Turismo con olor a Navidad

Cientos de personas llenan en estos días las calles de Estepa atraídas por un tipo de turismo muy peculiar, el que busca conocer el pueblo de los mantecados y comprarlos en las mismas fábricas

15 nov 2022 / 12:21 h - Actualizado: 15 nov 2022 / 12:23 h.
  • Turismo con olor a Navidad

La recta final del mes de noviembre ha traído consigo la recuperación de la imagen de las calles de Estepa llenas de gente procedente de buena parte de España, atraída por un tipo de turismo muy concreto: el que busca mantecados y polvorones allá donde se fabrican.

Y es que la campaña de producción de mantecados y polvorones de Estepa ha llegado al 80 %, cumpliendo las previsiones marcadas cuando se comenzó a finales de septiembre, y se ha comenzado ahora a trabajar “sobre demanda”, con el turismo “de mantecados” en temporada alta en estos momentos en el municipio sevillano.

El presidente del Consejo Regulador de las IGPs ‘Mantecados de Estepa’ y ‘Polvorones de Estepa’, José María Fernández, cita que, con el 80 % ya producido y distribuido y con la llegada de mediados de noviembre, “es el momento de trabajar bajo demanda, atendiendo a un turismo que ahora mismo llena las calles del pueblo en busca de nuestros productos”.

Así, una vez que “la mayor parte de la producción está servida”, es el momento de atender “una campaña turística a pleno rendimiento”, y de aplicar los resultados de las “grandes apuestas de varias empresas por el turismo industrial, adaptando sus instalaciones para que sean visitables”.

Atracciones paralelas

De forma paralela a las visitas a las fábricas, en el municipio se dispone de una serie de atracciones turísticas relacionadas con sus productos, como la Ciudad de Chocolate, el taller de mantecados, el puzzle más grande del mundo, o el belén de figuras de Playmobil.

Ha recordado que el mercado nacional abarca casi la plena totalidad de la producción, para indicar que, dentro de lo destinado a exportación, son los países iberoamericanos y distintos clientes de Estados Unidos los primeros en recibir los productos, «por el período de trabajo que supone el transporte”.

Para los amantes del patrimonio, los recursos de los que se dispone en la localidad en este sentido también están disponibles, como su Torre del Homenaje, que atrae a mucha gente durante el año no solo para verla en vivo, sino para disfrutar de las vistas que se aprecian desde su base.

Un olor patrimonial

De forma paralela, en la localidad se trabaja para que todo lo que rodea a su industria del mantecado y el polvorón sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

Como se recoge en la proposición no de ley presentada en el Parlamento andaluz por este motivo, el nombre de Estepa está ligado a la elaboración de sus mantecados, polvorones y dulces navideños, un sector que es el principal soporte no solo de la economía local, sino también para la del ámbito comarcal.

En cada campaña, que se desarrolla entre septiembre y diciembre, da trabajo directo a alrededor de 2.000 personas, de las que el 85 % son mujeres, y apoya el trabajo, además, de unas 2.500 de modo indirecto en las empresas auxiliares.

Turismo con olor a Navidad

Para que nada falte, los mantecados y polvorones de Estepa y los vinos de Jerez han renovado el acuerdo de maridaje que suscriben cada año con motivo de las fiestas navideñas para potenciar dos de los principales productos de la gastronomía y las bodegas andaluzas durante estas fechas.

Se trata de una actividad concebida como cata-maridaje que, en su primera etapa, se ha desarrollado en las bodegas Álvaro Domecq de Jerez, evento que se enmarcó en la novena edición de la International Sherry Week, del 7 al 13 de noviembre.

De esta forma, los dulces navideños de la localidad sevillana estuvieron en una de las citas anuales más importantes de la gastronomía y el vino, la mayor celebración mundial de los vinos del sur de España a la que por tercera vez acude el Consejo Regulador de los Mantecados y Polvorones de Estepa para organizar una actividad destinada a la prensa especializada, figuras del mundo de la gastronomía y la restauración e influencers.

Unión de mantecados, polvorones y vinos

Durante el encuentro se llevó a cabo una cata maridaje en la que se fusionaron cinco variedades amparadas de Polvorones y Mantecados de Estepa, junto a otros tantos tipos de vinos con Denominación de Origen Jerez, de Bodegas Álvaro Domecq.

La actividad estuvo dirigida por la enóloga de la bodega, Ana Real Figueroa, que coordinará distintas ponencias para entender mejor la actividad que se llevará a cabo.

Si todo va bien, la producción terminará en torno a mediados del próximo diciembre, y será el momento de hacer balance del trabajo realizado, cerrar las fábricas por unos días y prepararse para que el reto de conseguir ser Patrimonio de la Humanidad se convierta en una realidad.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos