Las clarisas franciscanas de Sevilla y provincia celebran la festividad de Santa Clara de Asís

Es una de las santas más populares, fundadora de la Orden de las Hermanas Pobres

10 ago 2021 / 20:13 h - Actualizado: 10 ago 2021 / 20:32 h.
$hmKeywords_Schema
  • Santa Clara, Retablo Mayor del Monasterio Santa María de Jesús.
    Santa Clara, Retablo Mayor del Monasterio Santa María de Jesús.

Cada 11 de agosto las clarisas franciscanas conmemoran la festividad de su fundadora, Santa Clara de Asís (Italia, 1193-1253). Desde muy joven renunció a la riqueza de su noble familia para vivir en la pobreza, la oración y la penitencia. Crea y da Regla a una familia religiosa, la Orden de las Hermanas Pobres, dedicadas a la vida contemplativa. Fue una mujer que dio forma femenina al movimiento evangélico renovador iniciado por su padre espiritual y amigo San Francisco de Asís. La enorme transcendencia de la obra de Clara de Asís creó un potente movimiento religioso que conquistará toda Europa hasta nuestros días. Las clarisas de esta orden en Sevilla, pertenecientes a los Monasterios de Santa María de Jesús y Santa Inés, han realizado la novena en clausura y este miércoles celebran misas solemnes en su honor y exposiciones para la veneración de los fieles de las reliquias (trozos de huesos o del hábito de la santa). En la provincia también se llevarán a cabo estos actos religiosos en los conventos de Alcalá de Guadaira, Estepa, Carmona, Écija o Morón de la Frontera. Santa muy popular, declarada patrona de la televisión, a la que los novios antes de casarse siguen la costumbre de hacer una ofrenda de huevos, pidiendo que no llueva y que simboliza la fecundidad en el matrimonio.

Las clarisas franciscanas de Sevilla y provincia celebran la festividad de Santa Clara de Asís
Santa Clara, coro bajo del Monasterio Santa María de Jesús.


El Monasterio de Santa María de Jesús de Sevilla celebra el miércoles 11 de agosto, a las 12:30 horas, la Eucaristía en honor de Santa Clara de Asís, a cargo del sacerdote José Lora Corento. Al finalizar la misa se expondrá a los fieles una reliquia de la fundadora.

La comunidad clarisa de este convento señala que Santa Clara fue el mejor discípulo de San Francisco de Asís, siguiendo sus pasos y decía que era «su plantita». En este sentido, las hermanas aclaran que mucha gente se confunde y cree que estaba enamorada de San Francisco, pero no es así, se enamoró de la forma de vivir del santo y los unió a ambos el amor en Cristo. Estas religiosas consideran que Clara de Asís fue una mujer muy arriesgada en su tiempo, siendo muy joven y de una familia noble, ya que lo dejó todo para seguir las más elevadas exigencias del Santo Evangelio. «Optó por ese camino y nos deja el legado de seguir a Cristo crucificado a través de la pobreza, de vivir con lo necesario». Estas clarisas franciscanas entienden que, dentro de los conventos, hay mucha pobreza que practicar; pobreza que no significa morirte de hambre, sino vivir una vida sencilla y humilde. La Madre Lucía, abadesa del monasterio, dice que «Santa Clara pidió el privilegio de la pobreza y murió así. Quería vivir pobre y humilde, dependiendo de la providencia del Señor. En aquellos tiempos las hermanas clarisas vivieron de la limosna. Actualmente, nuestra labor principal es la oración y vivir en fraternidad».

En el Monasterio de Santa María de Jesús también se practica diariamente una ayuda silenciosa a los pobres, a familias muy necesitadas que acuden a la monjas para que les preparen bolsas de comida. Con la pandemia se ha incrementado aún más la pobreza.

El 11 de agosto de 1253 falleció Santa Clara. El Papa Inocencio IV, que la había visitado agonizante, presidió sus funerales. Dos años más tarde fue canonizada por Alejandro IV, y el 14 de febrero de 1958, el Papa Pío XII la declaró patrona de la Televisión, con motivo de un visión que tuvo en la Navidad de 1252.

Está muy extendida la costumbre de ofrecer huevos a la santa, pidiendo el buen tiempo, sobre todo para los novios que se van a casar. Se entregan a las clarisas para que hagan oración por la ofrenda pedida. El huevo simboliza la fecundidad, por lo que el sentido inicial del ofrecimiento era pedir la fecundidad en el matrimonio. Es conocida y acreditada la protección de Santa Clara sobre los matrimonios estériles que desean tener hijos. Así lo corrobora la Madre Lucía al indicarnos que los prometidos cuando se van a casar acuden al Monasterio de Santa María de Jesús a traerle huevos a Santa Clara para que no les llueva el día de su boda. «Nosotras rezamos para que el matrimonio permanezca unido, y haya felicidad y fidelidad».

El hábito de las clarisas franciscanas es marrón, con el cordón franciscano y el libro de la regla. En cuanto a los atributos de Santa Clara tiene varios: el báculo (lo llevan los obispos y los fundadores), la azucena (símbolo de pureza y virginidad), la palma (simboliza la santidad), corona y aureola (también de santidad), el libro (el Evangelio o el de la Regla) y el ostensorio (la custodia significa la fe de Clara en presencia real de Jesucristo en sacramento, manifiesta en la defensa del convento en el asalto sarraceno de 1240.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla