martes, 04 agosto 2020
15:26
, última actualización

Se cuecen movilizaciones por el abandono de la carretera de Chapatales

La vía que une Los Palacios y Villafranca con el Brazo del Este es intransitable en algunos tramos y ni la Confederación ni la Diputación han hecho nada, pese a un protocolo de actuación de 2007

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
04 jul 2020 / 17:10 h - Actualizado: 04 jul 2020 / 17:12 h.
$hmKeywords_Schema
  • Se cuecen movilizaciones por el abandono de la carretera de Chapatales

A la carretera de Chapatales la llaman así los casi 400 habitantes de esta pedanía de Los Palacios y Villafranca y los propios palaciegos, pero en realidad es un camino de servicio de la zona regable de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que se identifica oficialmente como SE-9020 y que no solo lleva desde el municipio del Bajo Guadalquivir hasta su pedanía más pequeña y marismeña, sino hasta el poblado utrerano de Pinzón. Más allá, hasta el propio río Guadalquivir, la vía adquiere otros nombres técnicos: SE-9009 y SE-9013, aunque en realidad es un mismo sendero -a veces mal asfaltado a veces de pura grava-, cuyo adecentamiento se parece demasiado al cuento de la buena pipa. Es de competencia de la CHG, pero en el año 2007 se firmó un convenio de colaboración entre esta y la Diputación provincial de Sevilla por el que la primera arreglaría la vía y se la cedería al ente supramunicipal para que se ocupase a partir de entonces de su mantenimiento. Sin embargo, no se ha hecho nada al respecto.

Y ya ha llovido, como testimonia el penoso firme después de cada invierno en que son los arroceros de la Cooperativa del Bajo Guadalquivir quienes se ocupan de que sus camiones puedan transitar por un camino que cada vez es más “intransitable y peligroso”, como lo ha calificado el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle (IU), que está preparando movilizaciones con los vecinos, los alcaldes pedáneos y las cooperativas de la zona. Ahora en verano, la polvareda que se levanta cuando pasa un solo vehículo tarda en disiparse.

“Por aquí salen cada año 60 millones de kilos de arroz”, se queja el presidente de la cooperativa arrocera, Vicente Cebolla, “y eso sin contar la remolacha y otros productos que salen de la marisma”. “Y llevan muchos años diciendo y no haciendo nada”, añade. La propia señalización de la carretera alude al mal estado del firme, y limita la velocidad a 40 Km/h, tope que por supuesto nadie respeta, ni los cientos de agricultores que pasan cada día por aquí ni los estudiantes que vienen en coche ni los vecinos que tienen que trasladarse al núcleo urbano de Los Palacios o a centros hospitalarios.

Concentraciones

El alcalde palaciego ha recordado que, desde 2017, llevan “muchos escritos enviados” tanto a la Diputación de Sevilla como a la CHG. Pero todo parece papel mojado. “Cuando hacemos una pregunta en el Pleno de Diputación, hacen el paripé y al final ninguna de las dos instituciones terminan de resolver el problema, que lo podrían hacer perfectamente, cofinanciándolo, o respetando aquel convenio de hace más de una década, igual que están arreglando otras carreteras de la provincia, pero no le dan la importancia que tiene”, se queja Valle.

Se cuecen movilizaciones por el abandono de la carretera de Chapatales

Desde 2018, no solo el Ayuntamiento de Los Palacios, sino también el de Las Cabezas y Lebrija, pues el asunto afecta igualmente a sus términos municipales, con otras vías de semejante naturaleza, empezaron a aprobar mociones en sus plenos para pedir que se cumpliera el compromiso de Diputación. En septiembre del año pasado, el grupo Adelante preguntó en el pleno del ente supramunicipal en qué había quedado aquel acuerdo que se había vuelto a aprobar por unanimidad un año antes. “Entonces es verdad que hubo una reunión entre el vicepresidente de la Diputación y el presidente de la CHG para adaptar aquel protocolo a las nuevas circunstancias porque, sostenían, el asunto era fundamental para la riqueza de la comarca del Bajo Guadalquivir, pero diez meses después no sabemos absolutamente nada”, sostiene el alcalde palaciego, quien la próxima semana reunirá en asamblea a todos los vecinos afectados –también a los de pedanías como El Trobal o Marismillas- y “pensaremos en una fecha y un lugar, posiblemente frente a la Delegación del Gobierno de Andalucía o frente a la propia Confederación Hidrográfica del Guadalquivir”. El regidor palaciego insiste en que “nos tienen muy hartos después de tres años mandando escritos y no hay respuesta, lo único que hacen es marear la perdiz”.

Se cuecen movilizaciones por el abandono de la carretera de Chapatales

Contradicción

El alcalde palaciego considera “una contradicción” que se esté promoviendo hacer embarcaderos para enlazar las dos márgenes del río para que se le dé vida a la comarca, lo cual es un proyecto precioso, pero que se abandone la carretera que enlazaría el río con nuestros municipios”. “Estaremos poniendo en serio peligro a la gente que transite por esa carretera, que supuestamente, al margen de los aspectos económicos que supone el arroz, es para que pongamos en valor la riqueza ornitológica, a nivel medioambiental y a nivel paisajístico”, se queja Valle, que insiste en que “particularmente entre Pinzón y la cooperativa arrocera, aquello parece una carretera de Kosovo”.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016