Cristo muerto es descendido en La Vega del Guadalquivir

El Descendimiento en las hermandades de la Soledad de Alcalá del Río y Cantillana enterrarán a Cristo en la jornada en la que más hermandades procesionarían en la comarca

02 abr 2021 / 10:27 h - Actualizado: 02 abr 2021 / 10:31 h.
"Semana Santa en la provincia"
  • Los titulares de la hermandad de la Soledad de Alcalá del Río expuestos bajo el palio de la dolorosa en la Capilla de San Gregorio (Foto: Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río)
    Los titulares de la hermandad de la Soledad de Alcalá del Río expuestos bajo el palio de la dolorosa en la Capilla de San Gregorio (Foto: Hermandad de la Soledad de Alcalá del Río)

El Viernes Santo es el día central de la Semana Santa en La Vega del Guadalquivir. En esta jornada se concentran once estaciones de penitencia en diez de sus doce municipios. Procesiones que ascienden a catorce si se incluyen también las de la Madrugada del Viernes Santo, que hubieran salido antes del amanecer. Desde los Nazarenos que culminan el ascenso al Calvario en los albores del día a los crucificados de este Viernes Santo, si una iconografía define esta jornada es la de Cristo Yacente, con el singular acto del Descendimiento como reminiscencia del pasado.

Tres Nazarenos en la Madrugada de La Vega

Esta jornada sin pasos en las calles se repetirán las veneraciones a lo largo de la comarca. Imágenes expuestas en altares extraordinarios o incluso en sus propios pasos, con cultos sustitutorios de la estación de penitencia en un día repleto de singularidades y tradiciones.

Cristo muerto es descendido en La Vega del Guadalquivir
Nuestro Padre Jesús Nazareno de Cantillana expuesto a la veneración (Foto: Francisco J. Domínguez)

Tres Nazarenos hubiesen recorrido la Madrugada. Nuestro Padre Jesús, el Señor de los marineros de Cantillana, podrá ser venerado ante su capilla del Sagrario, en la ermita de San Bartolomé, bajo un palio sacramental. El Gran Poder de Tocina, acompañado por la Virgen del Mayor Dolor, se expone en un altar extraordinario en la parroquia de San Vicente. Y en la iglesia de Jesús de La Algaba, Nuestro Padre Jesús y la Virgen de los Dolores se encuentran en sus pasos procesionales, como si la pandemia no hubiese truncado las ilusiones y la cofradía hubiese hecho estación de penitencia.

Cristo muerto es descendido en La Vega del Guadalquivir
Los titulares de la hermandad de Jesús de La Algaba en sus pasos (Foto: Hermanad de Nuestro Padre Jesús de La Algaba)

El Descendimiento se celebrará a las 15.00 h. en Alcalá del Río y a las 20.00 en Cantillana

Desde temprano han comenzado este Viernes Santo las veneraciones. Es el caso de la hermandad de la Soledad de Alcalá del Río, donde Nuestra Señora de los Dolores en su Soledad Coronada se encuentra en el presbiterio de San Gregorio bajo palio con el Señor de la Misericordia ante ella en una estampa de piedad. Una jornada donde se sucederán diversos cultos y actos de oración, y que tendrá su punto central a las 15.00 horas, cuando se celebre el Solemne Sermón y Ancestral Acto del Descendimiento. Dadas las dimensiones de la capilla, el acto – que habitualmente se celebra en la parroquia a las 12 de la noche – se realizará a puerta cerrada y emitido en directo por el canal de YouTube y la página de Facebook de la Hermandad.

También descenderá el Santo Cristo del Sepulcro de la hermandad de la Soledad de Cantillana. Acto que tendrá lugar en el santuario soleano a las 20.00 horas. Durante la mañana, los cantillaneros cumplirán la tradición y rendirán pleitesía a la Patrona, donde recibirá las velas de promesa y agradecimiento. En esta singular tradición, los devotos ofrecen los cirios de la candelería, donde se prenden “moñitas” con los nombres de los donantes.

Cristo muerto es descendido en La Vega del Guadalquivir
Altar para el Viernes Santo de la hermandad de la Soledad de Cantillana (Foto: Hermandad de la Soledad de Cantillana / J. Ángel Espinosa)

El Cristo Yacente de la Soledad de La Algaba ya fue descendido el Viernes de Dolores. Tras la veneración matutina, el cuerpo inerte del Señor será velado en la parroquia algabeña hasta las 20.00 horas. Del mismo modo, durante la mañana será posible visitar la exposición de enseres, museo y taller de bordados de la hermandad.

Seis crucificados para la tarde del Viernes Santo

Acoge el Viernes Santo seis crucificados, que hacen estación de penitencia en cinco municipios de la comarca. Uno de ellos es el Cristo de la Vera-Cruz de Brenes, que comparte altar extraordinario con la Virgen de los Dolores en su Soledad. El concierto de la banda del Arrabal de Carmona a las 12.00 horas, y el de la Agrupación Veterana de Sevilla a las 18.30 horas pondrán música a un día de veneración y oración, donde la estación de penitencia será sustituida por el rezo del ejercicio del viacrucis a las 20.30 horas.

Cristo muerto es descendido en La Vega del Guadalquivir
El Cristo de la Vera-Cruz y la Virgen de los Dolores de Brenes (Foto: Hermandad de la Vera-Cruz de Brenes)

También Tocina se rinde a la Vera-Cruz. El Cristo de la Vera-Cruz y la Virgen de la Soledad en sus Dolores estarán expuestos a la veneración de 11.00 a 13.00 y de 19.00 a 22.00 horas, con el rezo del Sermón de las Siete Palabras, acompañado por una orquesta de cámara, a las 19.30 horas. También podrá visitarse en la casa de hermandad la exposición ‘Vera-Cruz. Pasado, presente y futuro’, con enseres, fotografías y el paso finalizado de la Sagrada Entrada en Jerusalén.

En el otro núcleo del municipio, Los Rosales, la hermandad del Cristo de la Expiración y la Virgen del Patrocinio expone a sus titulares en un mismo paso, recreando una estampa de 1984, cuando ambas imágenes procesionaron de esta forma.

Cristo muerto es descendido en La Vega del Guadalquivir
Los titulares de la hermandad de Los Rosales expuestos en el mismo paso como en 1984 (Foto: Hermandad del Cristo de la Expiración de Los Rosales)

En San José de la Rinconada, la hermandad del Perdón llevará a cabo el rezo del ejercicio de viacrucis a las 19.00 horas y del ejercicio de las Cinco Llagas a las 21.00. Para este día, el Cristo del Perdón y la Virgen del Mayor Dolor se encuentran componiendo la estampa conocida como Stabat Mater.

Del mismo modo, los otros dos crucificados que completan la jornada, el Cristo del Amor y Perdón de Lora del Río y el Cristo de la Buena Muerte de Villanueva del Río y Minas estarán expuestos a la veneración y protagonizarán el rezo del ejercicio del viacrucis en sustitución de la estación de penitencia. Y, en ambos casos, acompañados por las titulares marianas de cada hermandad, que comparten advocación de Virgen de los Dolores. Y junto con las veneraciones del Santo Entierro y la Virgen de los Dolores en su Soledad en Villaverde del Río, y del Santo Entierro y la Virgen de la Soledad de Peñaflor, con adoración de la cruz del Descendimiento, se completará esta jornada luctuosa, plena de hermandades pero vacía de procesiones otro año más en La Vega.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos