viernes, 10 julio 2020
11:35
, última actualización

Calle Betis. El ejemplo a seguir

Una «peatonalización progresiva» es la apuesta municipal para esta emblemática vía que se blindará definitivamente al coche tras el verano

27 may 2017 / 22:29 h - Actualizado: 28 may 2017 / 14:28 h.
"Barrios","Triana","Turismo","Un paseo por Triana"
  • Ya están instaladas las señales para el cierre de Betis los domingos. / El Correo
    Ya están instaladas las señales para el cierre de Betis los domingos. / El Correo
  • La imagen de la calle Betis abierta al tránsito de vehículos tiene los días contados. El Ayuntamiento prevé que su blindaje definitivo al coche llegue tras el verano. / Manuel Gómez
    La imagen de la calle Betis abierta al tránsito de vehículos tiene los días contados. El Ayuntamiento prevé que su blindaje definitivo al coche llegue tras el verano. / Manuel Gómez

Aprender de los errores del pasado es un signo de inteligencia y, además, lo que parece estar intentando hacer el gobierno municipal en la próxima peatonalización de la calle Betis. Así, en el proceso de blindaje de esta emblemática calle al tráfico, el Consistorio ha apostado por hacerlo «al revés» que en otras ocasiones, en lo que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha tildado de «ejercicio de innovación política». Es decir, en lugar de adoptar una decisión desde el Ayuntamiento y ejecutarla de manera inmediata, que «a veces se interpreta como una imposición aunque pasado el tiempo se asume como propia y mayoritariamente se esté de acuerdo», en Betis se ha tratado de evitar ese periodo de «rechazo» haciéndolo de manera progresiva y probando cómo resultaba la experiencia, pues son «un excelente test piloto para evaluar iniciativas posteriores más ambiciosas». «No se puede hacer en guerra como ocurrió con San Jacinto y Asunción. Hay que estudiar el asunto, crear una pequeña comisión y debatir», apuntó la delegada del distrito Triana, Carmen Castreño, en una junta municipal.

De esta manera, la peatonalización de la calle Betis, que lleva sobre la mesa varios mandatos, comenzó a dar sus primeros pasos a comienzos del mes de abril. Fue entonces cuando, de la mano de Triana Te Quiere, se cerró por primera vez a los vehículos un domingo, en un día para el disfrute de los vecinos en las diversas actividades organizadas desde la asociación. El resultado de aquella experiencia fue «positivo» para el Consistorio. Antes de que se desarrollara el segundo test, el pleno municipal aprobó, a instancias del PP, la creación comisión –compuesta por vecinos, comerciantes, hosteleros...– para el estudio de la peatonalización de la calle Betis que lleve a cabo «un verdadero plan de peatonalización del entorno que incluya además la calle Pureza, con la condición de dotar de soluciones al problema de aparcamiento» en la zona.

Es precisamente en este aspecto en el que inciden los vecinos. La necesidad de un plan global para el barrio pues «lo que se haga en una zona afecta al resto», apuntan desde la asociación Triana Norte, quienes reclaman que la calle Betis se gane al peatón y no se llene de veladores y se vuelque al turismo, como en su opinión ha sucedido en San Jacinto, «que ha sido totalmente privatizada».

El proceso de Betis tuvo como segunda fecha el pasado domingo 21 de mayo. Días antes el alcalde recordaba que el proceso «sigue su curso» y avanzaba que los cortes parciales que se establecerán «de forma sistemática los domingos a partir del próximo» –por hoy–. Para ello, el Ayuntamiento ha instalado nuevas placas señalizando el carácter peatonal de la calle los domingos, una prueba más de que el programa para la peatonalización progresiva va viento en popa.

En estas jornadas de blindaje al coche el Ayuntamiento pretende detectar los posibles problemas que pueda haber, «siempre con un proceso de diálogo abierto a los ciudadanos». Mientras, la comisión sigue su trabajo para plantear soluciones de movilidad para cuando tras el verano, y si se supera la prueba de fuego que será la Velá, se gane de manera definitiva al peatón.

Las posibilidades que están en estudio son diversas aunque la delegada del distrito Triana avanzó en una junta municipal que la entrada en el barrio podría hacerse por Pagés del Corro. Es decir, actualmente el giro en la plaza de Cuba hacia esta calle está restringida a buses y taxis así que fácilmente se podría ampliar al resto de vehículos. Si se habilita de esa forma, sería más fácil la mayor afluencia del tráfico desde el entorno de San Telmo hacia el interior del barrio de Triana.

Y es que la reordenación y peatonalizaciones de las calles de este distrito es algo que viene de antiguo. En el mandato anterior, con Juan Ignacio Zoido en la Alcaldía, se recuerda un ambicioso y radical plan para peatonalizar siete calles y blindar al tráfico Santa Ana. Calles como Pureza, Antillano Campos, Alfarería o Rodrigo de Triana estaban entre las elegidas. La propuesta, que se planteó a dos años del final del mandato, quedó solo en eso, en un planteamiento que no llegó a desarrollarse pese a contar con un plan de reordenación de varias calles.

A comienzos del gobierno de Juan Espadas, con la Torre Sevilla ya en marcha, los técnicos municipales comenzaron a estudiar cómo mejorar las entradas a Triana, especialmente en las zonas norte y sur, donde se concentran mayores problemas. La primera actuación que estaba sobre la mesa era habilitar nuevos accesos al barrio por Chapina y la plaza de Cuba aunque no se descartaba ya entonces acometer con «un gran consenso» las peticiones vecinales de nuevas peatonalizaciones. La calle Betis, por su importancia turística, y el entorno de la iglesia de Santa Ana, por su valor monumental e histórico, eran las primeras opciones. En ese momento, la asociación de vecinos Triana Norte pedía junto a estas calles el estudio de una parte de Pagés del Corro y Pureza como posibles escenarios de nuevas «micropeatonalizaciones».

Por el momento, además de las modificaciones llevadas a cabo en el entorno de la Torre Sevilla, donde básicamente se transformó la anterior intersección de la avenida del Cristo de la Expiración en «una rotonda en forma de pera» para permitir el acceso hacia la avenida de los Descubrimientos, los cambios en el recorrido de la línea 40 o la puesta en marcha de los buses de tránsito rápido entre la estación de metro de Blas Infante a la Cartuja, la primera gran peatonalización de la era Espadas en Triana será la que se culmine en Betis próximamente.

El modelo seguido en este proceso, que además no implicará la ejecución de grandes obras o inversiones, será el que se siga en otras calles emblemáticas de la ciudad que igualmente requieren de un replanteamiento, como es el caso de Mateos Gago. Una calle que, de hecho, el próximo martes, día de San Fernando, vivirá la primera de sus experiencias como espacio peatonal.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016