lunes, 25 mayo 2020
10:16
, última actualización

Tocina irá este año al Rocío con Cáritas

La hermandad filial llevará a cabo una peregrinación simbólica mediante la donación económica y de alimentos a modo de camino

20 abr 2020 / 14:38 h - Actualizado: 20 abr 2020 / 14:41 h.
$hmKeywords_Schema
  • La hermandad del Rocío de Tocina en un momento de la peregrinación hacia la aldea almonteña en 2019 / Francisco J. Domínguez
    La hermandad del Rocío de Tocina en un momento de la peregrinación hacia la aldea almonteña en 2019 / Francisco J. Domínguez

La hermandad matriz de la Virgen del Rocío de Almonte determinó el pasado 23 de marzo la suspensión de todos sus cultos públicos y procesiones. No se celebrará la romería en Pentecostés ni los actos previos programados, como la procesión de la venerada imagen por el pueblo o su traslado desde Almonte a la Aldea del Rocío. Esta suspensión conlleva la de la peregrinación que las 125 filiales hubieran realizado en los días previos. Pero las hermandades han aprovechado esta circunstancia adversa para plantear de forma simbólica y sobre todo solidaria su camino. Es el caso de la hermandad de Tocina y Los Rosales, que este año irá al Rocío haciendo su peregrinación con Cáritas.

La filial de la Vega del Guadalquivir ha puesto en marcha la campaña ‘Al Rocío por Cáritas’, cuyo objetivo es “ayudar a las personas que más lo necesitan” y cuya situación se está viendo agravada por la paralización de las actividades económicas derivada de la declaración del estado de alarma por la pandemia de COVID-19. “Se están registrando muchos casos. Lamentablemente va a haber más y en Cáritas ya están desbordados”, explica Carlos Ramírez, hermano mayor de la corporación.

Cuotas de camino para ayudar a los afectados por esta crisis

Para ello, la hermandad seguirá manteniendo parte de las costumbres y ritos que hay que llevar a cabo en las vísperas de la romería, como el pago de las cuotas de camino y el abastecimiento de alimentos como preparación de las carriolas. De adhesión voluntaria, a través de estas dos vías los devotos compensarán la falta de preparativos por la suspensión de los festejos, que llevarán a cabo así de forma simbólica. Pero también harán un camino solidario, en el que no llegarán hasta la aldea de las marismas, sino hasta las personas más afectadas por esta crisis sanitaria.

Para participar en este camino no hace falta ser hermano. Cualquier persona puede ir este año al Rocío con la hermandad de Tocina. Para ello, la corporación ha estipulado dos tipos de cuota de camino, con un importe simbólico y orientativo, atendiendo a la participación en el mismo. Así, para el camino completo se ha fijado una cuota de 20 euros, mientras que para la participación de fin de semana serán 10 euros. La aportación se efectuará mediante ingreso en el número de cuenta habilitado por la hermandad.

Una carriola llena de alimentos para Cáritas de Tocina y de Los Rosales

Tras pagar la cuota de camino, los preparativos continuarían con la preparación de la carriola. Para cargarla se han unido a esta campaña “prácticamente todos los establecimientos de la localidad”. En estos se ha preparado un espacio donde poder depositar alimentos no perecederos, que la hermandad recaudará y hará llegar a los que más lo necesiten. Con la carriola cargada, ningún vecino de la localidad se quedará atrás en el camino, pudiendo todos hacer frente a esta crisis y avanzar juntos en esta simbólica peregrinación.

La recaudación a través de esta iniciativa se destinará a las dos Cáritas parroquiales del municipio, la de Tocina y la de Los Rosales. La hermandad ya ha colaborado antes del inicio del proyecto con ambas, aportando alimentos y dinero para hacer frente a la situación de algunas familias que “ya empieza a ser límite”.

La campaña se puso en marcha el pasado miércoles y se mantendrá activa al menos hasta la fecha en la que iba a celebrarse la romería del Rocío. En estos primeros días la respuesta ha sido “un éxito” de colaboración en ambas vías. La recaudación se irá entregando semanalmente para que en Cáritas puedan seguir haciendo frente a la creciente demanda.

La hermandad sufraga a través de su obra social la vacuna contra la meningitis para niños de familias sin recursos

No es este el único proyecto asistencial que la hermandad del Rocío de Tocina lleva a cabo. Iniciado en 2019, la corporación ayuda a las familias con menos recursos sufragando la vacunación de menores contra la meningitis. La obra social ‘Ningún niño sin vacunas’ costea este tratamiento, que tiene un elevado precio y que no está incluido en el calendario obligatorio de vacunaciones, aunque su administración es recomendable.

La de Nuestra Señora del Rocío de Tocina y Los Rosales es la hermandad filial número 66. Un grupo de devotos de la localidad fue el germen del que, en 1982, surgió la primera agrupación, tomando para su veneración un cuadro de la Virgen, obra del afamado pintor Francisco Maireles. En 1984 se encarga el simpecado a los talleres de los bordadores Fernández y Enríquez, de Brenes, bendiciéndose un año después. Con la hermandad del Rocío de Sevilla – El Salvador como madrina, la corporación fue admitida como filial en febrero de 1986, iniciando su primera peregrinación el 13 de mayo de ese año. En la actualidad cuenta con unos 500 hermanos, incluso de fuera de la localidad que peregrinan con esta corporación. En la venida de la Virgen el pasado mes de agosto se inauguró oficialmente su casa hermandad en la aldea, situada junto al camino de los Llanos.

Con la campaña ‘Al Rocío con Cáritas’, este camino tan especial va a ser “seguro el que más agradece nuestra bendita Madre del Rocío, llegando a quienes peor lo están pasando a través de Ella”. Porque la solidaridad es “la forma más bonita de llegar a la Virgen”, apostilla el hermano mayor.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016