jueves, 05 agosto 2021
19:41
, última actualización

El tranvía al aeropuerto avanza... en el papel

PSOE y Ciudadanos pactan la inclusión de los estudios en los presupuestos. El primero estará en «tres o cuatro meses»

21 sep 2017 / 07:27 h - Actualizado: 21 sep 2017 / 07:27 h.
"Infraestructuras","Aeropuerto de Sevilla"
  • Usuarios del aeropuerto de Sevilla esperan la llegada del autobús. / Javier Cuesta
    Usuarios del aeropuerto de Sevilla esperan la llegada del autobús. / Javier Cuesta

El pacto sellado ayer entre el PSOE de Andalucía y Ciudadanos para aprobar los presupuestos autonómicos de 2018 incluye una partida, que aún no se ha desvelado, para el tranvía o tren que unirá la estación de Santa Justa con el aeropuerto de Sevilla. Una inclusión que fue remarcada –por su importancia– por los socios políticos a pesar de que el proyecto está en una fase muy embrionaria y de que lo que se promete es el inicio de las actuaciones administrativas para determinar cómo debe ser esta conexión. Poco más.

Lo cierto es que el equipo de Gobierno de Susana Díaz ya se había mostrado a favor de este proyecto, en concreto, de hacer los estudios previos oportunos, mientras que Ciudadanos reclama su ejecución y puesta en marcha desde hace tiempo.

El objetivo es construir un ramal que permita unir la estación de Santa Justa con el aeródromo de San Pablo y acabar así con los problemas de conexión que tiene éste último, al que sólo se puede acceder por carretera. En coche o en autobús. No hay más para perjuicio del turismo de la ciudad.

Según el documento que ambos partidos dieron a conocer ayer, en la actualidad se está trabajando en la elaboración del Pliego de Prescripciones Técnicas «en base a las cuales se procederá a la licitación del Estudio de Alternativas para la conexión ferroviaria entre Santa Justa y San Pablo».

Este estudio, añade el acuerdo, realizará una estimación de la demanda de usuarios de esta línea ferroviaria y, en función de la misma y de otros condicionantes técnicos, se determinará el modo de transporte ferroviario más adecuado.

Al tiempo, en la comisión parlamentaria de Fomento, el consejero del ramo, Felipe López, anunció que «en tres o cuatro meses» espera que esté listo el estudio de alternativas y que la Dirección General de Movilidad de la Junta pretende determinar la demanda estimada de usuarios, ver el modelo de transporte idóneo y «ver la viabilidad económica para afrontar la inversión, además de analizar quiénes son los actores llamados a cooperar».

Y son muchos: «El aeropuerto es competencia de Aena y Santa Justa es competencia de Adif, la N-IV es competencia del Ministerio de Fomento, y todas estas infraestructuras están enclavadas en territorio municipal».

La diputada de Ciudadanos Marta Escrivá consideró en la comisión que el aeropuerto necesita estar mejor conectado porque está aumentando el número de pasajeros y éstos sólo tienen dos opciones de transporte público: el taxi y el autobús, «medios que no son suficientes». Además, subrayó la importancia de que una conexión del aeropuerto con Santa Justa «enlazaría con el Palacio de Congresos». Escrivá recordó que en los presupuestos de la Junta para 2017 ya se contemplan, merced al acuerdo con Ciudadanos, 800.000 euros para esta actuación, «que se suman a otros 200.000 euros del Ayuntamiento», de forma que «este proyecto cuenta con un millón de euros presupuestados».

Si bien, la partida presupuestaria para el próximo año no se prevé muy alta porque sólo debe sufragar los estudios previos. Después de este trámite tendrían que venir otros muchos hasta que los sevillanos puedan ver las obras, entre ellos, lo más importantes la redacción del proyecto constructivo y la aportación económica definitiva. Es decir, que al tranvía o al tren de Santa Justa al aeropuerto de San Pablo le queda un viaje administrativo que durará años.

El Gobierno andaluz ya se comprometió este verano a elaborar un estudio de alternativas de conexión mediante infraestructuras ferroviarias, tranviarias o de otro tipo, para encontrar «la solución más óptima», así lo indicó en agosto Felipe López, quien apuntó entonces que ese tramo se podría ejecutar mediante un viaducto.

El pasado mes de marzo, el alcalde, Juan Espadas, y el portavoz municipal de Ciudadanos, Javier Millán, que ha enarbolado la bandera de la Movilidad en la ciudad y, en especial, de la conexión ferroviaria entre Santa Justa y San Pablo, viajaron hasta Bruselas para reunirse con el responsable del Pacto de Alcaldes en la Comisión Europea, Pedro Ballesteros, quien coordina dentro de la Comisaría de Acción por el Clima y Energía de la Unión Europea. La misión era intentar sacar fondos europeos para el proyecto.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla