La asociación Aura, en busca de nuestros corazones

La asociación de personas con diversidad funcional de Los Palacios y Villafranca clausura su curso, despide a su presidente Manuel Parejo tras 26 años e insiste en su nuevo reto de integración laboral

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
27 may 2022 / 17:56 h - Actualizado: 28 may 2022 / 11:25 h.
"Solidaridad"
  • La asociación Aura, en busca de nuestros corazones

En los 26 años que Manuel Parejo lleva al frente de la asociación Aura de Los Palacios y Villafranca, el propio término que califica a sus asociados ha evolucionado tanto –de inválidos a minusválidos y luego a discapacitados o personas con diversidad funcional- que quienes han conocido esta lucha por la integración no tienen más remedio que quitarse el sombrero delante de él, tal y como hizo anoche el público que asistió al teatro municipal Pedro Pérez Fernández para asistir al acto de clausura del curso con una representación teatral protagonizada precisamente por estos chicos que, a decir del alcalde, Juan Manuel Valle (IU), son “personas con capacidades diferentes, y el resto de la sociedad tiene que aprender a entenderlo, a empatizar y a echar un cable para que se vayan desarrollando plenamente como personas”.

Precisamente en ese reto del desarrollo y la integración total andan los responsables de la asociación en los últimos tiempos, los de la transición en la presidencia de Manuel Parejo a la nueva responsable, Concha Cid, que ya lleva más de un año volcada no solo en actividades de integración social con voluntarios que salen con los chicos de Aura los fines de semana para naturalizar su diversión en lugares de ocio que antes no hubieran frecuentado, sino también en un campaña de más alcance que pretende su integración laboral y para la que han arrimado el hombro tanto comerciantes locales como palaciegos ejerciendo de clientes. La campaña se ha bautizado con el nombre de Gente con corazón y ha consistido en permitir que algunos de estos chicos de Aura ejerzan de dependientes en comercios de distinta naturaleza, como tiendas de ropa o de decoración, haciendo tareas que pueden desarrollar perfectamente: doblando prendas, atendiendo al público, cobrando y empatizando con la clientela. El balance de los últimos meses no ha podido ser más positivo, pues tanto los comerciantes implicados como la clientela se han quedado con ganas de darle continuidad al proyecto.

“Todo es superable si se pone tesón y se actúa con convicción”, dijo anoche el regidor palaciego, convencido de que lo que hoy se ve como una excepción puede ser lo más lógico y natural del mundo mañana. Con respecto a Parejo, Valle destacó “la gratitud eterna que le debe el pueblo de Los Palacios y Villafranca por su labor altruista, entregada durante tantos años y en una época en la que la sociedad no estaba tan sensibilizada para ayudar a personas como las que representa Aura, y tuvo la valentía de dar ese primer paso”.

La asociación Aura, en busca de nuestros corazones

Reconocimientos

Por otro lado, el acto de anoche sirvió para reconocer, con una cerámica de recuerdo, la labor, la dedicación y el compromiso personal de Ana María Perea y Tomás Garrido durante los 26 años que lleva en marcha Aura. Perea recalcó que es mucho más el calor que recibe de los propios integrantes de la asociación de lo que pueda ofrecer en su labor como voluntaria. Tomás Garrido, por su parte, reflejó su admiración sincera por todas “las madres y padres que luchan sin descanso por la calidad de vida de sus hijas e hijos discapacitados”, y la satisfacción de sentirse cerca de las niñas y niños de Aura, “seres especiales que con solo una mirada cautivan el alma y atrapan el corazón”.

La nueva presidenta de Aura, Concha Cid, agradeció a los responsables de los comercios locales que han participado en el proyecto Gente con corazón, el apoyo ofrecido “haciendo visible en nuestro pueblo la necesidad que tienen de trabajar las personas con discapacidad y haberles dado la oportunidad de desarrollar una actividad en un entorno laboral real”. “Para las personas con discapacidad, el empleo supone una importante vía de desarrollo personal y la incorporación plena a nuestra sociedad”, añadió Cid “y en nuestra asociación somos conscientes de que se trata de un camino largo y difícil de recorrer”.

Los usuarios de la asociación ofrecieron una emocionante actuación dirigida por Gloria Ortiz, cuyo guion se centra en el deseo de varias jóvenes con síndrome de Down de trabajar en un centro comercial. Encuentran su oportunidad y, con orientación y apoyo, pueden superar sus propios miedos y los obstáculos que se presentan hasta conseguir sus objetivos, poniendo de manifiesto lo importante que es el apoyo y la ayuda a personas con distintas capacidades para que puedan demostrar todo su potencial. En el acto, al que también asistió la concejala de Bienestar Social, Carmen Mari Molina, una representante de la obra social de La Caixa, Marta Caballero, hizo entrega a la asociación de un cheque por valor de 2.500 euros.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla