«La salud bucodental de los sevillanos tiene muchas carencias»

Entrevista a Ángeles Rivero Fuentes, dentista

07 may 2021 / 04:36 h - Actualizado: 06 may 2021 / 17:38 h.
$hmKeywords_Schema
  • Fotos: Jesús Barrera
    Fotos: Jesús Barrera

Mª Ángeles Rivero Fuentes es dentista. Hace más de 30 años que esta doctora ejerce en una clínica de su propiedad, radicada en el municipio sevillano de Tomares. Mujer emprendedora, avanzada de su tiempo, estudió la carrera de Medicina en la Universidad de Cádiz, especializándose en Estomatología en la Universidad de Sevilla. De origen extremeño, de niña se vino con sus padres a Andalucía y lleva casi toda su vida en Sevilla, ejerciendo la odontología.

P- Si le digo que los dentistas son temidos por la mayoría de los ciudadanos puedo incurrir en una odiosa generalización, pero ¿no cree que hay algo de cierto en ello?

R- No incurre en una (odiosa) generalización. Aún nos llegan muchos pacientes, incluso niños sin experiencia previa, que nos miran con ese ¨temor». Los tratamientos dentales suscitan, cuando menos, un poco de recelo. En parte lo achaco a que la boca es una zona muy privada.

P- La película Marathon Man, cuando aparece la famosa escena de Dustin Hoffman siendo torturado en la silla del dentista, se ha quedado grabada en el subconsciente colectivo. Aunque también se ha enfocado su profesión con sentido del humor, como es el caso del musical La Tienda de los horrores. ¿Cada vez hay menos miedo de acudir al dentista?

R- El hábito de acudir a la consulta desde edades más tempranas, para realizar tratamientos preventivos, favorece una relación de confianza paciente- dentista que evita situaciones de ansiedad y temor en tratamientos posteriores.

P- La odontología es de gran importancia en la prevención de las enfermedades del aparato estomatognático, el cual incluye además de los dientes, las encías, el tejido periodontal, los maxilares y la articulación temporomandibular. ¿Cuáles son las principales enfermedades de la que se encarga esta ciencia de la salud?

R- La odontología cubre un amplio espectro de enfermedades que afectan a las distintas estructuras del aparato estomatognático. Desde lesiones benignas y circunscritas (llagas, gingivitis o caries...), lesiones más graves (estadios avanzado de las anteriores), genéticas (malformaciones, agenesias...), funcionales, hasta lesiones malignas (tumorales en musculatura, glándulas y hueso...).

P- En su consulta, en la que ejerce como odontóloga/estomatóloga, ¿qué tipo de patologías abordan con más frecuencia?

R- Las principales enfermedades que vemos en clínica son periodontales y caries en sus distintos estadios, malposiciones dentarias (tratamiento de ortodoncia) y problemas articulares (ATM). Las ausencias dentarias las tratamos con prótesis y nuevas tecnologías de implantes endooseos. La estética nos lleva a blanqueamientos de dientes oscuros o teñidos y a posicionarlos con ortodoncia transparente (Invisalign®) cada vez más frecuentes en adultos. Hoy en día hacemos muchísima prevención.

P- ¿Cómo es la salud bucodental de los sevillanos?

R- Tiene todavía muchas carencias, hay un alto porcentaje que no se cuida bien en casa, no viene a la clínica y, cuando lo hace, no realiza el tratamiento que se le propone.

P- El cuidado de la boca ha ido adquiriendo entre la población cada vez más importancia. Antes se consideraba una cuestión menor y la gente prefería gastarse el dinero en otras necesidades, pero las generaciones actuales se cuidan y están más concienciadas en la higiene y prevención dental. ¿En este cambio de mentalidad qué factores han influido, además del puramente estético?

R- Ha habido una gran campaña de divulgación por parte del Colegio de Dentistas y las instituciones educativas y sanitarias. También el programa de cobertura a la población infantil a través de las instituciones sanitarias (PADA). Creo que los profesionales también dedicamos más tiempo a informar del estado bucodental y la necesidad de tratamiento para devolver la salud. Quizás el mayor cambio es que se considere un tratamiento dental como salud y no como algo innecesario.

«La salud bucodental de los sevillanos tiene muchas carencias»

P- ¿Nos puede facilitar unos consejos básicos para mantener una boca sana?

R- 1º Higiene: cepillo nuevo con frecuencia y cepillado después de las comidas. 2º Alimentación: no azucares refinados, no comer entre horas, cenas poco copiosas. 3º Respirar por la nariz: evita boca seca, malposición y alteraciones en el desarrollo de las arcadas dentarias. 4º Evitar el estrés: se evitaran apretamientos y bruxismo.

P- Cuando se especializó en Estomatología en la Universidad de Sevilla, me imagino que habría muchos más hombres que mujeres. Ahora estará más nivelado el porcentaje que cuando acabó sus estudios, ¿no?

R- Pues no crea, mi promoción estaba bastante equilibrada y creo que actualmente en algunas promociones incluso hay más mujeres estudiando ciencias sanitarias.

P- Su hijo también es dentista, le viene de familia, pero en el caso de usted fue una carrera que eligió por pura vocación, ya que sus padres no eran médicos. ¿Para ejercer esta profesión sanitaria es importante el componente vocacional? Lo digo porque a nivel de calle se suele oír eso de que «métete a dentista que se gana mucho dinero».

R- Las profesiones sanitarias, sobre todo las que están cerca de los pacientes, requieren empatía y se necesita vocación para estar ahí día a día; más aún paciente tras paciente... es muy diferente el trato que requiere cada uno. Y ...«meterse a dentista» no es tan fácil, ni se gana mucho dinero. Ya en mi época, en el año 83 -¡y estoy hablando de hace 30 años!-, el acceso de los médicos a la especialidad de Estomatología se realizaba mediante un examen nacional, tipo MIR, con muy pocas plazas disponibles. Hoy en día la carrera de Odontología requiere una puntuación de Selectividad muy alta, similar a Medicina.

Cuando terminas puedes optar a trabajar por cuenta ajena (oficial o privada), ganando un sueldo similar a cualquier titulado superior... . También puedes desarrollar la actividad profesional como autónomo (consulta privada) con los riesgos y costes inherentes que ello conlleva.

P- Tengo entendido que para montar una clínica dental hace falta mucho esfuerzo y dinero. Además, su gestión diaria debe llevar bastante complejidad. ¿Es así?

R- Montar una clínica es cada vez más caro y complicado. Desde la elección de la localización, búsqueda de local, proyecto de arquitecto, con el obligado cumplimiento de todas las normativas de estructuras, distribución, sanitarias, de industria, acústicas, de iluminación, ventilación, residuos, ayuntamiento..., hacen del proyecto y su ejecución una inversión importante.

Dotar la clínica de infraestructuras y materiales es otra partida presupuestaria que no se queda corta... .Pasar todas las inspecciones confirmará el costoso trabajo bien hecho. Queda la contratación de personal y... esperar que entren los pacientes y confíen en nuestro trabajo para poder ir amortizando la inversión.

«La salud bucodental de los sevillanos tiene muchas carencias»

P- En la actualidad se observa un mercado cada vez mayor de implantación de franquicias de clínicas dentales en detrimento de la tradicional consulta privada, como la suya, más cercana al paciente. ¿Qué opinión tiene al respecto en cuanto a la diferencia de trato y calidad en la atención al usuario?

R- Efectivamente, los tiempos han cambiado. Hoy en día hay una gran proliferación de cadenas y franquicias de clínicas dentales. Debería separarse la parte comercial y la de estas nuevas estructuras. La parte comercial queda explícitamente expuesta en la relación usuario-empresa que negocia la parte económica. Y serán más o menos agresivos en sus términos según la política de la empresa. La parte profesional, aunque contratados (en el caso de las cadenas) o franquiciado (en el de las franquicias), sigo pensando que ejercen con la ética profesional que requiere este trabajo.

P- El sector de las clínicas dentales está viviendo una continua evolución tecnológica. ¿Ello ha propiciado que los tratamientos sean más accesibles para los clientes?

R- La tecnología está revolucionando todo nuestro sector, desde nuevas aparatologías a medios de comunicación y, cómo no, fórmulas de financiación. Todo ello ayuda a facilitar tratamientos, citas y forma de pagos.

P- La odontología tiene la capacidad de devolver la sonrisa a la gente y sobre todo la salud. Seguramente habrá hecho felices a muchísimas personas que, después de finalizar el tratamiento, son capaces de sonreír y sentirse más seguras y sanas.

R- La sonrisa del paciente que ve aliviado su dolor o resuelto su problema de estética a veces en una sola sesión, nos hace tan felices como a ellos, es una sensación de complicidad y de confianza impagable.

P- A su consulta acuden pacientes no sólo de Sevilla y provincia, sino de otros lugares de Andalucía e incluso de Madrid. A lo largo de su dilatada y exitosa carrera como dentista, ¿qué es lo que le produce mayor satisfacción profesional?

R- Abrir las puertas de nuestra consulta con ilusión después de tantos años, creo que se debe a la lealtad de generaciones de pacientes, padres, hijos y nietos que siguen confiando su salud bucodental en nuestras manos.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla