La Junta y Vodafone buscan nuevas semillas para el Programa Minerva

Una veintena de proyectos de base tecnológica formarán parte de la cuarta edición del programa. Las solicitudes se pueden presentar hasta el 10 de marzo

10 feb 2016 / 19:24 h - Actualizado: 10 feb 2016 / 22:02 h.
"Tecnología","Junta de Andalucía","Innovación","Emprendedores","Startup","Programa Minerva","Emprendedores"
  • Susana Díaz, Juan Espadas, Fernando Rodríguez Villalobos y Francisco Román conocieron ayer algunos proyectos del programa. / El Correo
    Susana Díaz, Juan Espadas, Fernando Rodríguez Villalobos y Francisco Román conocieron ayer algunos proyectos del programa. / El Correo

La Junta de Andalucía y Vodafone buscan emprendedores para la cuarta edición del Programa Minerva. Administración pública y empresa, en un alarde de colaboración público-privada, están arando la tierra para conseguir una Andalucía «más productiva, más eficiente, más vanguardista y de más calidad», apuntó ayer durante la presentación del programa la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Las semillas: proyectos de base tecnológica que se conviertan en referentes empresariales y demuestren que Andalucía es una región «fecunda», como apuntaba el presidente de Vodafone España, Francisco Román.

La nueva convocatoria de este programa dará la oportunidad a una veintena de proyectos vinculados con las TIC, un sector que «crea empleo a una velocidad siete veces mayor», apuntó Díaz. La presentación de candidaturas se puede hacer desde ya a través de la página web www.programaminerva.es y estará abierta hasta el próximo 10 de marzo. Las garantías de éxito están aseguradas: del medio centenar de empresas que han participado en las tres ediciones anteriores, el 75 por ciento ya son empresas.

¿Qué ofrece el Programa Minerva? Formación, asesoramiento o apoyo económico y tecnológico, entre otros. Los proyectos seleccionados recibirán sesiones de formación en aula, seminarios y charlas que les dará el bagaje necesario para abarcar materias como marketing, venta o recursos de oratoria, entre otras. Por otro lado, contarán con sesiones de mentoring en negocio, comunicación y ventas. El programa también dota a los emprendedores con un Cheque Minerva que se puede canjear para sufragar gastos de personal o en beneficio del producto a través de recursos técnicos o con apoyo de marketing. Además, aquellos proyectos que quieran podrán ubicarse durante la fase de aceleración en el centro de I+D+I que Vodafone tiene en la Cartuja, bautizado como Vodafone Smart Center. Pero el premio más jugoso al que optará la veintena de proyectos seleccionada es la oportunidad de conseguir uno de los cinco préstamos de financiación valorados en un máximo de 30.000 euros.

Los proyectos de la tercera edición del programa trabajan estos días a contrarreloj para presentar los planes de negocio que serán la llave a esa financiación. Wuolah, una plataforma web que permite a los estudiantes obtener beneficios por compartir sus apuntes, es uno de los proyectos que ayer pudieron conocer de primera mano la presidenta de la Junta y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, entre otras autoridades. Enrique Ruiz, cofundador de esta plataforma que en un año ha conseguido 55.000 usuarios, asegura que con los 30.000 euros podrían contratar a más personal e incluso ampliar a otras ramas de estudio «más allá de la universitaria».

Por su parte, Paco Hidalgo, cofundador de Beetripper, una red social de viajes, utilizaría el premio para dar un salto y conseguir 50.000 usuarios. Por el momento, esta red social cuenta a día de hoy con 6.000 usuarios en 200 ciudades. Beetripper permite conectar a futuros visitantes con habitantes de la ciudad a la que viajarán para que les guíen en su propia ciudad o propongan rutas alternativas a las del turista habitual.

Neurodigital, una empresa de origen almeriense, utilizaría esta financiación para desarrollar las tres líneas de negocio de Gloveone, un guante que permite sentir al tacto la realidad virtual. El origen de esta empresa está en la Sanidad, pero cuando recurrieron al crowdfunding para financiar su producto «fueron los propios inversores los que propusieron nuevos usos», explica Francisco Nieto, uno de los fundadores de Neurodigital. Por eso, en su plan de negocio se recogen tanto grandes corporaciones industriales, «que utilicen el guante para fabricar coches o determinadas piezas», empresas más pequeñas que quieran innovar o compradores individuales, por ejemplo, para el mundo de los videojuegos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla