miércoles, 12 mayo 2021
18:55
, última actualización
La aventura del misterio

Más misterios del mundo

El mundo tiene muchos misterios que aún no han sido descubiertos y, por el contrario, otros que siguen planteando todo un desafío a la lógica. Permítanme presentarles algunos de ellos a la par que nos sorprendemos. Misterios de muy diverso tipo que aún esperan respuesta...

31 ene 2021 / 04:09 h - Actualizado: 29 ene 2021 / 09:11 h.
"La aventura del misterio"
  • Más misterios del mundo

La Santa Compaña

Respetada y temida, la Santa Compaña es, sin dudas, unas de las visiones que más pavor origina en aquellos que tienen la desgracia de verla, y digo desgracia de verla porque nos cuenta su leyenda que aquel que la vea o se marchará con ella o alguien de su familia lo hará.

De gran tradición en la cornisa norte española, sobre todo en poblaciones de Galicia o Asturias y con ámbito de actuación en otras regiones como Zamora, León, zonas de Extremadura e incluso en Andalucía.

La Santa Compaña sería una procesión de seres fallecidos, es espíritus, de espectros que penan por los caminos a partir de la doce de la noche, de forma errante encaminándose sin rumbo fijo o camino de una casa donde se producirá una defunción.

Visten túnicas o hábitos, ensotanados, encapuchados, en comitiva y portan –habitualmente- teas en las manos que da un aspecto aún más espectral a tan fúnebre comitiva. En ocasiones llevas sudarios y dejan a su paso un fuerte olor a cera, incluso pueden portar un crucifijo. En algunas zonas el espectro que va a la cabeza de la Santa Compaña es llamado Estadea. Al frente también suele ir un “vivo” que es la víctima de esta procesión.

Hay ocasiones en las que la Santa Compaña ronda la casa de la víctima que va notando como su salud se va debilitando hasta que le llega la muerte...

Si alguna vez ve como un cortejo se aproxima caminando y emitiendo rezos (casi siempre un rosario), cánticos fúnebres y tocando una pequeña campanilla, no lo dude: se trata de la Santa Compaña.

La persona que vea pasar la Santa Compaña debe trazar un círculo en el suelo y entrar en él o bien acostarse boca abajo, también puede llevar una cruz encima, rezar sin escuchar los cánticos de la Santa Compaña, o bien, en última instancia, salir corriendo.

Arepo Sator

Pompeya, año 1926, casa del romano Paquio Próculo, los arqueólogos que allí desarrollaban tareas de investigación en torno a la ciudad sepultada bajo la lava del Vesubio (año 79 d.C., del que nos habla el historiador Plinio “el joven”) hayan un extraño epígrafe:

R O T A S

O P E R A

T E N E T

A R E P O

S A T O R

Una década después, en 1936, se haya esa misma inscripción en una de las columnas de Palestra Grande.

Estas cinco palabras forman un palíndromo, es decir: pueden ser leídas de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, de abajo arriba o de arriba abajo. Una combinación que da paso a un orden perfecto en su creación, en la creación del texto: “ROTAS OPERA TENET AREPO SATOR”, un texto cuyo principal problema es la “palabra” AREPO, “palabra” que no tiene traducción en ninguna lengua; es como si fuera una invención o tal vez una clave.

La ciudad quedó sepultada por una masa pétrea que mató al instante a muchos de sus ciudadanos, los que no lo hicieron víctimas de los gases generados por la erupción. Aquella forma instantánea causo la muerte y a la vez el mantenimiento casi intacto de la ciudad hasta su descubrimiento muchos siglos después.

El “AREPO SATOR” se le conoce hoy como “el cuadrado mágico”, y se cree que escondía un código secreto que sólo los conocedores de la clave podían y sabían interpretar, señalando a los cristianos como conocedores de esa clave.

Quizás era sólo un juego de palabras o tal vez no... Los expertos creen que se trata de un primitivo “Padre nuestro” codificado por los cristiano, su oración más emblemática.

Otros, más partidarios de las claves de la Historia y la Religión, abogan por el mismo mensaje: una oración. Una oración escondida en tiempos de las persecuciones romanas. La inscripción escondería el lugar donde se guarda la mítica Arca de la Alianza, a “pies de las pirámides”, pero, sea como fuere, el enigma de su mensaje aún no ha sido descifrado.

El “Pater Noster” con la A y la O como Alfa y Omega (principio y final), primera y última letra en el alfabeto griego, y a su fin origen y destino de las cosas.

A
P
A
T
E
R
A P A T E R N O S T E R O
O
S
T
E
R
O

El Manuscrito Voynich

El Manuscrito Voynich es un antiguo texto que posee escrituras que no pueden ser interpretadas, ilustraciones que desafían la inteligencia de los científicos, incluyendo a muchos aficionados, quienes intentan descubrir desde hace casi un siglo, el mensaje conceptual de esta obra. Lo único que se ha podido determinar, hace pocos días por científicos de la Universidad de Arizona, es su antigüedad. Este trabajo habría sido realizado en el siglo XV. La historia cuenta que en 1912, el anticuario norteamericano Wilfrid Voynich adquirió el manuscrito en Italia e hizo circular copias de éste con la esperanza de encontrar un traductor. Un siglo después, continúa desafiando a los decodificadores. ¿Te interesan los desafíos? Aquí tienes uno: el Manuscrito Voynich.

Investigadores de la Universidad de Arizona han descifrado uno de los infinitos enigmas que rodean lo que se ha llamado el "manuscrito más misterioso del mundo": el Manuscrito Voynich, un libro lleno de dibujos y textos que nadie ha sido capaz de dar sentido hasta el día de hoy. Un equipo dirigido por Greg Hodgins, en el departamento de Física de la Universidad de Arizona y mediante el uso de la técnica de datación por radioisótopos de carbono, ha encontrado que las páginas del manuscrito datan del siglo XV, por lo que el libro sería un siglo más antiguo de lo que los estudiosos se habían imaginado anteriormente. Las filas de texto garabateado sobre un pergamino notoriamente envejecido, que fluyen alrededor de ilustraciones que representan intrincados y muy elaborados conjuntos de plantas, mapas astronómicos y figuras humanas en situaciones que recrean baños de inmersión (en lo que se supone podría ser la fuente de la juventud). A primera vista, el Manuscrito Voynich no parece ser diferente a cualquier otro trabajo antiguo donde se incluyen escrituras y dibujos. Pero una segunda mirada, más cercana y analítica, revela que aquí nada es lo que parece.

Algunas frases se asemejan a las utilizadas en latín, a diferencia de otras que no se utilizan en ningún idioma conocido, y se organizan en lo que parecen ser las palabras y/o frases, con la singularidad de que no se asemejan a cualquier cosa escrita por los seres humanos. Hodgins, un científico, investigador, asistente y profesor en el departamento de Física de la Universidad de Arizona (con un nombramiento conjunto en la Escuela de la UA de Antropología), está fascinado con el manuscrito. "¿Es un código? ¿Es un sistema de cifrado? Hay mucha gente que está haciendo el análisis estadístico del uso de los diagramas y el uso de las palabras y poseen las mejores herramientas para descifrar el significado de este trabajo, pero aun nadie ha logrado determinar si es un texto cifrado por algún científico de aquella época, si es un conjunto de textos y dibujos sin sentido alguno. Hasta hay personas que especulan con la posibilidad de que se trate de un trabajo extraterrestre. Por supuesto, nada de esto ha podido ser demostrado aún”.

Colores del Renacimiento

Mediante el uso de un Espectrómetro Acelerador de Masas, Hodgins y su equipo analizaron muestras, que el mismo científico fue a buscar a la Universidad de Yale, donde se encuentra el manuscrito, de apenas 1 a 6 milímetros de longitud. Después de un importante trabajo de análisis se pudo determinar que el origen del trabajo es 100 años más antiguo de lo que se estimaba. "Sería fantástico si pudiéramos determinar con la ayuda del radiocarbono la antigüedad de las tintas, pero en realidad este es un trabajo muy difícil de hacer. En primer lugar, se encuentran en la superficie sólo en pequeñas cantidades", dijo Hodgins. "por lo que el contenido de carbono es muy bajo. Además, ese tipo de trabajos está más allá de nuestras capacidades técnicas. Por último, algunas tintas no son a base de carbono, porque se derivan de los minerales del suelo. Estos son inorgánicos y en consecuencia no contienen carbono útil". "Se encontró que los colores son consistentes con la paleta utilizada en la época del Renacimiento, es decir, los colores que estaban disponibles en el momento, pero en realidad esto es un dato de poca ayuda donde no hay nada sospechoso o interesante para investigar. Por otro lado, el texto muestra características extrañas como el uso reiterado de una misma palabra o el intercambio de letras en una secuencia", afirma Hodgins. "Rarezas que hacen muy difícil de entender el significado del trabajo."

Misterios de la alquimia

Por último, Hodgins agrega que lo que el trabajo parece albergar es información relacionada con la alquimia, a la que siempre se la ha asociado con misterios, secretos y la conservación de conocimientos en forma codificada. Sin ir muy lejos, basta con recordar la manera de trabajar que tenía el propio Leonardo Da Vinci (a quien algunos le atribuyeron este manuscrito). Lo cierto es que nadie sabe aún de qué se trata. Botánica, organismos marinos, símbolos astrológicos, figuras humanas y muchas cosas más (incomprensibles, por supuesto) acompañan un texto tan fascinante y fantástico como imposible de comprender.


Edictos en El Correo de Andalucía