Discordia en la cocina

La asociación Cocina Solidaria mantiene su ocupación en el Code del Polígono Sur, donde está presupuestada la primera oficina de empleo estable del barrio

06 jul 2016 / 18:43 h - Actualizado: 06 jul 2016 / 21:49 h.
"Polígono Sur","Juan Manuel Flores","Mar González"
  • Algunos de los miembros de Cocina Solidaria, ayer en el Code del Polígono Sur. / Pepo Herrera
    Algunos de los miembros de Cocina Solidaria, ayer en el Code del Polígono Sur. / Pepo Herrera

La asociación Cocina Solidaria ha protagonizado este miércoles un nuevo capítulo en la que es su segunda ocupación del Centro de Orientación y Dinamización para el Empleo (Code) del Polígono Sur. A primera hora de la mañana han recibido la visita de varios operarios municipales que iban con la intención de cambiar la cerradura al creer que el centro, de escasa actividad en las últimas semanas, había quedado vacío. La presencia de inquilinos, sin embargo, les hizo desistir de su objetivo.

Esta segunda ocupación comenzó hace unos meses. Entonces el colectivo volvió a meterse en este inmueble en el que estuvo tiempo atrás para reclamar un local mayor para sus actividades solidarias de cocina. Entonces, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (Avra), se les llegó a dar un local a la asociación Chalavipen Mashkarno, Cocina Solidaria para todos, y se les aumentó las horas –de tres a cinco– en el espacio que tenían reservado en el centro cívico El Esqueleto, a un paso del Code.

El local cedido tenía unos problemas de atascos que Avra se comprometió a solucionar pero que finalmente no llegó a hacerlo. Es aquí donde se recurrió a este segundo encierro, en el que siguen. Inmaculada Senovilla, presidenta de la asociación, estaba ayer agotada: «Llevamos tres meses y medio encerrados aquí. Tenemos la cocina, y hay espacio aquí, y nos quieren echar. ¿Dónde quieren que vayamos? No le pedimos más que un espacio que tienen abandonado hace más de un año y medio», suelta de un tirón.

Pero este edificio ya tiene uso, presupuesto y personal asignado (15 personas), como sede de la primera oficina de empleo estable en un barrio. Lo anunciaron en mayo como gran proyecto y ejemplo de colaboración entre administraciones el delegado de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento, Juan Manuel Flores; el delegado territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta, Juan Borrego, y la comisionada del Polígono Sur, María del Mar González. A este respecto, el Comisionado ha recordado que la Cocina Solidaria «ha cesado su actividad en El Esqueleto» y que las entregas de alimentos por parte de Cruz Roja y el Banco de Alimentos se han detenido. No obstante, han insistido en que su intención es seguir trabajando con los miembros de este colectivo que quieran retomar la actividad de la cocina solidaria.

Cristina Honorato, edil de Participa y veterana ya en el apoyo a la asociación, contaba ayer en el Code cómo llamó al delegado del distrito para explicarle este caso: «Estas mujeres llevan mucho tiempo pidiendo un local para la cocina». En este sentido, Honorato propuso que el Code tenga una gestión comunitaria: «Nunca han hablado de apropiarse de este espacio. Aquí podría estar el proyecto que tiene en mente la administración y el de Cocina Solidaria».


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos