Menú

Herrera se pone en marcha contra el problema de las palomas

La presencia incontrolada de estas aves puede provocar muchas problemas a los ciudadanos, lo que se intenta paliar con una intensa campaña puesta en marcha en el municipio

21 nov 2022 / 13:40 h - Actualizado: 21 nov 2022 / 13:44 h.
"Medio ambiente"
  • El alcalde de Herrera.
    El alcalde de Herrera.

Son tan bellas como incontrolables, y en la localidad sevillana de Herrera han decidido ponerse manos a la obra para intentar que las palomas, símbolos de mil cosas bellas, no supongan un problema para la salud de los vecinos.

Por eso, se ha comenzado a trabajar en el control biológico de la población de estas aves, mediante la captura “in vivo” con jaulas-trampa y vuelos de rapaces.

Y, desde luego, es un problema que mejor atajarlo a tiempo. Como recuerda en su web oficial Rentokil, la compañía de control de plagas más grande del mundo, históricamente, las palomas anidaban en los acantilados y en zonas rocosas de montaña, pero a partir de mediados del siglo pasado, comenzaron a establecerse en las ciudades que empezaban a ser cada vez más grandes y les ofrecían distintas facilidades.

Con este cambio de hábitat consiguieron tres objetivos: deshacerse del peligro que suponían depredadores como halcones y águilas; disponer de múltiples edificios que les proporcionaban excelentes lugares para anidar y, por último, conseguir comida de manera fácil y abundante.

Una media que no se cumple

Los expertos señalan que la media tolerable densidad está entre 300 y 400 palomas por kilómetros cuadrado, y que, si se supera este número, es necesario establecer estrictas medidas para controlar su población.

Hay que tener en cuenta que no tienen predadores alrededor, pueden comer de todo y se reproducen durante cualquier estación y muy rápidamente.

Para trabajar en este problema, en Herrera se han puesto en marcha con una serie de actuaciones, consistentes, por ejemplo, en la colocación de jaulas-trampa en una serie de zonas previamente seleccionadas, de modo que se han ubicado cinco puntos concretos en el pueblo para este trabajo de trampeo.

Se trabaja, además, en el seguimiento de cada una de las estructuras en todo lo necesario para su correcto funcionamiento (reposición de alimentos y agua, cambios de orientación de las estructuras, reparación, etc...), así como el seguimiento de las jaulas-trampa se realizará con una frecuencia de dos días a la semana.

Fase final del trabajo

Una vez capturadas, se llevará a cabo el transporte de las palomas capturadas con un adecuado protocolo de manejo mediante el uso de trasportines homologados para su correcto desplazamiento, y todo ello se complementa con vuelos de marcaje con ave rapaz adiestrada con una frecuencia de dos veces al mes.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos