lunes, 24 enero 2022
16:26
, última actualización

Romería de Cuatrovitas contra viento y marea

La lluvia no puede con la devoción de los vecinos de Bollullos de
la Mitación que logran devolver la imagen de la Virgen a la ermita

24 oct 2016 / 00:53 h - Actualizado: 24 oct 2016 / 02:19 h.
"Romería de Cuatrovitas"
  • Momento en que se ponía en camino la Virgen de Cuatrovitas desde la parroquia. / El Correo
    Momento en que se ponía en camino la Virgen de Cuatrovitas desde la parroquia. / El Correo

La alerta amarilla no impidió que Bollullos de la Mitación llevara a su patrona hasta la ermita cumpliendo así con la tradición del cuarto domingo de octubre. Entre paraguas y chubasqueros, vivas y oraciones, la Virgen de Cuatrovitas recorrió los seis kilómetros que van del municipio a su santuario. El camino fue duro pero emotivo: los peregrinos aguantaron estoicamente los chaparrones como mejor demostración de que lo suyo es, sobre todo, cuestión de fe.

Pasaban unos minutos de las nueve de la mañana cuando la imagen mariana abandonaba la parroquia de San Martín de Tours, donde ha recibido culto en los últimos meses desde su llegada al pueblo en la festividad de Santiago Apóstol. Una marea de paraguas cubría los sombreros y volantes pero no el fervor de las primeras horas de la Jira, como también se conoce al traslado de la Virgen dentro de esta antigua y multitudinaria romería, cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XVI.

El templete de la Virgen, protegido con un plástico, quedaba entronizado en el carro tirado por bueyes, una yunta vinculada históricamente a la familia del Cani. Los primeros metros por el asfalto estuvieron acompañados de ráfagas de agua y rezos por sevillanas, como las que interpretaron varios jóvenes desde un balcón de la calle Larga. «...en Los Cuatro Castillos le tiran flores, el almacén del Conde le dice adiós, en su carreta hecha de mil primores...» Letras de despedida para echar a andar entre campos de olivares, pinares y vides.

Para acelerar el ritmo, la hermandad decidió suspender la parada en la cancela de la hacienda de Baena mientras que se hizo el rezo del Ángelus en la Venta de los Nogueros, donde quedó inaugurado un monolito dedicado a la Virgen.

A las 14.30 horas, la patrona de Bollullos pisaba ya la hacienda de Cuatrovitas. Tras Ella iban llegando las coloridas carretas, algo descompuestas por el agua que le había caído encima. El temor a nuevos aguaceros hizo que algunos carros se volvieran al poco de llegar. Desde la hermandad se ha agradeció el esfuerzo de los más de 30.000 romeros que, un año más, han acompañado a la Virgen en su romería.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla