martes, 26 octubre 2021
06:32
, última actualización

“Las faldas, los tacones y el maquillaje no son solamente para las mujeres”

Fernando Bernal, un enfermero sevillano, desafía los estereotipos de género a través de la moda

Verónica Ojeda verojeper /
11 sep 2021 / 04:00 h - Actualizado: 10 sep 2021 / 22:46 h.
"Moda","Fotografía","Entrevista","LGTBI","Sexo","Infancia"
  • Fernando Bernal en el Hotel Eurostars Torre Sevilla./ Fotografía de Valentín Ángel Limón Sarabia.
    Fernando Bernal en el Hotel Eurostars Torre Sevilla./ Fotografía de Valentín Ángel Limón Sarabia.

La ropa no tiene género. Así lo defienden cada vez más las firmas de moda y personas como Fernando Bernal, un enfermero sevillano de 25 años que se maquilla y se pone falda y tacones, prendas que tradicionalmente han sido asociadas a la mujer. “Empecé en los carnavales de mi pueblo y poco a poco he ido aprendiendo de forma autodidacta. Hago lo que me da la gana tanto en el maquillaje como en la ropa”, afirma. El joven llega a la entrevista con El Correo de Andalucía para contarnos más sobre la ropa sin género y las luchas del colectivo LGTBI. Podéis verla al completo en el siguiente enlace.

Actualmente, se utiliza el concepto ‘genderless’ para hacer referencia a la moda sin género. Sin embargo, Fernando cuestiona que ese concepto sea la mejor opción para referirse a la ropa, que no tiene por qué ser de hombre ni de mujer, sino simplemente ropa para quien quiera ponérsela: “No creo que la ropa tenga género, pero tampoco que tengamos que ponerle la etiqueta ‘genderless’ para que un hombre se pueda poner una falda”.

Romper con las etiquetas limitantes

Siempre que me visto con una falda y voy por la calle me dicen cosas, ya sea de forma directa o indirecta porque, aunque no te digan nada, se oyen murmullos de fondo o comentarios a lo lejos. Al final, si no son palabras, son miradas o gestos”, explica Fernando, que intenta romper con los estereotipos de género y disfrutar de la moda sin prejuicios. “No me importa ponerme una falda, unos tacones o maquillarme porque no lo considero que sea de mujer. Es frustrante que todavía eso se considere chocante cuando debería estar muy normalizado”, añade.

“Las faldas, los tacones y el maquillaje no son solamente para las mujeres”
Tacones de Fernando Bernal en el Hotel Eurostars Torre Sevilla./ Fotografía de Valentín Ángel Limón Sarabia.

Los estereotipos de género son características que se asocian a hombres y mujeres según su sexo, y suponen una etiqueta limitante al no incluir a las personas que no se sienten identificadas con esos atributos. La interiorización de estos estereotipos condiciona la forma de pensar e interactuar de las personas. Por eso, Fernando nos cuenta: “Hay gente que se maquilla e intenta huir de maquillajes ‘femeninos’ porque mientras más se acerca, peor considerado está tanto por la sociedad como por nosotros mismos. Aunque tú te reeduques y conozcas a personas que van como tú siempre hay algo que no acaba de convencerte”. Los comportamientos que se esperan de las personas, como la forma de vestir, acaban así determinados por los estereotipos de género que han ido aprendiendo desde la infancia.

La orientación sexual también se ve afectada por estos estereotipos en la moda, porque, aunque no tiene nada que ver con los gustos a la hora de vestir, Fernando opina que la sociedad “acepta más” que él se ponga una falda, que se define como “un hombre bisexual y cisgénero”, a que se la ponga un chico hetero, que lo tienen “más difícil por su sexualidad”. “Tengo amigos heteros que se han querido maquillar o ponerse una falda y les ha dado mucha cosa porque piensan que les van a juzgar o agredir. Las faldas, los vestidos y los tacones no son solamente para las mujeres”, dice.

En este sentido, Fernando enfatiza que las agresiones, ya sean por la vestimenta o la orientación sexual, son cada vez más preocupantes. “El orgullo no es un día, es todo el año. La defensa del colectivo es una lucha constante. Si oyes un comentario en la calle o en clase decidlo, no te calles. Tan importante son las personas que están dentro del colectivo como las que no pertenecen a él. Si os calláis, legitimáis que se produzcan ese rechazo”.

Romper con las etiquetas, mostrar la diversidad, respetar a las personas y no juzgar. “Hay que seguir visibilizando todo tipo de cuerpos, de perfiles y de todo lo normativamente distinto”, recalca Fernando, para quien vestirse y maquillarse como quiere “es una lucha contra todo”.

“Las faldas, los tacones y el maquillaje no son solamente para las mujeres”
Fernando Bernal en el Hotel Eurostars Torre Sevilla./ Fotografía de Valentín Ángel Limón Sarabia.

Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla