Marchena desborda todas las previsiones en su fin de año adelantado

La Plaza Ducal se llenó de gente de toda la comarca atraída por la original idea de las uvas adelantadas, con el matiz añadido de que tenían un fin solidario

28 dic 2019 / 12:53 h - Actualizado: 28 dic 2019 / 12:54 h.
"Bolsa","Televisión","Música","Espacio","Euro","Vivienda","Radio","La Azotea","Policía Local","Cabalgata de los Reyes Magos","Bomberos","Alzheimer","Medios de comunicación","Seguridad","Animación"
  • Marchena desborda todas las previsiones en su fin de año adelantado
  • Marchena desborda todas las previsiones en su fin de año adelantado

Si anoche, alguien hubiese tirado un alfiler desde un balcón al suelo de la Plaza Ducal de Marchena, no hubiese tocado el suelo. Es verdad que el Ayuntamiento había preparado todo para recibir a mucha gente, pero el fin de año adelantado que se realizó por segunda vez en este municipio sevillano echó por tierra todas las previsiones que los más optimistas se habían hecho.

La cita era a partir de las seis de la tarde en la señorial plaza marchenera. Ayuntamiento y la emisora municipal de radio y televisión RTV Marchena convocaban a todos los vecinos para despedir el año con 12 uvas solidarias. RTV Marchena celebra en 2020 su trigésimo aniversario, por lo que está preparando una de las carrozas de la Cabalgata de los Reyes Magos, entre otros acto para celebrarlo a lo grande.

Casi una hora antes de la fiesta total, en la plaza ya no se cabía. Allí, no sólo había reunidas personas de Marchena, sino de toda la comarca. Más de 3.000 personas quisieron despedir el año cuatro días antes de terminar.

Animación desde el principio

En la Plaza Ducal había de todo, sobre todo mucho público, animado por los responsables de RTV Marchena que, encima de un gran escenario, cantaban y bailaban para animar a los presentes y tiraban paquetes de chucherías. También, cañones de espuma, puestos de churros y de tapas, música y fuegos artificales.

Representantes de la Hermandad del Dulce Nombre acompañaban a los trabajadores de Churrería Carmela en la venta de churros y chocolate. Parte de los recaudado iba destinado a la bolsa de caridad y al arreglo de enseres de la hermandad. Las necesidades que cubre la hermandad son muchas durante el año, y lo recaudado anoche es toda una ayuda.

A las ocho en punto de la tarde, daban, con las 12 uvas solidarias, la bienvenida al año 2020, cuatro días antes. La uvas se habían vendido previamente a un euro, y la recaudación iba destinada la Asociación de Enfermos y Familiares de Alzheimer ‘Amanecer’.

Con máxima seguridad

La fiesta ha desbordado las previsiones de los organizadores en su segundo año. Habían elegido la Plaza Ducal, conjunto histórico artístico, para dar cabida a la mayor cantidad posible de vecinos y visitantes. Todo bajo la atenta mirada de dos patrullas de la Policía Local y una dotación de bomberos, especialmente pendientes cuando, desde la azotea de una vivienda de la plaza, han comenzado los fuegos artificiales que daban la bienvenida al año nuevo.

Ha sido el primer pueblo de Andalucía en recibir el nuevo año, y con presencia de medios de comunicación a nivel nacional. La fiesta ha sido un éxito en su segunda edición. Ahora, a pensar en la tercera, y sobre todo en donde celebrarla, visto que cualquier espacio que se destine a esta curiosa cita se termina quedando pequeño.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla