lunes, 17 mayo 2021
16:36
, última actualización
Solidaridad

Paz y Bien: ayuda sin fronteras desde 1979

La asociación comenzó a prestar servicios en 1979 en Olivares, y hoy día atiende a casi 700 personas en Huelva, Sevilla y Guatemala

01 mar 2021 / 10:23 h - Actualizado: 01 mar 2021 / 11:46 h.
"Laboral","Producción","Infraestructuras","Solidaridad","Discapacidad","Día de Andalucía","Menores"
  • Paz y Bien: ayuda sin fronteras desde 1979

Este domingo, Día de Andalucía, la asociación Paz y Bien asistió al acto que organizó el Ayuntamiento de Santiponce y por el que se conceden distinciones y honores a diferentes personalidades y entidades de la localidad sevillana. Entre ellos estaba representada esta entidad, con la mención honorífica a Fray Rafael Pozo, su fundador.

Fray Rafael Pozo, fundador de Paz y Bien, que también cuenta con sede en Huelva y toda su provincia, recogió el reconocimiento a la mención honorífica que otorga el Ayuntamiento de Santiponce por su labor en favor de los colectivos desfavorecidos y los servicios que presta la entidad en el municipio en favor de las personas con discapacidad.

Su germen, en 1979

La Asociación nació en Sevilla 1979 como una entidad privada, sin ánimo de lucro, dedicada a la integración, defensa y promoción de los intereses de las personas con discapacidad intelectual o en situación de exclusión social.

Desde 1998 también atiende a menores en situación de desamparo y adolescentes con dificultades de inserción socio-laboral. Presta servicios a más de 700 personas –distribuidas en 34 centros ubicados en Sevilla, Huelva y Quezaltepeque (Guatemala)-, que son atendidos por más de 340 profesionales.
Su objetivo es ofrecer un servicio de calidad y responder a las necesidades y expectativas vitales de las personas usuarias.

Paz y Bien: ayuda sin fronteras desde 1979
Fray Rafael Pozo.

Se comienza abriendo un taller ocupacional en la localidad sevillana de Olivares, donde se da la oportunidad de realizar una actividad laboral a nueve jóvenes con discapacidad. Desde el principio la entidad entenderá la inserción laboral como la mejor herramienta para la normalización e integración social de este colectivo.

Sede en Sevilla capital

Ante la creciente demanda, en poco tiempo, la asociación tiene que trasladar el taller de trabajo a Sevilla, concretamente a la calle Los Romeros, en un semisótano de 125 metros cuadrados. Ahí se puede marcar el inicio de la creación de las primeras infraestructuras con la puesta en marcha del taller de producción industrial de los productos ‘Pepita’.

Se hicieron famosos sus estropajos, lejía, agua destilada o fregonas, productos elaborados por personas con discapacidad. Su labor no descansa ni un solo día.

En el año 2007 Paz y Bien se inicia en la Cooperación para el Desarrollo con la inauguración en Quezaltepeque (Departamento de Chiquimula-Guatemala), del Centro de Promoción Social ‘Tuncushá’. La experiencia misionera de Fray Rafael Pozo, así como los contactos y colaboración continuada con entidades del país guatemalteco, forman el caldo de cultivo de la realidad de la actuación de Paz y Bien a día de hoy en Guatemala. La defensa de los menores con discapacidad y desnutrición y sus familias son el centro de la actuación en esta línea.

Desde sus comienzos, Paz y Bien ONGD no ha dejado de abrir nuevos horizontes para combatir estos problemas. Para ello ha iniciado diferentes programas centrados en el aspecto sanitario, formativo y de integración. Programas como las Escuelas Inclusivas (integración de niños con discapacidad en la escuela regular) o el Programa de Lucha Contra la Desnutrición Infantil (con el que se interviene tanto con menores desnutridos como con mujeres gestantes y en edad fértil) son pioneros en este país en vías de desarrollo.


Edictos en El Correo de Andalucía