sábado, 21 septiembre 2019
20:01
, última actualización
Cofradías

Un Viernes Santo de gloria en septiembre

Tras dos salidas procesionales suspendidas por la lluvia y la ausencia de la localidad por su restauración, el Cristo de la Vera-Cruz se reencontrará con su pueblo el 14 de septiembre

13 sep 2019 / 13:39 h - Actualizado: 13 sep 2019 / 13:40 h.
  • El Señor de la Vera-Cruz en su procesión de gloria del 14 de septiembre. Foto: Hermandad.
    El Señor de la Vera-Cruz en su procesión de gloria del 14 de septiembre. Foto: Hermandad.

TAGS:

La fiesta de la Exaltación de la Cruz tiene en Tocina un nombre particular: es el día de la Función del Señor. Una jornada de contrastes e idiosincrasia propia, y que tendrá su culminación con la procesión de una de las devociones más arraigadas de la localidad, el Cristo de la Vera Cruz.

La de este año es una procesión muy esperada. Hace un año, la procesión del 14 de septiembre tuvo que ser suspendida por la lluvia. Tras esa fecha, la imagen fue trasladada al taller de Pedro Manzano, en Triana, para ser restaurada, en un proceso que se ha dilatado unos 6 meses. Repuesto de nuevo al culto el pasado 30 de marzo, tampoco pudo realizar la estación de penitencia el Viernes Santo, suspendida igualmente por la lluvia. Por ello, los devotos del Señor de Tocina aguardan con ansia volver a tener al crucificado en la calle, tras su prolongada ausencia tanto en ellas como en el propio pueblo.

Un Viernes Santo de gloria en septiembre
El crucificado bajo una de las pancartas que engalanan el pueblo. Foto: Hermandad.

Unos festejos mantenidos desde la antigüedad con carácter de gloria

Desde tiempos antiguos se han mantenido los festejos y la procesión del crucificado, con un carácter más glorioso que el luctuoso propio de su advocación y del día de su estación de penitencia. “Del Viernes Santo, con música de capilla y coral se pasa a la salida de septiembre, con agrupación musical, cohetes y fuegos artificiales”, explica el hermano mayor, José Manuel Gavilán, para resaltar la particularidad de estas fiestas.

La devoción que suscita el Cristo es palpable en el exorno de las calles. Arcos de luces – compuestos por tiras de bombillas – banderas de España y de Andalucía, gallardetes, banderolas y pancartas engalanan el recorrido. Del mismo modo, la música tiene una especial relevancia, siendo 7 las formaciones que participarán en los distintos actos y pasacalles y en la procesión.

Trasladado desde la ermita de la Soledad, donde recibe culto, hasta la parroquia de San Vicente, desde el día 9 de septiembre se ha consagrado un quinario en honor del Señor de Tocina. Unos cultos preparatorios que culminarán a las 12 de la noche ya del 14 de septiembre, con el traslado de la imagen al paso.

La víspera se vive en las calles entre familias y amigos, que disponen largas mesas donde comer y beber juntos. Esas verbenas serán visitadas por la banda de música de Nuestra Madre de la Consolación de Huelva, en un bando anunciador.

Un Viernes Santo de gloria en septiembre
Imagen del Cristo de la Vera-Cruz, obra de Illanes, tras la restauración efectuada por Pedro Manzano. Foto: Hermandad.

La hermandad celebra el 14 de septiembre la función principal de instituto

Tras la noche de fiesta, la Unión Musical Hispalense de Sevilla despertará al pueblo con una diana floreada, que partirá a las 8.00 de la mañana desde la Gran Avenida. Será la encargada de inaugurar este día señalado, en el que se celebrará la función principal de instituto y en honor del Señor a las 12.00 horas.

Posteriormente, a las 19.45 horas, la Agrupación Musico-Cultural de la Santa Vera-Cruz, conocida como ‘La Pepa’, de Alhaurín el Grande, y la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia de Córdoba llevarán a cabo un pasacalles previo a la salida del Cristo.

Un Viernes Santo de gloria en septiembre
Fuegos artificiales en honor del Cristo de la Vera-Cruz. Foto: Hermandad.

La procesión de gloria dará inicio a las 21.00 horas

No será Viernes Santo, pero como si lo fuera, porque el Señor será centro de la devoción del pueblo en su procesión, en su sobrio paso de caoba. Una salida de gloria que comenzará a las 21.00 horas, y que en la primera parte del recorrido contará con la agrupación musical cordobesa. La pirotecnia, otra de las señas de esta fiesta, acompañará al Señor como señal de veneración y júbilo de los vecinos.

Acompañado por innumerables devotos, el Cristo de la Vera Cruz atraerá todas las miradas, tras casi dos años de ausencia en las calles, en un nuevo Viernes Santo vivido en septiembre. La actual talla, obra del escultor sevillano Antonio Illanes de 1937, es una réplica de la antigua – “copia”, según firma el propio autor en el sudario del Cristo – destruida en los inicios de la Guerra Civil, en 1936.

Un Viernes Santo de gloria en septiembre
Fuegos artificiales en honor del Cristo de la Vera-Cruz. Foto: Hermandad.

El Ayuntamiento quiso nombrar al Cristo Patrono oficial en 1970

El Cristo de la Vera-Cruz, imagen de profunda devoción y veneración, es tomado como protector aunque no sea el patrón de la localidad. El Ayuntamiento, mediante acuerdo plenario en julio de 1970, elevó al Arzobispado la solicitud para nombrarlo Patrono oficial de la Villa. Sin embargo, desde Palacio se notificó que “solo los santos pueden elegirse como patronos”, por lo que no se llegó a materializar el nombramiento.

Aún así, muestra del arraigo de esta devoción, desde 1967 el día de la Función del Señor es fiesta local. Del mismo modo, el consistorio concedió en 2009 la primera Medalla de oro de la Villa y una metopa con mención honorífica al Cristo de la Vera-Cruz, “justificado en los méritos humanos, sociales, solidarios y culturales que han marcado la vida de la corporación”, según reseña la corporación en su página web.

Un Viernes Santo de gloria en septiembre
El Cristo de la Vera-Cruz bajo el arco del Barrio Santa Cruz, donde la juventud de la hermandad realiza una alfombra de sal. Foto: Hermandad.

La juventud crucera elabora una alfombra con sal para el Señor

Uno de los momentos más esperados será la llegada al Barrio Santa Cruz, al que el Señor accederá pasando por su gran arco de entrada, lugar en el que la juventud crucera elabora cada año una alfombra de sal con motivos alusivos a esta fiesta y a la corporación. Desde este punto será la agrupación musical Santa María Magdalena, de Arahal, la que acompañe con sus interpretaciones al Cristo de la Vera Cruz.

Bajo arcos de luces y fuegos artificiales el Señor de Tocina irá completando su recorrido. El barrio del Polvito, con sus calles estrechas, supondrá el final de la procesión, que alcanzará la parroquia en torno a las 4.30 horas. Culminará así una deseada salida que dejará entre los tocinenses el agradable regusto de la tradición añeja del Viernes Santo pero con el júbilo glorioso de septiembre.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016