jueves, 04 marzo 2021
22:15
, última actualización
Los medios y los días

Escribir de Cataluña me aburre

15 feb 2021 / 04:00 h - Actualizado: 15 feb 2021 / 04:00 h.
"Política","Los medios y los días","Elecciones"
  • Foto: EFE
    Foto: EFE

Estará todo el mundo escribiendo y hablando de Cataluña, me pregunto que para qué voy a hacerlo yo, ¿desde cuándo estamos hablando de Cataluña día, tarde y noche? Con eso de todo el mundo me refiero al resto de España, sobre todo, fuera el asunto importa poco. Aunque les joda a muchos Cataluña sigue siendo España o bien una Francia pero ya digamos desmejorada porque el espíritu calvinista empieza fuerte en Holanda, sigue en Alemania, disminuye considerablemente en Francia y ya Cataluña es Calvino y Lutero pero bajos en calorías.

Cataluña está compuesta por cuatro provincias, Barcelona y tres más con el matiz básico de que a las tres, desde el punto de vista electoral, les han aplicado una especie de discriminación positiva en relación con Barcelona porque un escaño en las tres requiere, proporcionalmente, menos sufragios que en la ciudad condal, otra prueba de que Cataluña es una provincia y tres más con las que se tiene piedad y de paso se premia a los partidos nacionalistas.

Posee una imaginaria liga de fútbol compuesta por el FC Barcelona y diecinueve equipos de aficionados más, cuando se independice, el Barça va a tener que hacer como cuando les decíamos a nuestros hijos y después les decimos a nuestros nietos a la hora de echar una carrera: “Anda, te doy ventaja hasta aquel árbol que se ve allí, a lo lejos”. El Barcelona son Messi y diez más, se divide en dos: con Messi y sin Messi o, mejor dicho, sin Messi y los árbitros y con Messi y los árbitros, ay, ay, que a un jugador del Barça, creo que Jordi Alba, le hicieron un penalti en el Sánchez Pizjuán y no lo vio nadie, eso no puede se puede tolerar, collons, ya estamos con las represalias por ser algo más que un club y por contar con ese deslenguado separatista de Piqué, que tiene nombre de turrón, o con el exentrenador Guardiola al que todo se le perdona porque es guapo y triunfador, yo se lo perdono por el arte que tenía jugando al fútbol desde el centro del campo, era digno de la escuela sevillana de fútbol, ¿sigue existiendo? Porque el Sevilla es la ONU y algo queda en el Betis, como tiene poco dinero...

Al Betis lo acusan de ser inocente jugando pero es que el Betis es lo que queda de la escuela sevillana, fútbol arte sin malicia de tuercebotas como ése que se ha cargado por una temporada al sevillista De Jong. Navas es escuela sevillana, Rakitic también. En el Betis tenemos a todos los canteranos que se han ido y han hecho muy bien porque la empresa donde se han criado da para poco. Ahora está Canales, no importa que no se hayan criado en Sevilla ni en sus equipos, la escuela sevillana es finura, creación, jugar con el balón y hacer que corra, no pegar patadas a nadie ni hacer teatro, por eso el Betis es inocente, por el gen de la escuela sevillana que corre por el césped del Villamarín a pesar de que ya no es para estos tiempos en los que tiene que correr el futbolista más que la pelota, si Rogelio levantara la cabeza... ¡Y qué dirán Cardeñosa, el del Betis, y Francisco, el del Sevilla, puro arte pelotero!

El Barcelona tuvo a Cruyff como máximo representante del fútbol artístico, fumaba mucho y cuando le dio por sustituir el cigarro por los chupachups, como a Kojak, el detective calvo yanqui, ya debió ser tarde. ¿Qué me pasa de un tiempo a esta parte con Cataluña? Cuando no era independentista explícita, furibunda y racista como ahora, en una reunión de amigos o profesores no catalanes el único que la defendía era yo. Ya no puedo, sólo sé que quiero inmensamente a mi familia catalana, a los que son independentistas y a los que no lo son, supongo que, salvo sorpresa, en las elecciones que se están desarrollando mientras escribo esto va a ganar el bloque separatista de nuevo porque la ley electoral lo beneficia y porque, con vistas a la abstención, la fuerza que imprime lo prohibido es más poderosa que lo instituido y más en estos tiempos donde el encabronamiento personal y general por lo que sea se lleva a la política. ¡Cómo me gustaría equivocarme! Porque si no me equivoco y comienza otra vez el asunto separatista Pedro Sánchez el Invisible va a tener que mover ficha de una puñetera vez y se deberá mojar el trasero o que alguien se lo mueva que debe ser el pueblo español.

Me tiene tan harto el tema catalán que, aun considerando la importancia de Cataluña, si fuera por lo que me dicen mis vísceras me separaba de ella y me unía con Portugal, cambiaba el suprematismo y la prepotencia por la humildad y la grandeza de un pueblo con un prestigioso pasado, como España. Prefiero mil veces aprender portugués para enlazar con Brasil, Angola, Mozambique..., que perfeccionar mi catalán que no sirve absolutamente para nada fuera de Barcelona y tres provincias más. Un buen destino para Cataluña independiente sería extender Andorra hasta ella para que se fueran los youtubers y otros nombres de la fanfarria digital o analógica a esconder sus caudales. La pela es la pela, tú. Siento decir lo que acabo de decir por la molestia que pueda causar en los ciudadanos no independentistas, son ellos los que deben dejarme en ridículo así como la unión de los partidos que los representan. Estamos ante un gravísimo problema de unidad territorial para sumar fuerzas con vistas al siglo XXI. Y aún nos queda Euskadi y después Galicia donde ha subido mucho el voto independentista.

Me aburre todo esto, echo de menos a Tarradellas y a Maragall, ellos tenían sentido de Estado y no eran unos mangantes como los Pujol, unos prófugos como Puigdemont o unos mediocres agitadores delincuentes como Torra.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía