área y dejándole un balón a Gameiro casi idéntico al del 1-0. El fuerte disparo del delantero lo despejó in extremis Mariño en una parada de gran mérito. Acto seguido, Reyes dejaba solo a Mariano y su pase al punto de penalti era rematado por Tremoulinas con su pierna mala, fácil para Mariño. Podía haber pasado cualquier cosas en esos primeros 45 minutos repletos de fallos individuales en los dos equipo y ocasiones claras, pero el Sevilla se marchó en ventaja.

Y nada más reanudarse el partido, otro golpe letal. Reyes trazó un pase entre líneas hacia el área del Levante, tocó en un defensor azulgrana y Gameiro estuvo más rápido que Mariño para meter la punta del pie y asistir a Iborra, que empujó a placer. Inicio calcado al del primer tiempo y franca ventaja para un Sevilla que daba la sensación de que quería administrar esfuerzos de cara al jueves. No le dejó el Levante, que aprovechó una mala decisión de Cristóforo en la salida de balón (la perdió ante Morales) y una mala actuación de Sergio Rico, al que se le coló el disparo final de Rossi, muy centrado.

Le tocó pasar unos momentos muy malos al equipo esta vez dirigido por Carcedo por la sanción de Emery. Perdió el control del juego y el equipo de Rubí se creció. El técnico catalán lo vio claro y metió a Xumetra. El Sevilla reaccionó metiendo a Konoplyanka y a Kakuta. Tras varias jugadas con falta de claridad, el ucraniano se sacó de la chistera un disparo fortísimo a la escuadra de Mariño que alivió a un Sevilla con la lengua fuera. Habían perdido los nervionenses totalmente el centro del campo y el Levante hacía daño con Rossi entre líneas, Cuero fresco por la banda y un omnipresente Morales. El 3-1 espoleó al Sevilla, que casi sentencia de manera definitiva con disparos de Tremoulinas y N’Zonzi que acertó a atajar Mariño.

Los esfuerzos pesan mucho y el mes de enero que ha firmado el Sevilla tenía que notarse de alguna manera. Llorente alivió el esfuerzo de Gameiro en los minutos finales y ayudó en el juego aéreo a un Sevilla pertrechado atrás y con una ventaja que debía ser definitiva. El Levante lo siguió intentando, realmente porque el Sevilla, agotado, le invitaba sin tapujos. Así terminó un choque que coloca al Sevilla por primera vez en puestos europeos en la presente temporada. La velocidad de crucero es un hecho.

Ficha técnica:

Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Rami, Kolodziejczak, Tremoulinas; N’Zonzi, Cristóforo; Reyes (Kakuta, m.74), Iborra (Konoplyanka, m.64) Krohn-Dehli; y Gameiro (Llorente, m.80).

Levante: Mariño; Iván López, Trujillo, Feddal, Toño García; Simao, Verza (Camarasa, m.81), Lerma (Xumetra, m.64), Morales; Ghilas (Cuero, m.70) y Rossi.

Goles: 1-0, M.01: Gameiro. 2-0, M.47: Iborra. 2-1, M.55: Rossi. 3-1, M.76: Konoplyanka.

Árbitro: Alfonso Javier Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó al visitante Toño (m.22) y al local Cristóforo (m.72).

Incidencias: Partido de la vigésima segunda jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de 34.000 espectadores. El entrenador sevillista, Unai Emery, vio el partido desde el palco de autoridades al cumplir el primero de los dos encuentros con los que fue castigado tras su expulsión la pasada jornada, por lo que fue su segundo, Juan Carlos Carcedo, ejerció de técnico en el banquillo.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016