lunes, 18 noviembre 2019
02:59
, última actualización

«Centramos la estrategia en 30 destinos a menos de cuatro horas»

Unir Sevilla con ‘hubs’ europeos para que, con una sola parada, sea posible viajar a cualquier punto del mundo es uno de los objetivos del responsable del aeródromo

31 ene 2017 / 21:24 h - Actualizado: 31 ene 2017 / 22:12 h.
  • «Centramos la estrategia en 30 destinos a menos de cuatro horas»
  • Jesús Caballero es el director del aeropuerto de Sevilla que tiene como meta aumentar el número de rutas. / Reportaje gráfico: Jesús Barrera
    Jesús Caballero es el director del aeropuerto de Sevilla que tiene como meta aumentar el número de rutas. / Reportaje gráfico: Jesús Barrera

{Está a punto de cumplir cuatro años al frente del aeropuerto hispalense, al que llegó en plena crisis a la baja de viajeros. Hoy el aeródromo ha remontado el vuelo y aspira a que en 2017 se afiance la tendencia de crecimiento con nuevas rutas y las mejoras en la terminal que acaba de cumplir 25 años.

—¿Qué balance hace de los resultados de 2016 y qué previsiones tiene para 2017?

—Si tenemos en cuenta el buen comportamiento del tráfico y el desarrollo que viene experimentando nuestra actividad comercial, 2016 fue un año muy positivo.

¿Se cumplieron los objetivos en cuanto a número de viajeros y rutas?

—El año pasado cerramos con más de 4,6 millones de pasajeros; fue nuestro mejor ejercicio desde 2011 y batimos nuestro segundo récord histórico consecutivo en tráfico internacional. Estamos realmente satisfechos con estos registros, ya no sólo porque crecimos un 7,3 por ciento respecto a 2015, sino también por el salto cualitativo que hemos dado en términos de destinos y compañías aéreas. El aeropuerto ofrece hoy conexiones con más de 40 destinos, que operan una veintena de compañías.

—¿Qué iniciativas se están desarrollando para aumentar los destinos?

—En el sector del transporte aéreo se trabaja con unos márgenes de tiempo muy amplios. Son necesarias numerosas reuniones y contactos con las aerolíneas hasta que una ruta termina de cuajar. No sólo cuentan la capacidad del aeropuerto y la demanda que sea capaz de generar el destino, sino también la estrategia de negocio de las propias compañías. En nuestra hoja de ruta a medio plazo, hemos identificado una treintena de ciudades a una distancia de entre dos y cuatro horas en avión desde Sevilla que ofrecen un importante potencial.

—¿Qué perspectivas tienen para 2017?

Para 2017, de momento, ya han dado a conocer nuevas conexiones con Turín (Blue Air), Nápoles (Ryanair) y Bilbao (Volotea). Para nosotros también ha sido muy importante la que se inauguró en noviembre de 2016 con Berlín; esta ruta y las que ya teníamos con Fráncfort y Munich hicieron que la actividad con el mercado alemán se multiplicara por más de dos el año pasado.

—¿Qué más se puede hacer?

—En cuanto a los ejes de trabajo que, dentro de sus competencias, viene desarrollando Aena, destacaría la colaboración con las instituciones locales, que está dando unos resultados muy buenos; el estudio continuo del mercado y la preparación de casos de negocio para las aerolíneas; la asistencia a ferias sectoriales de primer nivel; reducción y bonificaciones de las tarifas aeroportuarias o el ajuste en los precios de algunos de los servicios que las aerolíneas utilizan en tierra. En esa misma línea seguiremos trabajando, junto con la mejora en nuestras instalaciones y servicios.

—¿Qué capacidad de crecimiento tiene San Pablo?

—El aeropuerto de Sevilla tiene capacidad para atender a 6,5 millones de pasajeros al año. La reforma del edificio terminal, más que una ampliación, aunque también ganaremos espacio, supondrá un cambio en el diseño funcional, que nos permitirá adaptar las instalaciones a las nuevas necesidades de las compañías aéreas y hacer más confortable el edificio para el pasajero.

—Estados Unidos es un destino ansiado. De lograrse la conexión, ¿qué volumen de viajeros supondría?

Estados Unidos es un destino con muchas posibilidades en Sevilla. Muestra de ello es que Nueva York es la ciudad que más pasajeros indirectos genera en nuestro aeropuerto; de acuerdo con los últimos datos de los que disponemos, superan los 26.000 al año, por lo que el potencial de crecimiento de una ruta directa sería muy importante.

—Hablaba antes del mercado alemán, ¿es posible seguir creciendo?

Sí. En el aumento de la actividad con Alemania no sólo influye el atractivo que pueda tener para los sevillanos (y viceversa), sino también el hecho de que Fráncfort es uno de los hubs más importantes de Europa y esto permite que, con una sola parada, podamos viajar desde Sevilla a prácticamente cualquier punto del mundo. Estamos convencidos de que el mercado alemán seguirá creciendo.

—¿Estambul sigue siendo el gran sueño?

—Siempre ha estado entre nuestros principales aeropuertos hub para conectar. Han sido numerosos los contactos que hemos mantenido y existe una importante demanda latente que evidencia que esta ruta funcionaría. Sin embargo, la coyuntura actual no favorece su implantación.

—¿Podría la salida británica de la Unión Europea perjudicar el objetivo de la conexión con Londres?

—Reino Unido sigue estando en nuestro punto de mira, porque ofrece muchísimo potencial, por lo que continuaremos trabajando para ampliar el abanico de destinos. Aún no sabemos en qué condiciones saldrá el Reino Unido de la UE, ni las relaciones que mantendrán ambas partes, pero sí le puedo decir que en el aeropuerto hay ahora mismo tres compañías aéreas cubriendo la ruta con Londres (British Airways, Easyjet y Ryanair) y el año pasado los usuarios aumentaron un 14 por ciento.

—¿Considera que las empresas de nuestro entorno conocen las posibilidades que ofrece el aeropuerto de Sevilla o se tiende a pensar en volar desde, por ejemplo, Madrid?

—El trabajo en común que hemos desarrollado con las instituciones locales incluía a representantes de la comunidad empresarial, por lo que creo que hemos conseguido acercarles bastante la realidad de nuestra infraestructura. A ello hay que unir numerosas actuaciones de comunicación externa en prensa y redes sociales. Dicho esto, y sin perder de vista lo mucho que hemos avanzado en ese sentido, es cierto que aún nos queda camino por recorrer, ya no sólo de cara al tejido empresarial, sino también al público en general.

—En temporadas anteriores se ha hablado de estrechar lazos con destinos de sol y playa como son la provincia de Huelva y Cádiz. ¿Se ha avanzado en ese sentido?

—En el caso del aeropuerto, lo que planteábamos era aprovechar la demanda que hay en nuestra área de influencia y captar, por ejemplo, parte del tráfico que, a través del aeropuerto de Faro, tiene como destino final la costa onubense. Para ello, sí que mantenemos contactos con representantes del sector turístico de esa provincia. La conexión con Praga en régimen de touroperación –llevamos tres veranos con ella– es un logro que se enmarca, precisamente, en esos contactos.

—¿Qué le parece el proyecto de ofrecer vuelos a la estratosfera desde Sevilla?

Se trata de una propuesta que lanzó en su día el Ayuntamiento; el aeropuerto dispone de las condiciones necesarias y, como siempre, estaremos abiertos a cualquier propuesta que beneficie al sector turístico de la ciudad y que encaje en la actividad de la infraestructura que gestionamos.

—El aeropuerto lanzó a finales de 2014 un plan de calidad con una batería de 100 medidas para ofrecer al viajero la mejor experiencia posible, ¿cuáles de ellas se han puesto en marcha?

La verdad es que se han puesto muchas en marcha. Conexión wifi gratuita e ilimitada, la renovación del mobiliario, la apertura de una sala VIP o la reforma de la zona de facturación de equipajes. Además se ha ampliado la zona comercial más de un 50 por ciento rozando los 1.700 metros cuadrados, con nuevas ofertas, y se procederá a la revisión de la zona de restauración de forma progresiva. A todo esto se le suma el rediseño de las salas de embarque, la reparación de los suelos... Se trata de un plan vivo, al que se irán incorporando nuevas medidas destinadas a acometer las mejoras y renovaciones que nos vayan demandando los pasajeros y las aerolíneas.

Tras esta larga lista de mejoras, ¿qué queda por hacer?

El proyecto más ambicioso que ahora mismo tenemos por delante es la remodelación del edificio terminal, que el año pasado cumplió 25 años. A principios de diciembre licitamos la redacción del proyecto, que se adjudicará en breve. Una vez redactado, habrá que licitar las obras propiamente dichas.

—Una de las quejas generalizadas de los usuarios suele ser el insuficiente transporte público para llegar al aeropuerto, ¿hay previstas actuaciones para mejorar el servicio?

Para el aeropuerto es muy importante estar bien conectado con la ciudad, pero es una materia en la que Aena no tiene competencias.

¿El proyecto de llevar el Cercanías al aeropuerto sería una solución?

Para nosotros, cualquier proyecto que suponga favorecer la intermodalidad y beneficiar al usuario, será bienvenido.

¿Cómo afecta los conflictos del sector del taxi a la imagen del aeropuerto y de Sevilla?

En este ámbito tampoco podemos intervenir, aunque estamos en contacto continuo con las instituciones locales y el colectivo del taxi para colaborar en todo lo que sea posible.

¿Cómo se encuentra la situación de los bomberos del aeropuerto?

Desde el pasado 1 de noviembre este colectivo trabaja con un nuevo horario, que nos ha permitido incrementar en un bombero el servicio del que dispone el aeropuerto durante todo su horario operativo. Y sin que ello suponga una merma para la conciliación. ~


Todos los vídeos de Semana Santa 2016