viernes, 20 septiembre 2019
12:59
, última actualización

PSOE y Podemos siguen fracasando en sus contactos para la investidura

Las delegaciones de ambos partidos sin embargo no dan por cerrada la vía de un posible acuerdo y se han emplazado por ello a próximas reuniones

06 sep 2019 / 09:15 h - Actualizado: 06 sep 2019 / 09:58 h.
  • La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero (1i), la portavoz del partido socialista en el Congreso, Adriana Lastra (c), y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo (d), a su llegada a la reunión de los equipos negociadores del PSOE y Unidas Podemos. EFE/Kiko Huesca
    La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero (1i), la portavoz del partido socialista en el Congreso, Adriana Lastra (c), y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo (d), a su llegada a la reunión de los equipos negociadores del PSOE y Unidas Podemos. EFE/Kiko Huesca

El PSOE y Unidas Podemos han fracasado este jueves en su reencuentro tras más de un mes sin contactos, pero no dan por cerrada la vía de un posible acuerdo y se han emplazado por ello a próximas reuniones para desatascar la investidura de Pedro Sánchez.

Cuatro horas y media ha durado la primera reunión de los equipos negociadores desde finales de julio, cuando las discrepancias insalvables acerca de cómo formar un Gobierno de coalición echó por tierra la investidura del líder socialista. Las posiciones terminaron tan enconadas que ni PSOE ni Unidas Podemos han vuelto a hablar hasta este jueves.

El presidente en funciones presentó su programa para intentar nuevamente la investidura el martes pasado y anunció que su equipo negociador quería ver al de Unidas Podemos pronto. Contactaron y cerraron la reunión para este jueves en una sala del Congreso de la que no ha habido imágenes.

Han acudido ambas partes a su reencuentro con los criterios y las prioridades en terrenos opuestos. El PSOE quiere acordar un programa y en todo caso dar a los de Pablo Iglesias la gestión de "altas instituciones del Estado"; en Unidas Podemos creen que el programa es un "paso atrás" y rechazan la oferta de asumir la dirección de esas instituciones.

En la reunión, de cuatro horas de duración, no han limado diferencias y la portavoz adjunta del grupo confederal en el Congreso, Ione Belarra, ha expresado su "preocupación" por la posición "inamovible" de la delegación socialista, ya que insiste en ser el "partido único" en el Gobierno.

"Nos vamos sinceramente preocupadas porque básicamente se han limitado a presentarnos un programa electoral", ha dicho Belarra al término del encuentro, en declaraciones a una multitud de medios de comunicación en los exteriores del Congreso.

Además, ha lamentado que la interlocución socialista se haya limitado a presentar "una tercera vía que en realidad es la primera y la única vía que ha mantenido el PSOE", es decir, "la del partido único".

Pero el viaje no ha terminado porque, pese a las críticas que ha proferido contra la actitud del equipo negociador del PSOE, la diputada navarra de Unidas Podemos ha anunciado que las dos formaciones políticas han quedado en tener otra reunión en próximas fechas (sin concretar), y, por tanto, "seguir hablando".

Belarra ha sido la voz de un equipo negociador que Iglesias, cara a esta ronda definitiva de contactos ya que el plazo para que haya investidura y se eviten las elecciones vence el próximo 23 de septiembre, ha decidido ampliar con representantes de sus confluencias parlamentarias.

Así, han participado en la reunión de este jueves, además de Pablo Echenique y la propia Belarra, los diputados Jaume Asens, de En Comú Podem; Yolanda Díaz, de Galicia En Común; Juantxo López de Uralde, de Equo; y Enrique Santiago, de IU.

Se han visto las caras con la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo; con la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra; y con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Ha sido Lastra la que ha manifestado la impresión del PSOE acabada la reunión. La distancia persiste, pero ha asegurado que el acuerdo es "factible", por lo que habrá que seguir trabajando a lo largo de las próximas "horas y días".

Según sus palabras a la prensa, ese acuerdo podría residir en "algo intermedio entre lo que unos y otros" proponen desde hace unas semanas.

Para que irrumpa el acuerdo, ambas partes se han comprometido a seguir intercambiando papeles y documentos y a tener abierta la comunicación, pero desde la discreción, todo con tal de avanzar hacia "buen puerto".

Lo que han hablado lo ha perfilado la portavoz parlamentaria socialista: de las 370 medidas del programa de Pedro Sánchez y del triple mecanismo de garantía de que éste se cumpla, si se consigue: una oficina dependiente del Ministerio de Hacienda, dos comisiones en el Congreso y en el Senado y un tercer sistema de verificación accesible para la sociedad civil.

Fuentes conocedoras del contenido de la reunión han confirmado a Efe que efectivamente las conversaciones sobre dicho programa han absorbido gran parte de las cuatro horas y media de la reunión, pero no sólo, ya que también se ha abordado la necesidad de que se precise a qué "instituciones" se refirió Sánchez cuando abrió esta veda el martes pasado y en qué consiste "la tercera vía" si no es exactamente igual que la del Gobierno de Portugal, apunta una fuente.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016