«Para Espadas sería más cómodo que yo no estuviese en la oposición»

Entrevista a Juan Ignacio Zoido, portavoz municipal del PP. Ha vuelto a ocupar el despacho que ya tenía cuando lideró la oposición entre 2007 y 2011. Desde allí le dice al alcalde, Juan Espadas, que tranquilo, que no se va a encontrar trampas en los cajones, aunque por todo su discurso el que más sobrevuela es Monteseirín...

19 sep 2015 / 23:14 h - Actualizado: 20 sep 2015 / 13:24 h.
"Local","Juan Ignacio Zoido"
  • Juan Ignacio Zoido, fotografiado en la terraza del edificio consistorial con la Giralda de fondo. / Fotos: Pepo Herrera
    Juan Ignacio Zoido, fotografiado en la terraza del edificio consistorial con la Giralda de fondo. / Fotos: Pepo Herrera

El rey Juan Carlos I y la Macarena copan las fotografías repartidas por su despacho, en el que también destaca una escena en la que está con su equipo de gobierno con el chaqué de los grandes eventos procesionales. Y no pasa desapercibida una instantánea en la que rinde honores a la bandera de España.

Da la sensación de que le está costando abandonar el traje de alcalde, que no termina de salir del cargo...

—No, ninguno, de hecho soy el único que después de haber sido alcalde sigue en la oposición, porque creo que me han quedado muchas cosas por hacer. ¿Que por qué? Pues porque recibí una mala herencia y en el peor momento económico y financiero, y aún así he entregado una ciudad con las cuentas saneadas, con los servicios públicos funcionando a tope, a pleno rendimiento y con un alto nivel de calidad.

—Habla de mala herencia, pero Juan Espadas ya está quejándose de la suya, ¿ha dejado algún cadáver político o económico en algún armario?

—No, en absoluto. El señor Espadas puede tener la tranquilidad de que no se va a encontrar nada de lo que yo me encontré, si acaso se puede encontrar todavía consecuencias de la sombra alargada del PSOE y Monteseirín, que han superado hasta mi propio mandato, y la prueba está en Mercasevilla. El señor Espadas puede estar tranquilo que le he dejado las cuentas claras, recibí 790 millones de deuda y han quedado 502.

—Como juez, ¿cómo le sienta que el alcalde le acuse de actuar con irresponsabilidad jurídica en casos como el de la comisaría de la Ranilla, que obliga a pagar dos millones más a la empresa Detea?

—Creo que se están haciendo afirmaciones que son temerarias, porque la defensa jurídica del asunto de Detea se ha llevado desde los servicios jurídicos del Ayuntamiento, y por tanto a quien ostenta hoy la responsabilidad le pido por un lado prudencia y por otro que respete el trabajo de los profesionales. Además, la sentencia es consecuencia de un convenio complejo que se firmó en la época de Monteseirín.

—Resalta que sigue en la oposición, ¿puede garantizar que va a aguantar los cuatro años?

—Yo siempre he mantenido mi compromiso con Sevilla. Mi deseo es que el partido siga confiando en mí y pueda estar en la oposición todo el tiempo, pero como no me agarro al sillón ni como alcalde ni en la oposición, no me quiero aferrar: mientras yo me sienta útil y el partido sienta que soy útil, estaré aquí.

—¿Prioriza repetir como candidato en 2019 antes que encabezar la lista del PP al Congreso en diciembre?

—Para mí la prioridad es optar a la Alcaldía de Sevilla.

—¿Cierra entonces la puerta a ir en la lista al Congreso?

—Es que es una puerta que no se ha abierto jamás, por tanto no la puedo cerrar.

—¿Haber sido alcalde no le invalida para liderar la oposición, no le lima el colmillo?

—No, al contrario, ahora tengo mayor experiencia y conozco internamente todos los recursos y resortes del Ayuntamiento. Hoy tengo más datos y conocimientos de los que tenía antes de ser alcalde, así que comprendo que para el señor Espadas sería mucho más cómodo que yo no estuviese en la oposición, que yo hubiese abandonado.

—Han pasado ya meses desde las elecciones, ¿ha digerido los resultados?

—No los esperaba, sinceramente no los esperaba. Sabía que teníamos que tener un desgaste, propio de los años de gobierno, y porque tuvimos que adoptar medidas que no teníamos previstas pero a las que las circunstancias nos obligaron. Fue una decepción, pero ya se ha asumido todo y estamos con renovadas ilusiones.

—¿Los sevillanos han sido injustos con usted?

—No, los sevillanos han expresado lo que querían, y para mí siempre los sevillanos tienen razón.

—¿Le perjudicó lo que ha hecho Rajoy en el Gobierno, como en 2011 Zapatero perjudicó a candidatos del PSOE?

—Rajoy no me ha perjudicado en absoluto, lo ha hecho la coyuntura política y económica mundial que hemos tenido. Rajoy ha sido un gran presidente y ha medida que pase el tiempo la sociedad lo va a valorar y reconocer. En este tiempo, para mí como alcalde de Sevilla es una satisfacción que pese a todo, y en estos momentos tan difíciles, hayamos sido el ayuntamiento que más ha apostado por las políticas sociales de toda España.

—En 2011 recibió el mayor apoyo popular que ha tenido un alcalde en democracia, ¿tiene la sensación de haber defraudado, de fracaso?

—No, de fracaso no, sí de que me han quedado cosas por hacer, pero la conciencia la tengo tranquila porque he hecho lo que he podido. No he tenido la oportunidad de hacer muchas cosas porque no había dinero, pero aún así he saneado las cuentas y además he bajado los impuestos.

—¿De saber la situación económica, habría rebajado tantas promesas como hizo?

—Sí, habría dicho que haríamos las cosas si teníamos disponibilidad presupuestaria, como hoy oigo tanto decirlo, que es muy socorrido.

—¿Ha desaprovechado el voto prestado que tuvo en 2011?

—Bueno, yo he mantenido mucho voto prestado, y la prueba está en los apoyos populares que sigo teniendo.

—¿Cómo ve a Juan Espadas, cómo valora sus primeros cien días de gobierno?

—Lo miro con el respeto como alcalde y jamás haré una valoración como la que él hizo en su día, esperaré más tiempo para poder hacer una valoración de él a que los nuevos presupuestos se presenten y veamos dónde están las prioridades de este gobierno.

—¿Considera que es un alcalde fuerte?

—Desde el respeto institucional, creo que va a ser rehén de algunos compromisos que ha tenido que hacer con los partidos que le han dado su apoyo, y además ya ha habido actos que evidencian que el Ayuntamiento de Sevilla ha perdido la autonomía, y que pasa a ser una sucursal de la Junta de Andalucía, volvemos otra vez a ver la servidumbre del PSOE. Le pido al alcalde que el Ayuntamiento de Sevilla sea independiente, pero eso te lo da estar fuerte y sobre todo sentirte respaldado por los ciudadanos, y el problema de Espadas es que ha perdido las dos elecciones y ha obtenido los peores resultados del PSOE de toda la historia.

—¿Cree que va a persistir lo que usted definió como bloqueo de la Junta a Sevilla?

—Ahora le van a ayudar, no me cabe la menor duda, pero yo lo que quiero es que la ayuda sea poniendo las cantidades que deben de poner, ayuda no es como el otro día con la visita de la consejera de Cultura, hacernos fotografías y luego nada de nada.

—¿Cuál es la mejor herencia que le deja a Espadas?

—El saneamiento de las cuentas públicas y el mantenimiento de los servicios públicos básicos de la ciudad.

—¿Su mayor espina es Emvisesa, no haber hecho ni una sola vivienda social?

—Miren, en estos cuatro años no se ha hecho vivienda en ninguna ciudad de España, ni por las empresas públicas ni por las privadas, pero hemos sido los que más ayudas sociales hemos prestado y no se ha desahuciado a nadie.

—¿Qué le parece que se liquide el mapping navideño?

—Respeto lo que haga el equipo de gobierno actual. Yo me comprometí a que quería dinamizar la Navidad y lo logramos. ¿Que si creo que es un error? No, me parece una decisión que se toma.

—Por cierto, ¿se arrepiente de seguir con el @zoidoalcalde en Twitter?

—No, lo tenía antes de ser alcalde, ¿por qué lo voy a cambiar?

—¿Es un mensaje del pasado o del futuro?

—Del futuro, claro...


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos