viernes, 22 noviembre 2019
14:45
, última actualización
Cofradías

La ‘descampanización’ como base de la propuesta del Consejo

Los hermanos mayores conocieron la fórmula nueva para repartir, equitativamente, los minutos de paso por Carrera Oficial

Juanmi Vega @Juanmivegar /
08 nov 2019 / 06:50 h - Actualizado: 08 nov 2019 / 06:50 h.
  • Reunión en la que el Consejo ha expuesto cómo repartirá el tiempo en la Carrera Oficial. / El Consejo
    Reunión en la que el Consejo ha expuesto cómo repartirá el tiempo en la Carrera Oficial. / El Consejo

El Consejo desveló uno de los secretos mejor guardado de los últimos tiempos: el reparto de tiempo de paso por la Carrera Oficial y pasa, en parte, por la ‘descampanización’ de la misma.

Por más que algunos no lo quieran ver, en la plaza de la Campana es donde los pasos más se lucen. Es el ‘minuto de oro’ de la estación de penitencia y lo es por la cantidad de público que quiere tener una silla en esa zona y donde más visibilidad tienen las hermandades gracias a los medios de comunicación. Sería injusto decir que todas las hermandades lo hacen, pero muchas sí.

El Consejo ha contado los minutos que se tienen desde el inicio de la jornada en el palquillo de toma de hora hasta su fin en la puerta de Los Palos. Para repartirlos ha tenido en cuenta el número de pasos, las bandas, los nazarenos no penitentes, los penitentes, los acólitos, monaguillos y acompañantes.

A cada paso se le da cinco minutos y a las bandas dos. El resto de la cofradía se mide en función de “unidades de tiempo”.

Cada nazareno de la hermandad es considerado una unidad de tiempo, que no un minuto. Los acólitos suman 1, los monaguillos 0.1, los acompañantes en el cortejo 0.4 y los que no están en el cortejo no suman.

Lo primero que hace el Consejo es obtener el número de minutos totales de la jornada. A estos minutos le resta el sumatorio entre pasos y bandas del total de la jornada.

Por otra parte, se pasa a las llamadas unidades de tiempo los cortejos de cada hermandad, se suman todas y se dividen entre los minutos resultantes. El resultado se multiplica por el número de unidades de tiempo de cada hermandad y ya tendríamos el reparto en minutos para la jornada.

Pongamos de ejemplo el Miércoles Santo, sin contar las modificaciones que hubo por la lluvia. La jornada, desde su comienzo en la Campana hasta su finalización con el último palio, tiene 373 minutos. A estos minutos hay que restarle la suma de los pasos y las bandas, lo que arroja un total de 129 minutos. La jornada del Miércoles Santo tiene que repartir 244 minutos.

El número de nazarenos estimados para esa jornada es de 9595. No se han tenido en cuenta a los acompañantes en el Cortejo.

El cómputo arroja que, cada unidad de tiempo equivale a 0.025, lo que significa que el Carmen tendría 24 minutos para transcurrir por la Carrera Oficial. En la actualidad lo hace en 24.

San Bernardo, que tarda 73 minutos en la actualidad, tendría de tiempo para pasar por la Campana 76. El Cristo de Burgos, que en la actualidad tenía 27 minutos, con este plan pasaría a tener 23.

El plan del Consejo explica que las hermandades tardan 85 minutos en recorrer los 1074 metros que separan la Plaza de la Campana de la salida por la puerta de Los Palos de la Catedral. Las hermandades van a una velocidad media de 12 metros por minuto, viéndose descendida hasta los 4.7 en el tramo que va de la Campana a la esquina con Sierpes.

El Consejo pretende que, para 2020, el tramo que va de la Campana a Sierpes se haga en 3 minutos menos, pasando de los 10 a los 7. Una de las ventajas que consideran para esta opción es «adecuar el paso de la realidad de la gran mayoría de las hermandades. Hay que tener en cuenta que prácticamente, en este punto, estamos hablando de una marcha y media en el caso de los pasos con música. Al oficializar este tiempo de paso por Campana disminuimos el riesgo de retraso».

Sí es cierto que el Consejo ha buscado la comodidad del nazareno a su paso por la Catedral y le dará más tiempo a las hermandades para que los hermanos puedan salir al servicio y el paso por la Santa Sede sea más digno al tener 19 minutos de los 15 actuales.

Este plan no supone un revulsivo ni una revolución. Dará más minutos a los que más lo necesiten. Las cofradías que llevan a sus nazarenos amontonados en filas de tres y cuatro lo seguirán haciendo. El espacio es el que es y el tiempo el mismo. A final de mes se sabrá el conteo oficial de nazarenos, entonces, cada hermandad sabrá cuánto tiempo le ha tocado. A algunas les tocará el gordo en minutos y otras no tendrán ni la aproximación.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016