domingo, 19 septiembre 2021
06:25
, última actualización

«La transparencia no es un portal»

Cobeña y Carnerero exigen responsabilidad a las administraciones en el ciclo ‘Sevilla, a debate’

20 feb 2017 / 22:44 h - Actualizado: 20 feb 2017 / 22:45 h.
"Sociedad","Comunicación"
  • Los ponentes José Antonio Cobeña y Alfonso Carnerero flanquean a Rosa Madrid (moderadora) antes del inicio del debate celebrado en la Fundación Cruzcampo. / Sevilla Abierta
    Los ponentes José Antonio Cobeña y Alfonso Carnerero flanquean a Rosa Madrid (moderadora) antes del inicio del debate celebrado en la Fundación Cruzcampo. / Sevilla Abierta

«La transparencia no es sólo un portal de internet, sino que debe ser una actitud de gobierno», afirmó sin ambages José Antonio Cobeña, doctor en Psicología y exdirector general de Política Digital de la Junta de Andalucía –para la que ha trabajado 25 años–, en el seno de la tercera sesión del ciclo Sevilla, a debate organizado por la asociación Iniciativa Sevilla Abierta y que, en esta ocasión, trataba de arrojar luz sobre la siguiente cuestión: ¿El peso de las administraciones públicas en Sevilla lastra el dinamismo de la ciudad?

Cobeña fue el primero –y el más clarificador en su exposición– de los dos ponentes que participaron en este encuentro celebrado en el salón de la Fundación Cruzcampo. Con una experiencia de «casi 40 años trabajando para la administración pública», el que fuera también secretario general del Servicio Andaluz de Salud (SAS) no echó balones fuera, y admitió que a la cuestión que daba título al debate había que contestar «sí de forma rotunda», aunque «hasta cierto punto». A su modo de ver, «las administraciones necesitan urgentemente una revolución», ya que «falta estrategia, falta liderazgo político, falta liderazgo técnico...».

Así, según Cobeña, «no son capaces de dar respuestas a las mareas que inundan las calles porque se sigue haciendo lo de siempre o lo que han decidido dos personas en un momento dado», de tal modo que «estamos instalados en una mediocridad galopante».

Este psicólogo se preguntó «qué preocupa y lastra a Sevilla» y aludió al Barómetro de enero de 2017 para afirmar que «Sevilla está azotada por el paro, por la fuga de jóvenes y la desconfianza ante el futuro que viene». A su parecer, «la Administración tiene que decir algo» ante el porcentaje del 27,03 por ciento de desempleo. «Hay que priorizar el gasto en educación, salud y políticas sociales» porque, además, «Sevilla envejece y tenemos que irnos preparando porque las personas mayores van a necesitar muchos recursos», añadió.

El otro ponente fue Alfonso Carnerero, arquitecto con un cuarto de siglo de experiencia en temas urbanísticos, quien se mostró crítico con «el trasiego de personal entre distintos organismos que sufre la ciudad de Sevilla», hablando incluso de un «cambio de cromos entre alcaldes y altos cargos de la Junta».

«Creo que Sevilla soporta una carga de población funcionarial muy alta», aseveró Carnerero, que aludió también a los «asesores y despachos ligados a la administración», y recalcó que todo este «trasiego» no le parece «ético». En su opinión, «hay mimbres para un empuje mayor», que no se consigue «por el carácter acomodaticio» que impera en la ciudad. Una ciudad que «ha visto mermado su poder decisorio frente a la Administración», de tal manera que no ha sido «la locomotora a la que estaba obligada por su posición».

El arquitecto explicó que «las obras del año 1992 se han convertido en un lastre. Han pasado 25 años y ya es hora de que dejemos de llorar». Y volvió a insistir en la idea de que «Sevilla debería exigir una fórmula de inversión basada en tres conceptos: la población, las condiciones del territorio y la capitalidad».

En defensa del funcionario

En el turno de preguntas del público y a través de las redes sociales, Cobeña quiso matizar que «siempre se ha echado la culpa a los funcionarios» cuando también hay «empleados de sectores como la educación, la salud o la dependencia que contra viento y marea y en condiciones dificilísimas han demostrado su buen hacer». A su modo de ver, «la gran responsabilidad es siempre del gobierno correspondiente». No obstante, defendió que «hay que reciclar a los empleados públicos utilizando herramientas digitales». Carnerero añadió que «hay trabajos que se hacen desde agencias o empresas privadas que podrían hacerse en la Administración».

La moderadora, Rosa Madrid, cerró de forma tajante: «Debería haber algo que primara el talento. Andalucía y Sevilla son muy potentes, sólo hay que proponérselo».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla