sábado, 16 octubre 2021
17:12
, última actualización
Cuaresma 2021

‘Soleá dame la mano’ y la Madrugá del 2000

Ambientada en la Semana Santa de Sevilla, la novela de Alberto Álvarez fusiona la realidad y la ficción

Alex Solano alex_linense /
20 mar 2021 / 04:00 h - Actualizado: 20 mar 2021 / 04:00 h.
"Libros","Cuaresma","Cuaresma 2021"
  • ‘Soleá dame la mano’ y la Madrugá del 2000

La Semana Santa de Sevilla vuelve a ser protagonista en una nueva novela, que nos ha regalado la pluma de Alberto Álvarez. Comenzando con un disparo, la historia se retrotrae a tres momentos temporales. Uno de ellos comienza 7 días antes, y es la historia principal. En ella, el inspector Diego Aguilar se enfrentará al secuestro de una pequeña de 4 años. Otro de ellos comienza 6 horas antes “es la parte más tétrica y oscura. Ideal para leer de noche únicamente con la luz de una pequeña lámpara y preguntarnos qué está pasando en realidad”, como recomienda su autor. El último comienza 30 años antes, y a pesar de tener menos que ver con la trama principal, tiene mucho que ver con la propia vida.

Su protagonista, el Inspector Diego Aguilar, es definido por su autor como una persona incompleta. “El tipo de persona que no tenía regalos bajo el árbol el día 6 de enero, pero que se ha enfrentado a esa falta de cariño implicándose profesionalmente. Una de esas personas a las que no hace falta mentir, porque no les interesa la verdad”. Es una persona alejada de la mayoría de los sentimientos usuales del ser humano y con una gran problemática para conectar emocionalmente con los demás. Pero la gran pregunta es si está preparado para todo lo que se le viene encima.

El título de la novela viene de la marcha escrita por Manuel Font de Anta ‘Soleá dame la mano’, y el propio Alberto Álvarez asegura que “quienes lean el libro no volverán a escuchar esta marcha de la misma manera”. El primero de los capítulos adquiere este nombre, dado que tiene una gran relevancia en un momento muy especial de la novela. Además. La idea de escribirla surge cuando en el año 2017 se repiten los sucesos de la Madrugá del año 2000: “En aquel momento yo ya formaba parte de un despacho de abogados, por lo que seguí con especial atención la instrucción del caso. La prensa cubrió con detalle el avance del caso, y me pregunté cómo se actuó en el año 2000, por lo que comencé a indagar en el juzgado y a mantener conversaciones con los implicados”, asegura este joven escritor. Esto, sumado a la ilusión por escribir un thriller policíaco terminaron por empujar a Alberto Álvarez a hacerlo realidad.

Tal vez se piense que puede ser algo complicado fusionar la novela policíaca, la novela negra y la Semana Santa, pero para Alberto Álvarez ha sido tremendamente fácil. “Pienso en escritores a los que me gusta leer como Joel Dicker o Pierre Lemaitre, y en lo difícil que lo tendrán ellos para imaginar un escenario con tanto embrujo como Sevilla. Imagina una noche en la que miles de personas toman las calles con antifaces y cirios encendidos, alumbrando el camino de las representaciones de Dios y su Madre. ¿No es un buen lugar para un asesino en serie? Creo que solo el Carnaval de Venecia puede aportar el mismo embrujo como escenario”, admite el autor.

¿Quién es Alberto Álvarez?

‘Soleá dame la mano’ y la Madrugá del 2000
Alberto Álvarez, autor de la novela ‘Soleá dame la mano’.

Como él mismo se define, “es un abogado de vocación al que, además de ayudar a las personas a través de su profesión, le gusta imaginar historias, escribirlas para contarlas y tratar de conseguir que los demás lleguen a vivirlas y hacerlas suyas”. Además de ser conocido por su cuenta de Twitter ‘El Chiringuito de Bandones’ (@Chirinbanda), y por su libro publicado en 2018 bajo el título de ‘Músicos de Sevilla’.

Este escritor se muestra muy ilusionado con su nuevo proyecto, del que espera que tenga una gran aceptación por parte del público. Añade que es una novela que “está muy cuidada en su desarrollo, sus personajes y su estructura. Un trabajo de más de dos años. Una historia que me ha llegado a emocionar a mí mismo cuando la he ido repasando”. Es sincero a la hora de decir que ‘Soleá dame la mano’ no solo es la mejor idea que ha tenido, sino que, además, es también un libro que “me gustaría comprarme y leer si yo no hubiera tenido nada que ver. Cuando un libro me gusta mucho, pienso que me hubiera gustado escribirlo a mí. Esta vez lo he hecho”, afirma Alberto Álvarez.

Obviamente es una novela que va dirigida al público cofrade, que es el que puede sentirse, en un principio, más atraído por el conocimiento de determinados hechos, aunque asegura que no es una novela excluyente: “Alguien de Pamplona, por poner un ejemplo de un lugar donde ya me la han pedido, puede disfrutarla de la misma manera”. Además, esta novela guarda tras de sí algo bastante peculiar, ya que sale a la venta el 24 de marzo y su historia comienza el día 26, por lo que el autor pretende conseguir que “todos aquellos que no van a poder disfrutar nuestra Semana Santa este año en la calle, sí puedan hacerlo a través de la novela. Sí una única persona, durante una fracción de segundo, es capaz de perder la conciencia de lo que hay alrededor y comienza a vivir entre las páginas de Soleá, el trabajo de estos años habrá merecido la pena”.

Alberto Álvarez lleva en su corazón a sus dos queridos sobrinos, Luis y Ana, quienes incluso dan su nombre a dos de los personajes de la novela. El autor admite que pretende ser un ejemplo para ellos, y espera que, cuando tengan la edad para leerla, disfruten de la historia. Otra persona que lleva consigo es Maricarmen, “sin la que mi primera novela, ‘Músicos de Sevilla’, no hubiera tenido razón de ser y, con toda seguridad, no habría llegado a escribir esta segunda”, asegura. A ellos tres va dedicada esta obra.

Por último, Alberto Álvarez manda un mensaje a los futuros lectores de ‘Soleá dame la mano’: “Sumérgete en ella, paladea cada página y atesora cada rincón. Leí una vez que un buen libro es un libro que uno se arrepiente de terminar. Espero que este sea el caso. Ah, y recuerda que nada de lo que estás leyendo ha pasado. O tal vez sí”.

Silencio. Quiero que sepas por qué.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla