martes, 27 octubre 2020
07:07
, última actualización
Obituario

Adiós a Narciso Climent, el gran historiador de Sanlúcar de Barrameda

Muere a los 75 años el polifacético autor de la soberbia obra de diez tomos ‘Historia social de Sanlúcar de Barrameda. En busca de nuestro pasado’, que también era sacerdote y profesor

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
03 jun 2020 / 18:46 h - Actualizado: 03 jun 2020 / 20:51 h.
"Real Betis","Literatura","Historia","Filosofía","Historia","Obituario"
  • Narcisco Climent.
    Narcisco Climent.

Pocos personajes quedaban en Sanlúcar de Barrameda, ciudad tan singularmente unida a Sevilla, como Narciso Climent Buzón, uno de esos grandes historiadores tan a ras de suelo que acaba de morir esta pasada madrugada, a los 75 años, y cuyo funeral se celebrará esta misma tarde, a las 19.30 horas, en la parroquia de Santo Domingo de la ciudad de la manzanilla, presidido por el obispo de Jerez, José Mazuelos.

Profesor de Lengua y Literatura en Sanlúcar y también en Rota, Narciso Climent era un cura tan inquieto como atípico, tan abierto como preocupado por la Cultura en su más extenso sentido, tan generoso con sus colegas como riguroso en sus trabajos. Había estudiado Filología Hispánica, Filosofía y Teología en Sevilla, pero también había ampliado experiencias y conocimientos en otras ciudades como Madrid, Salamanca o Navarra, hasta convertirse en el gran intelectual renacentista que era desde su ciudad natal, a la que le dedicó tanto esfuerzo como para completar una obra historiográfica soberbia como esa de diez tomos titulada Historia Social de Sanlúcar de Barrameda. En busca de nuestro pasado, que ahora celebran tantos historiadores andaluces y que él fue presentando, tomo a tomo, conforme iba saliendo del horno de su disciplinado esfuerzo. La obra aborda la realidad de Sanlúcar desde la Antigüedad hasta los años 80 del pasado siglo, y la realizó a solas, algo comparable quizás a la encomiable labor de María Moliner con su Diccionario.

Bético hasta la médula, Climent ha sido el último gran cronista de Sanlúcar, también desde los periódicos. Fue asimismo poeta (Taraceas para un alma solitaria) y novelista (La ciudad sin torre). Su última aparición pública se produjo en octubre de 2016, cuando el Ayuntamiento le concedió la Insignia de Oro de la ciudad. Desde que esta mañana se conoció la noticia de su fallecimiento, no han cesado los mensajes de pésame de todos los ámbitos de la sociedad sanluqueña, desde el religioso y cofrade hasta el político, pasando por el cultural.

Climent escribió de sí mismo, con bastante lucidez: “Diré, como el bueno de Antonio Machado... que una palabra, como la de sacerdote, la de profesor, la de abogado, la de periodista, la de albañil, la de marinero o la de escritor no define a nadie. Nunca una palabra descontextualizada expresa la esencia o la idiosincrasia de ninguna persona. Lo importante no es la palabra encasilladora, sino la historia, toda historia, que hay detrás de una persona, de cada persona. Una palabra es un cliché. Una historia es vida”. Descanse en paz.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016