sábado, 19 octubre 2019
07:20
, última actualización

Una plataforma sevillana conecta marcas con ‘youtubers’ influyentes

Fheel se gestó en la aceleradora de empresas El Cubo, y tras cinco meses de actividad, se ha convertido en un nuevo servicio de marketing de Crazy4Media

02 abr 2016 / 20:44 h - Actualizado: 02 abr 2016 / 20:53 h.
  • Andrés Xu (en el centro) con parte del equipo de Fheel en el Mobile World Congress. / El Correo
    Andrés Xu (en el centro) con parte del equipo de Fheel en el Mobile World Congress. / El Correo

Youtube se ha convertido en el medio por excelencia de esos gurús de la moda, la gastronomía o la tecnología que las masas siguen de forma incondicional. Influencers, como son denominados en la actualidad, que no monetizan ni su tiempo invertido frente a la cámara ni los likes de esos fieles seguidores que siguen sus consejos al dedillo. Andrés Xu, un joven sevillano procedente del mundo del marketing y la publicidad, se dio cuenta de este fenómeno y de que no estaba «aprovechado por las marcas». Así puso la primera piedra para construir Fheel, una plataforma que conecta a marcas de la long tale –ésas que más pesan en el tejido empresarial y que no pueden invertir cantidades ingentes en publicidad– con los afamados influencers.

Fheel empezó a incubarse hace cinco meses en El Cubo, la aceleradora de empresas de Telefónica. La raíz del proyecto está en Jumping to Fame, una plataforma para impulsar a músicos emergentes a través de Youtube. «Era una idea bonita pero que no se podía explotar como negocio», explica Xu, así que aplicó sus conocimientos en marketing y llevó una estrategia de publicidad que nunca falla, el boca a boca, al mundo on line.

Para Xu, la táctica de publicidad convencional es «una trampa para las empresas, ya que su inversión va a un saco roto». «Nos pasa como a las ratas de laboratorio: la primera vez que le ponen el trozo de queso en una trampa pica, pero a la tercera desiste. Hoy estamos bombardeados y nadie nos pide permiso para vendernos un producto por lo que es normal que el cerebro desconecte», sostiene. Sin embargo, una persona que sigue a un youtuber es porque le interesa el tema del que habla y porque es una referencia en temas tan diversos como la moda, la tecnología o incluso la empresa, «por eso la mínima inversión de la empresa en un influencer para que prescriba su producto o servicio tiene un impacto enorme en el consumidor», explica.

Pero, ¿cómo funciona? Marcas y youtubers se registran en la plataforma como si de una red social profesional se tratase y Fheel a través de un algoritmo conecta a las empresas con aquellos influencers que mejor casan con sus necesidades. Para rentabilizar esta tarea, Fheel se queda un porcentaje de la transacción entre ambas partes. Por el momento, un centenar de marcas se han registrado en la plataforma.

Consciente de que la idea era buena, la compañía especializada en marketing on line Crazy4Media ha apostado por esta plataforma y la ha incorporado a su cartera de servicios, siendo una parte fundamental del proyecto. Además, la sociedad también cuenta con la participación de Secmotic para desarrollar la parte de I+D+I.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016