El cargo de diputado provincial abre brecha en Participa

Ediles de Bormujos y Carmona piden la renuncia de Moreno al incumplir la rotación en el puesto

22 sep 2015 / 22:00 h - Actualizado: 23 sep 2015 / 08:02 h.
"Diputación","Participa Sevilla","Elecciones Municipales 2015"
  • El diputado de Participa Sevilla, Julián Moreno, durante su discurso de toma de posesión como diputado.
    El diputado de Participa Sevilla, Julián Moreno, durante su discurso de toma de posesión como diputado.

La marca política Participa, que dio el salto –auspiciada por Podemos– a algunos ayuntamientos en las pasadas elecciones municipales, se encuentra ahora sumergida en un conflicto a nivel provincial por el único cargo de diputado que logró gracias a los votos conseguidos en el partido judicial de Sevilla y que quedaron repartidos en tres concejales en la capital y tres en Bormujos. Un puesto que, en la actualidad, es ostentado por el concejal de Participa Sevilla en el Ayuntamiento hispalense, Julián Moreno.

Sin embargo, sus compañeros –también ediles en sus localidades– de Participa Bormujos y Participa Carmona, Juan José Moreno Checa y Antonio Toranzo, respectivamente, presentaron recientemente un escrito en el registro de la institución provincial solicitando la «revocación» del nombramiento del edil capitalino como diputado, después de que éste haya «incumplido un acuerdo verbal» en el que, con el presidente de Democracia Participativa, Miguel Prados, como testigo, se expresaba la intención de llevar a cabo una «rotación» tras dos años en la responsabilidad provincial. Así, Moreno Checa denuncia que Moreno «no quiere cumplir ese acuerdo verbal y quiere estar los cuatro años» ocupando el cargo en la Diputación.

Todo ello a pesar de que, según Moreno Checa, el actual diputado provincial llegó al cargo gracias a que Participa Bormujos retiró su candidatura –previamente presentada a la Junta Electoral de Zona– para optar al puesto, cediendo además «de buena fe» los avales que había obtenido a la candidatura de Moreno. Sin embargo, «a raíz de ser investido, Julián cambió su actitud y ahora no quiere soltar el cargo», señala Moreno Checa.

Pero no es la única «maniobra de vieja política» que el concejal de Bormujos achaca a Participa Sevilla. Y es que, al parecer, tanto carmonenses como bormujeros instaron a sus compañeros de la capital a crear una «estructura o grupo de trabajo provincial» en el que dar cabida a los municipios donde la marca Participa tenía representación, «teniendo en cuenta que la Diputación es un organismo creado por y para los pueblos», apunta Toranzo. No obstante, ese organismo deseado por los concejales de Participa en la provincia nunca se llegó a formalizar «por la negativa de la coordinadora de la capital, que ha ignorado nuestra petición una y otra vez». Y eso que se han sucedido las cartas enviadas a Participa Sevilla e incluso «se han intentado todas las vías de negociación posibles» antes de llegar a esta situación. Asimismo, tanto Moreno Checa como Toranzo denuncian el «oscurantismo» con el que se ha llevado a cabo la elección del personal de libre asignación –asesores– que la Diputación ofrece a los partidos que tengan representación, aseverando que Moreno debería haber «haber renunciado a ellos como es el compromiso de esta fuerza política». De la misma forma, afirman que la vacante de vocal en el Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef), ha sido ocupada por el diputado de Participa Sevilla «aunque se solicitó que fuera el compañero de Carmona el que lo ostentase», siendo un cargo que también reporta una remuneración.

Por todo ello, los ediles de Bormujos y Carmona solicitan la «suspensión cautelar» de Julián Moreno y que se abra un nuevo proceso de designación, así como la anulación del personal eventual actualmente designado.

Sevilla se desliga de «hipotéticos acuerdos verbales»

En relación a ese acuerdo verbal mediante el que los concejales de Bormujos y Sevilla habrían mostrado su intención de efectuar una rotación en el puesto, la coordinadora de Participa Sevilla quiso desligarse del mismo, dado que «vulnera la soberanía asamblearia a la que siempre nos remitiremos». De esta forma, y mediante un comunicado, defendió la «legalidad absoluta del proceso de designación del diputado provincial», ya que la elección en el partido judicial de Sevilla «fue acordada por unanimidad por la asamblea de Participa Sevilla», que designó a Julián Moreno, negando cualquier acuerdo verbal establecido entre personas porque, «en el caso hipotético que se hubiera producido», incumpliría su voluntad asamblearia.

De esta forma, según apunta la fuerza auspiciada por Podemos –que se considera una candidatura local de unidad popular que se presentó de manera instrumental a las elecciones municipales con el paraguas legal de un partido denominado Democracia Participativa–, el acta de diputado se consiguió «con los 28.933 votos que aportó Participa Sevilla y los 1.075 votos que aportó Participa Bormujos». Por eso, apuntan que «en cualquier caso», el diputado provincial se hubiera obtenido con sus votos «en solitario». Al mismo tiempo, hacen hincapié en que «sus adscritos y adscritas participaron en la convocatoria pública para la selección del personal eventual cuyas bases fueron aprobadas en asamblea y expuestas públicamente».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla