jueves, 16 septiembre 2021
19:21
, última actualización

Las limitaciones de aforo condicionan la reapertura de La Maestranza

La Junta quiere que el Ministerio de Sanidad aclare las posibles interpretaciones de la norma de distanciamiento social

13 abr 2021 / 20:33 h - Actualizado: 13 abr 2021 / 20:44 h.
"Ópera","Conciertos","Cine","Sanidad","Seguridad","Pandemia"
  • Plaza de toros de la Maestranza. / Antonio M. García
    Plaza de toros de la Maestranza. / Antonio M. García

Las limitaciones de aforo condicionan la reapertura de la plaza de toros de La Maestranza, que sigue en el aire porque la Junta quiere que el Ministerio de Sanidad aclare las posibles interpretaciones de la norma de distanciamiento social después de que la empresa que gestiona el coso presentara un plan de contingencia.

El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha informado este martes de que la Junta ha pedido una aclaración al Ministerio de Sanidad sobre las distancia de un metro y medio en espectáculos públicos regulada en una ley estatal que entró en vigor el 30 de marzo, pues aunque la norma establece «nítidamente» dicha distancia puede «llevar a cierta interpretación».

Lo que quiere saber la Junta es si se puede compensar con otras medidas o no, una aclaración que espera que se produzca en la reunión de mañana del Consejo Interterritorial de Salud, ya que el Gobierno andaluz «no puede legislar en contra de una norma estatal».

La temporada taurina en Andalucía arranca en Sevilla en abril y la empresa Pagés, que gestiona la Maestranza, considera inviable la superación mínima de metro y medio entre espectadores, por lo que presentó un plan a la Junta en el que plantea obligar a los espectadores a estar vacunados o a una prueba de PCR para poder contar con la mitad de su aforo, 5.597 localidades.

Por su parte, el consejero de Salud, Jesús Aguirre, manifestó este martes que las medidas anunciadas por Pagés para la celebración de la Feria de Abril, que debía comenzar el próximo domingo, son «lo que marca la ley» para la provincia de Sevilla, que se encuentra en el nivel 2 de la pandemia, lo que obliga a un aforo del 50 % y una separación de un metro y medio entre espectadores.

En la misma línea se ha pronunciado el presidente andaluz, Juanma Moreno, quien ha subrayado que su Ejecutivo quiere que «haya toros» en La Maestranza. «Este gobierno ha sido el que más ha apoyado al sector de los toros en todos los ámbitos», ha asegurado, pero ha insistido en que la ley se tiene que cumplir.

La polémica se debe a que los empresarios dicen que con mayores limitaciones no es rentable abrir porque implicaría reducir el aforo de La Maestranza a 1.362 personas.

Esta situación ha provocado también reacciones entre los toreros, entre ellos el diestro peruano Andrés Roca Rey, que ha denunciado este martes que «el trato discriminatorio que está sufriendo la fiesta de los toros respecto a otros sectores de la cultura no responde a intereses sanitarios» y que ha recordado que «miles de familias» en España «dependen de un sector señalado y olvidado por intereses políticos».

Roca Rey se ha sumado así a las manifestaciones de José Antonio Morante de la Puebla, con quien está anunciado el próximo domingo en Sevilla junto a Pablo Aguado para matar una corrida de toros de Victoriano del Río a expensas de lo que decida la Junta de Andalucía sobre las medidas sanitarias.

«Celebro la idea de mantener abiertas las salas de cine, los teatros, los museos, la ópera, las salas de conciertos, las galerías de arte», ha afirmado el torero limeño, quien a la pandemia ha sumado una larga inactividad de casi dos años por lesión.

Andrés Roca Rey ha reclamado «respeto y consideración hacia el mundo de la tauromaquia» y que, puesto que el toreo depende del Ministerio de Cultura, se le «impongan exactamente las mismas condiciones que a cualquier otro espectáculo cultural».

José Antonio Morante ‘Morante de la Puebla’, por su parte, ha manifestado en una entrevista en esRadio que en la Junta de Andalucía «se asustan, como en Madrid».

«La Junta de Andalucía está poniendo muchos problemas y a día de hoy no sé si voy a poder torear este domingo en La Maestranza», ha asegurado antes de recordar que «en Castilla-La Mancha permiten que se celebren las corridas con el 75 % del aforo y en Extremadura dejan hasta un 50 %».

El diestro mantuvo que «la norma nacional dice que hay que guardar un metro y medio siempre que sea posible» y que ello «deja un vacío interpretable que no quiere interpretar la Junta de Andalucía», y aseveró que «esa desidia» le «indigna» porque Sevilla es su tierra y «la Meca del toreo».

En los últimos días también ha terciado en la polémica la Unión de Criadores de Toros de Lidia, que ha solicitado a las autoridades sanitarias y gubernativas de la Junta de Andalucía una mayor flexibilidad en la aplicación de las medidas de seguridad e higiene vigentes en materia de espectáculos públicos.

Según los datos que maneja la Unión de Criadores, las pérdidas económicas ya superan los 150 millones de euros al estar prácticamente paralizada la actividad, lo que también está ocasionando que muchas de las ganaderías «se vean obligadas a su desaparición con el desastre ecológico y genético que ello supone».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla