sábado, 14 diciembre 2019
06:02
, última actualización

Con cariño y dedicación

La Fundación New Health organiza una desayuno en la calle para que los vecinos pongan en común sus ideas para cuidar a las personas enfermas

07 feb 2017 / 23:19 h - Actualizado: 07 feb 2017 / 23:24 h.
  • Los vecinos intercambiaron ideas durante el desayuno. / El Correo
    Los vecinos intercambiaron ideas durante el desayuno. / El Correo

Cuidar a los enfermos es una cuestión que nadie debe pasar por alto, porque nunca se sabe si tendrá que estar al cargo de algún familiar e incluso si será él mismo quién necesita una persona a su lado para poder desenvolverse en la vida ordinaria. Y para que estos ciudadanos se realizan de la mejor forma posible, la fundación New Health Foundation organizó ayer en el polígono de San Pablo la actividad Churros contigo, a través de la cual reunieron a un buen número de profesionales de los cuidados con los vecinos del barrio para que, alrededor de un buen desayuno, hicieran un intercambio de ideas sobre cómo cuidar mejor a los enfermos, que además fueron dejando por escrito en un panel que los organizadores habían preparado expresamente para la ocasión.

Cristina Castillo, miembros de la fundación organizadora, explicó que se trataba de una experiencia piloto para intentar ir creando poco a poco una red de personas. «Intentamos que las familias de quienes tienen una enfermedad avanzada están más unidas y que vean la enfermedad con una cosa natural». También precisó que esta actividad se enfocaba más para que los profesionales reciban los consejos de los vecinos que han cuidado a sus familiares, y también de algunos enfermos, y no que los profesionales expliquen detalles más técnicas sobre ciudadanos de enfermos. «Vamos cada vez a una sociedad más individual y el miedo a no saber bien cómo cuidar a esta persona nos puede alejar un poco más de ella. En estas jornadas explicamos que la enfermedad es algo material y que todos podemos estar enfermos y necesitar cuidados mañana mismo».

Y así fueron las ideas principales que los vecinos fueron dejando por escrito en el tablón que se habilitó en la plaza que hay junto al centro comercial de la calle Pedro Romero. La mayoría de ellas se encaminaban más a lo sentimental que a lo técnico y profesional, y hablaban de la importancia que tiene el cariño, la atención, la dedicación y la sonrisa, por ejemplo, como armas fundamentales para hacer que la persona enferme se sienta algo mejor. Cristina Trujillo, una de las vecinas que participó en la actividad, explicó que es muy importante «hacer las cosas con cariño» e intentar dar un poco del tiempo tenga una persona para ayudar al prójimo, ya sea ayudándolo en las cosas de casa, para levantarse o acostarse o con el simple detalle de bajar a la farmacia a comprar los medicamentos que necesite la persona que está impedida y no puede bajar. Así, entre los consejos que dejaron escritos a la vista de todos reflejaban ideas como «Pide ayuda», «escucha sin opinar, respetando», «con mucha amor», «no pierda la paciencia», «disminuir el sufrimiento cuidando desde el amor» o «mucho cariño y escuchar», entre otros. Y esa es la receta. Las vecinas de San Pablo la tienen.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016