Desarticulado un punto de cultivo de marihuana y venta de hachís en Gerena

La operación policial se ha saldado con la incautación de más de 150 kilos de sustancias estupefacientes y el ingreso en prisión de dos personas de nacionalidad española

03 may 2022 / 08:25 h - Actualizado: 03 may 2022 / 08:27 h.
  • Invernadero clandestino de marihuana hallado en el interior de la nave intervenida (Foto: Ayuntamiento de Gerena)
    Invernadero clandestino de marihuana hallado en el interior de la nave intervenida (Foto: Ayuntamiento de Gerena)

Una operación conjunta entre la Guardia Civil y la Policía Local ha desarticulado en Gerena un punto clandestino dedicado al cultivo y al procesamiento de la marihuana para su posterior venta como hachís, según se ha informado desde el Ayuntamiento gerenense.

El inicio de la operación culminada este pasado fin de semana tuvo lugar en el mes de marzo, cuando la Policía Local procedió a informar a la Guardia Civil de actividades sospechosas en una nave situada en un polígono industrial de la localidad. Agentes de Investigación de la Benemérita comenzaron a realizar las pertinentes pesquisas a fin de recabar indicios o evidencias sólidas con las que corroborar los hechos delictivos denunciados.

Desarticulado un punto de cultivo de marihuana y venta de hachís en Gerena
Sustancias estupefacientes preparadas para su venta e incautadas en la operación antidroga (Foto: Ayuntamiento de Gerena)

Según se ha explicado desde el consistorio, la investigación constató “un fuerte olor a marihuana”, lo que llevó a los agentes a suponer “la existencia de algún tipo de cultivo intensivo de Cannabis Sativa”. Pudieron comprobar en las instalaciones investigadas la presencia de una persona “realizando labores de guarda y vigilancia durante veinticuatro horas”, así como “fuertes medidas de seguridad” y “una afluencia habitual de personas, incluso en horas intempestivas”.

En la nave se ha encontrado un vivero interior con más de 735 plantas de marihuana

Con toda la información recabada, y contando con autorización judicial otorgada tras presentarse las distintas pruebas, la Guardia Civil procedió a la entrada y al registro de la nave investigada. En las instalaciones fue constatada la existencia de unas dependencias destinadas a vivienda de la persona que se encargaba de la vigilancia, y donde se encontraron 36 tabletas de resina de hachís con un peso de 3.475 gramos.

En el interior de la nave se halló un “sofisticado invernadero clandestino”, subdividido a su vez en dos salas, dedicado al cultivo intensivo de cannabis, y en el que se incautaron 735 plantas de marihuana “en avanzado estado de floración”, 7 cajas de marihuana ya recolectada y dispuesta para su secado, así como “una gran cantidad de picadura de cogollos de marihuana”, superando la cantidad total de sustancias estupefacientes los 150 kilos.

La operación culminó con la detención de dos personas de nacionalidad española, presuntos autores a los que se les imputa un delito contra la salud pública en su modalidad de tráfico de drogas, cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes y otro delito de defraudación de fluido eléctrico. Todo el material incautado, las personas detenidas y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Guardia de Sevilla, que decretó el ingreso inmediato en prisión de los dos presuntos artífices.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos