domingo, 29 noviembre 2020
00:00
, última actualización

Adiós a Pere Casaldáliga, el obispo que se atrevió a cambiar el Padrenuestro

El religioso catalán, vinculado a la Teología de la Liberación en la Amazonia, ha muerto allí a los 92 años, a consecuencia de problemas respiratorios agravados por el párkinson

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
08 ago 2020 / 17:46 h - Actualizado: 08 ago 2020 / 17:49 h.
"Libros","Justicia","Twitter","Historia","Barcelona","Racismo"
  • Twitter: @Casaldaliga1
    Twitter: @Casaldaliga1

Acaba de morir el último valiente que creyó a pies juntillas en la revolución que predicaba el Concilio Vaticano II. Pere Casaldáliga (Balsareny, Barcelona, 1928) fue popularmente conocido como El obispo de los pobres y llegó a ser candidato al Nobel de la Paz, pero empezó desde abajo, desde su época de claretiano, antes de llegar a Brasil el revolucionario año de 1968. Después de una vida dedicada a los más desfavorecidos en la brasileña región de Araguaia, acaba de fallecer a sus 92 años en un hospital de Sao Paulo, a consecuencia de problemas respiratorios agravados por el párkinson que sufría, según las asociaciones Araguaia y ANSA, que divulgan las causas de quien fuera obispo emérito. Ha dejado un lema para la historia, “Sin justicia, no habrá paz”, pero también mucho más: una historia bajo ese lema.

Casaldáliga arribó a Brasil en 1968, y solo tres años después fue nombrado obispo de Sao Felix de Araguaia, donde defendió desde el principio a los campesinos sin tierras y a los indígenas, a quienes les quemaban la selva para extender el monocultivo. Junto a sus otros compañeros misioneros, se dedicaron a luchar contra la malaria, la deshidratación y la desnutrición de aquella población en la que enterrar a niños era el pan de cada día. Casaldáliga abrió escuelas y montó ambulatorios, al tiempo que denunciaba la explotación y los abusos de los terratenientes, lo que le valió no solo las lógicas amenazas de latifundistas e incluso de la policía, sino la incomprensión por parte del papa Juan Pablo II. De hecho, parte de la propia Iglesia Católica lo tachó de subversivo o incluso “comunista”. Llegó a presenciar el asesinato de un compañero al que confundieron con él, y en 2004 se salvó por muy poco de un tiroteo.

Partidario de un nuevo concilio

Casaldáliga se ganó la simpatía de los indígenas y hasta de buena parte de los católicos, partidarios de una necesaria revolución desde la sencillez. Él mismo llegó a pedir un nuevo concilio que actualizara las posiciones de la Iglesia sobre cuestiones latentes en el mundo global como el capital y el trabajo, el hambre, las armas, el consumismo o la juventud. Al cumplir los 75 años, como marcan las normas, renunció a su Obispado, pero se quedó en la Amazonia, viviendo como siempre lo había hecho: junto a los pobres y marginados y en una pequeña casa que compartía con otros curas.

El obispo poeta

Al margen de su labor humanitaria y de sus libros doctrinales, Casaldáliga se convirtió en poeta y llegó a publicar una docena de poemarios de un marcado sentido social. Antológico es su particular oración del Padrenuestro:

Hermanos nuestros,
que estáis en el Primer Mundo:
para que su Nombre no sea blasfemado;
para que venga su Reino a nosotros
y se haga su Voluntad
no sólo en el cielo
sino también en la tierra,

respetad nuestro pan de cada día,
renunciando vosotros a la explotación diaria;

no os empeñéis en cobrarnos
la deuda que no hicimos
y que os vienen pagando
nuestros niños, nuestros hambrientos,
nuestros muertos;

no caigáis más en la tentación
del lucro, del racismo, de la guerra;
nosotros miraremos de no caer
en la tentación del odio o de la sumisión.

Y librémonos, unos y otros, de cualquier mal.
Sólo así podremos rezar juntos
la oración de familia
que el hermano Jesús nos enseñó:
Padre nuestro, madre nuestra,
que estás en el cielo y en la tierra
”.

El funeral, abierto al público, se celebrará mañana en Batatis, un municipio del interior de San Paulo. También podrá seguirse a través de las redes sociales. Tras la misa, su cuerpo se trasladará al Santuario de los Mártires en Ribeirão Cascalheira, donde su cuerpo será velado a partir del lunes. Finalmente será enterrado en en São Félix do Araguaia.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016