Menú

El Constitucional veta en bloque la investidura a distancia de Puigdemont

La sesión del ‘Parlament’ solo se suspenderá si el candidato de ‘Junts per Catalunya’ no se persona

27 ene 2018 / 21:17 h - Actualizado: 27 ene 2018 / 21:48 h.
"El desafío catalán","Carles Puigdemont"
  • El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont durante una rueda de prensa. / Efe
    El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont durante una rueda de prensa. / Efe

Tal y como se preveía, el órgano plenario del Tribunal Constitucional (TC) acordó anoche por unanimidad cerrar todas las puertas a una investidura a distancia del candidato oficial a presidente del gobierno catalán, Carles Pugdemont, todavía fugado a día de hoy. Al filo de las nueve de la noche, se adoptó la esperada solución intermedia al recurso del Gobierno contra dicha investidura, que pasa por suspender la sesión del Parlamento autonómico del próximo martes solo si dicha investidura se pretende con la ausencia del candidato de Junts per Catalunya. Se trataría de una medida cautelar previa a la admisión o no a trámite del recurso presentado por el Abogado del Estado, según confirmaron fuentes jurídicas a Europa Press.

Esta solución supone superar las tesis contrarias a la admisión del recurso planteadas por el ponente de la resolución, el magistrado progresista Juan Antonio Xiol, logrando además la unanimidad de todos los magistrados, con lo que se evita romper la unidad que ha mostrado el Tribunal de garantías en todas sus resoluciones sobre el llamado procés.

El presidente de la cámara regional, Roger Torrent, que ya ayer trasladaba por carta su malestar al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por no haberle informado del «despliegue inédito» policial en el entorno de la cámara, situada en el Parque de la Ciutadella, se encontraba poco después con la petición de la CUP de desobedecer la orden del TC si finalmente, como se veía anoche aunque de forma atenuada, se suspendía la investidura. Está por ver si la influencia de este socio, capital para la formación de una mayoría parlamentaria con opciones de gobierno, determina finalmente ese acto de desobediencia que devolvería la situación a un estado similar al de antes de las elecciones de diciembre.

Está por ver. De momento, lo que hay es esta medida cautelar acordada en respuesta al recurso del Gobierno, que contaba con el dictamen desfavorable del Consejo de Estado, y que irá acompañada de un requerimiento en el que advierten de que su decisión debe ser obedecida, según las citadas fuentes.

El pleno del Tribunal Constitucional, que aplaza su decisión sobre la admisión a trámite del recurso una vez que haya oído a todas las partes y haya resuelto las dudas que han planteado sobre su admisibilidad, ha considerado de este modo que, para ser investido, Carles Puigdemont debe acudir personalmente a la cámara y obtener antes autorización del juez. Circunstancias ambas que se antojan improbables para este martes próximo.

En previsión de lo que pudiera suceder, el pleno del secretariado nacional de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), convocado ayer de manera extraordinaria, pidió a la ciudadanía que esté pendiente de movilizarse para defender el voto expresado en las urnas el 21 de diciembre pasado.

En un comunicado, la ANC reiteró su posición de defender, «por pragmatismo», la convocatoria de elecciones de diciembre, cuando «las urnas hablaron y ganamos». No obstante, en la nota se indica: «Solo aceptaremos el mandato de las urnas del 27S de 2015 y el resultado del referéndum del 1 de octubre, ratificado en las urnas el 21D».

La ANC aseguró que cualquier otra cosa que no sea este resultado, lo entenderán «como una imposición inaceptable en una democracia, como una prueba definitiva del golpe de estado y del espíritu dictatorial del Estado español, que nunca aceptaremos».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos