viernes, 23 octubre 2020
21:50
, última actualización

Los 50+1 enclaves de la represión

La provincia de Sevilla cuenta con ocho emplazamientos asociados a la Guerra Civil y la Dictadura y otros tres aún sin publicar en el BOJA

17 dic 2017 / 09:44 h - Actualizado: 16 dic 2017 / 22:35 h.
"Temas de portada","Entre la memoria y el olvido"
  • La residencia de los Jesuitas en la calle Jesús del Gran Poder acogió la Comisaría de Investigación y Vigilancia de los sublevados, donde se cometieron auténticas atrocidades. / Manuel Gómez
    La residencia de los Jesuitas en la calle Jesús del Gran Poder acogió la Comisaría de Investigación y Vigilancia de los sublevados, donde se cometieron auténticas atrocidades. / Manuel Gómez
  • La Jefatura Superior de Policía de la plaza de la Gavidia es uno de los Lugares de Memoria aprobados el pasado mes de julio. / Manuel Gómez
    La Jefatura Superior de Policía de la plaza de la Gavidia es uno de los Lugares de Memoria aprobados el pasado mes de julio. / Manuel Gómez
  • Monumento en homenaje a los mineros onubenses en La Pañoleta. / Rafael López
    Monumento en homenaje a los mineros onubenses en La Pañoleta. / Rafael López
  • La antigua cárcel de Ranilla está señalizada como Lugar de Memoria Histórica. / Manuel Gómez
    La antigua cárcel de Ranilla está señalizada como Lugar de Memoria Histórica. / Manuel Gómez
  • Señalética inaugurada hace un año en uno de los tramos del Canal de los Presos. / Manuel Gómez
    Señalética inaugurada hace un año en uno de los tramos del Canal de los Presos. / Manuel Gómez

Los últimos días del ejercicio 2011 tuvieron un significado especial para los familiares de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, pues el Gobierno andaluz inauguraba el catálogo de Lugares de Memoria Histórica con la declaración como tales de la Casa de Blas Infante y del lugar de su fusilamiento en el kilómetro 4 de la antigua carretera de Carmona. Seis años después, ese elenco de enclaves de la represión ha rebasado el medio centenar y lo ha hecho precisamente con otro icono de la autonomía andaluza, Manuel J. García Caparrós, ya que el pasado día 4 fue declarado como Lugar de Memoria la esquina donde fue abatido mortalmente en Málaga. Un sitio que se ha convertido en el número 51.

De ellos, ocho están localizados en la provincia de Sevilla, que serán once una vez que el BOJA publique la incorporación de una tanda de 14 emplazamientos declarados por el Consejo de Gobierno el pasado julio. Los repasamos a continuación:

CASA DE BLAS INFANTE (CORIA DEL RÍO)

Villa Alegría, declarada monumento en 2006, alberga los originales del escudo, la bandera y la partitura del himno de Andalucía, además de la documentación que Blas Infante reunió a lo largo de su vida. Ubicada sobre un altozano desde el que se divisa el Guadalquivir, fue diseñada personalmente por el político andaluz como residencia familiar. En ella vivió desde 1932 a 1936.

En 2001, las tres hijas de Blas Infante, María Luisa, María Alegría y María de los Ángeles, suscribieron un acuerdo con la Junta mediante el cual donaban a la Comunidad Autónoma los derechos sobre los símbolos de Andalucía. Este acuerdo incluía la compra de Villa Alegría por la Administración autonómica y su conversión en casa-museo.

LUGAR DEL FUSILAMIENTO DE BLAS INFANTE

El kilómetro 4 de la antigua carretera de Carmona fue declarado Sitio Histórico en 2001. Emplazado en la intersección entre la ronda de circunvalación SE-30 y la avenida Kansas City, incluye tanto el cortijo de la Gota de Leche como una plaza pública y un monumento.

Político, pensador, ideólogo, escritor y máximo exponente del andalucismo, Blas Infante fue proclamado el 5 de julio de 1936 presidente de honor de la futura Junta Regional de Andalucía. El 11 de agosto de ese mismo año fue fusilado junto con otros dos detenidos en las inmediaciones del cortijo. La Fundación Blas Infante adquirió los terrenos en 1985 para diseñar la plaza y el monumento-homenaje. Pese a ser declarado Lugar de Memoria hace ya siete años, sigue sin señalizar por tratarse de un sitio privado. «Se está decidiendo el texto y aplicando el procedimiento concerniente a la nueva normativa en materia de memoria histórica y democrática, que ha cambiado», esgrime la Junta.

ANTIGUA CÁRCEL DE LA RANILLA

El arquitecto Aníbal González planeó urbanísticamente en 1911 esta prisión en los terrenos propiedad de los Marqueses del Nervión. La cárcel toma su nombre de la cercana venta de Ranilla. Inaugurada el 15 de mayo de 1933 durante la II República, tras la Guerra Civil se convirtió en un centro de detención donde se encarceló y torturó a miles de represaliados y presos políticos.

Durante la dictadura franquista, de la Ranilla salieron para ser fusilados en las tapias del cementerio de San Fernando y otros lugares un importante número de prisioneros. Otros fueron ejecutados en su patio mediante garrote vil. Muchos opositores al régimen franquista del mundo político y sindical de la clandestinidad acabaron en este centro penitenciario en las décadas 50 y 60. Tras su cierre, en pleno siglo XXI, esta cárcel se ha convertido en un lugar para el recuerdo y la memoria de los luchadores por la libertad.

ANTIGUA COMISARÍA DE JESÚS DEL GRAN PODER

El Gobierno de la República implantó un Instituto-Escuela y una Escuela Nacional de Magisterio en el Colegio Villasís y la Residencia de la calle Jesús del Gran Poder de Sevilla tras la disolución en enero de 1932 de la Compañía de Jesús. La escuela fue sede a partir del verano de 1936 de la Comisaría de Investigación y Vigilancia de los sublevados, bajo el mando del delegado militar gubernativo, el capitán Manuel Díaz Criado. Este, que formó parte del grupo de militares y civiles que escoltaron a Gonzalo Queipo de Llano, participó personalmente en la detención de militares no comprometidos y fue nombrado delegado de Orden Público para Andalucía y Extremadura para controlar el aparato represivo.

Díaz Criado contaba para esta labor, que se desarrolló desde el 25 de julio al 12 de noviembre de 1936, con la prisión provincial de la Ranilla, dos barcos-prisión atracados en el río, Cabo Carvoeiro y Mogador, y siete prisiones habilitadas, de las que destaca la antigua Residencia de los Jesuitas, donde se torturaba en el patio número 3. Este lugar sigue sin señalizarse por tratarse de un sitio privado y adaptarse a la nueva normativa.

LA PAÑOLETA (CAMAS)

El 19 de julio de 1936 el Gobierno de la República acordó formar una columna mixta de medio millar de mineros, carabineros y guardias civiles para acudir desde Huelva a sofocar la rebelión de los militares golpistas en Sevilla. Los 60 guardias civiles decidieron adelantarse y, al llegar a Sevilla, se unieron a la sublevación militar. Emboscaron a los mineros en el cruce de La Pañoleta y la Cuesta del Caracol. Pasado el mediodía, la Guardia Civil entraba en Sevilla con 71 prisioneros y gran cantidad de dinamita. En el lugar de los hechos fueron contabilizados 25 cadáveres. El 31 de agosto a las cinco de la madrugada seis camiones con cinco guardias civiles cada uno recogieron a los presos, divididos previamente en seis grupos. Todos fueron fusilados sobre las 5.30 en La Macarena, Triana, Amate, Ciudad Jardín y La Pañoleta.

EL CANAL DE LOS PRESOS

Antes de 1940 comenzó a funcionar el Servicio de Colonias Penitenciarias Militarizadas (SCPM), que reclutó la mayor parte de sus trabajadores entre presos suministrados por el Patronato para la Redención de Penas por el Trabajo. La primera agrupación del SCPM se instaló en Dos Hermanas para la construcción de un canal de riego de 150 kilómetros de longitud, el conocido como Canal de los Presos.

Entre 1943 y 1956 la SCPM funcionó como un negocio privado. En junio de 1960 se decidió su supresión, tras décadas de explotación económica en beneficio de los grandes terratenientes.

El canal nace en la presa de Peñaflor, recorre 158 kilómetros por la margen izquierda del río Guadaíra y muere en el caño de Trebujena (Cádiz). El segundo tramo, el central, es en el que más trabajaron los presos. Tiene una longitud de 82 kilómetros y su construcción se extendió entre 1940 y 1962. Cruza los términos municipales de Carmona, Villanueva del Río, La Rinconada, Sevilla, Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas y Los Palacios. Entre 6.000 y 7.000 penados pasaron por los campos de concentración vinculados a su construcción, en una de las mayores pruebas del trabajo esclavista que se dio en la Dictadura.

Ha sido señalizado en la mayor parte de sus tramos, quedando uno pendiente de la autorización del Ayuntamiento de Carmona.

EL AGUAUCHO Y PARQUE DE LOS LUCHADORES POR LA LIBERTAD (FUENTES)

Fuentes de Andalucía es uno de los pueblos de la provincia donde el golpe militar de julio de 1936 triunfó de forma inmediata. En la mañana del día 19 de julio, la mayoría de los fontaniegos destacados de izquierda fueron apresados. Entre el 24 de julio y el 29 de septiembre, la represión organizada dejó 116 cadáveres en fosas comunes. En el Registro Civil sólo figuran inscritos 103 fallecimientos (25 mujeres y 78 hombres), y en todos aparece como consecuencia de «la Guerra».

En este escenario destaca el caso de la finca El Aguaucho, situada en la carretera N-IV. Hasta allí se dirigieron, en agosto de 1936, un grupo de falangistas con un camión cargado de prisioneras de entre 16 y 22 años. A media mañana, tras obligarlas a preparar y servir la comida, las violaron, asesinaron y arrojaron sus cuerpos a un pozo. Al atardecer, el camión volvió y recorrió la calle principal ocupado sólo por los asesinos que, en estado de embriaguez y a modo de trofeo, portaban la ropa interior de las jóvenes asesinadas en la punta de los fusiles.

Esta finca permanece aún hoy sin señalizar, todo lo contrario que el Parque de los Luchadores por la Libertad, donde figura una señalética que en todo caso alude asimismo a El Aguaucho.

FOSA DEL CEMENTERIO (LA PUEBLA DE CAZALLA)

La represión en La Puebla de Cazalla adquirió una gran dimensión. Los datos obtenidos en los trabajos llevados a cabo hasta ahora avalan los estudios de los historiadores. La primera fosa documentada es la conocida como El Carnero. De unos 40 ó 50 metros de diámetro y unos 3,5 de profundidad, se sitúa junto al muro posterior del cementerio, en lo que fue el camposanto protestante. El lugar servía de basurero del recinto hasta la actuación de los familiares de las víctimas allí enterradas, que han logrado adecentar y dignificar la zona.

JEFATURA SUPERIOR DE POLICÍA DE LA GAVIDIA

Finalizada la Guerra Civil se crea esta Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental en Sevilla. Representa uno de los principales lugares de la represión franquista y la lucha por las libertades en la segunda etapa del franquismo en la capital. Su historia, durante sus dos primeras décadas, fue paralela al periodo de desarrollo del Tribunal de Orden Público, que se mantuvo desde su creación en 1963 hasta 1977.

SEDE DE LA CAPITANÍA GENERAL DE LA GAVIDIA

Edificio muy conocido por ser el lugar desde el que Queipo de Llano dirigió el golpe de Estado en Andalucía, animando a desarrollar una represión cruel sobre la población civil de izquierdas. Fue el punto en el que se inició el golpe de estado en la ciudad y que resultó ser fundamental para la extensión de este por el occidente andaluz y, desde ahí, hasta Madrid con la columna de Castejón y más tarde hacia el este, con la conquista de Málaga. Actualmente alberga los servicios centrales de la Consejería de Justicia.

LUGAR DEL ASESINATO DE FRANCISCO RODRÍGUEZ LEDESMA

Francisco Rodríguez Ledesma, obrero de la construcción afiliado a Comisiones Obreras, fue herido de muerte por disparos policiales el 8 de julio de 1977, mientras se encontraba en una concentración de trabajadores que se manifestaban contra la empresa textil Hytasa. Murió a consecuencia de las graves heridas el 4 de enero de 1978. El lugar donde fue abatido ha sido designado.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016